Portada » Miniseries

Etiqueta: Miniseries

‘Desplazados’, el drama de los refugiados descoloca al espectador

Yvonne Strahovski protagoniza 'Desplazados', el drama de refugiados de Netflix

Hoy se estrena en Netflix Desplazados (Stateless), miniserie de seis capítulos de unos 50 minutos de duración qué está haciendo mucho ruido a nivel internacional por varios motivos. Uno de ellos ha sido el enorme éxito que ha tenido su estreno en la ABC Australiana, y otra razón son los nombres que están detrás y delante de las cámaras. Está co-producida y co-creada  por Cate blanchett, que también tiene un papel junto a Dominic west (The Wire, The Affair) e Yvonne Strahovski (la mala malísima Serena de El cuento de la criada), sobre la que recae el peso de la serie y lo hace con una nota de sobresaliente.

Desplazados hace una crítica a los centros de detención de inmigrantes muy parecida a la que veíamos hace poco en Eden, serie estrenada por Filmin. Evidentemente con una producción mucho más cuidada y un mayor presupuesto, lo que ha hecho que llegue a más público. En esta ocasión, para hacer dicha crítica, utiliza la historia de cuatro personajes que se cruzan en un centro de detención australiano, pero a diferencia otras producciones no solo son historias de inmigrantes que pueden quedar más alejadas de nuestra realidad. En esta ocasión suman a la ecuación varios personajes del «primer mundo»,  haciendo que el menos empático llegue a pensar que tomando un par de malas decisiones en la vida puede verse en una situación parecida. 

Una familia afgana está en el centro de la trama de 'Desplazados'

Para ello utiliza la historia real de una azafata de vuelo de clase alta, que por distintos motivos como la no aceptación de su familia o sus trastornos afectivos y mentales harán que acabe completamente absorbida por una secta. Esto le lleva a tomar unas cuantas decisiones erróneas que la harán dar con sus huesos en el centro de detención. Allí también nos encontramos la historia de una familia de afganos que intenta llegar a Australia para darle un futuro mejor a sus hijas. Además se cruzan las vivencias de la directora y uno de los vigilantes del centro que tendrán que luchar con sus conciencias, ya que saben que los métodos utilizados en dicho centro no son los más éticos y que realmente están enfocados en recibir subvenciones y mantener el mayor número de inmigrantes retenidos en el centro. Otro caso más de un centro regentado por una empresa privada a la que le importan más los números, que insertar a estos inmigrantes en la sociedad.

En un principio la narrativa puede parecer errónea ya que va mezclando las distintas historias y a modo de flashbacks nos va contando cómo cada personaje ha llegado hasta allí teniendo al espectador perdido por la falta de datos. Con esto consigue que nos sintamos desplazados y perdidos como están los protagonistas al no saber en muchas partes del metraje como han llegado hasta el lugar o tiempo en el que se está narrando. Una vez vista al completo me parece uno de los mayores aciertos de la serie. Como es comprensible además de estas cuatro historias, veremos a su alrededor las de muchos otros inmigrantes que por distintas razones llevan años y años encerrados en este centro sin saber cuál será su futuro.

Los trabajadores del centro de detención de inmigrantes también tienen protagonismo en 'Desplazados'
STATELESS (L to R) ASHER KEDDIE as CLAIRE KOWITZ and DARREN GILSHENAN as BRIAN in episode 102 of STATELESS Cr. LISA TOMASETTI/NETFLIX © 2020

El caso real en el que se basa destapó en Australia más de 200 casos similares de gente detenida negligentemente y nos acerca una realidad que pensamos que es muy lejana, pero que realmente está ocurriendo en todos los países (entre ellos el nuestro), donde hay centros de éste tipo. Mientras la veía, durante gran parte del metraje me vino a la mente aquel magnífico capítulo sobre la inmigración de Years & Years (quien la haya visto sabrá a cuál me refiero) pero aquí más desarrollado. Estoy seguro que Desplazados hará las delicias de los amantes de  series con trasfondo social y a mi personalmente me ha parecido de lo mejor que se ha estrenado este año.

Desplazados está disponible completa bajo demanda en Netflix

‘Deep Water’: mentiras diluidas en agua

Filmin estrena hoy la miniserie original de ITV, 'Deep Water'

Parece que las plataformas y productoras están empeñadas en confundir al espectador con los nombres (como ya comenté en un artículo anterior sobre Pure), y lo han vuelto a hacer con esta miniserie que se llama igual que una australiana de 2016 y una o dos películas. En esta ocasión nos referimos a la Deep Water que se estrena de forma completa hoy en Filmin. La serie consta de seis episodios de unos 45 minutos de duración y se trata de la última producción de la guionista de Mrs. Wilson, Anna Symon. Vista por más de 6,3 millones de espectadores en Reino Unido y comparada por su temática una vez más con Big Little Lies, como una de las últimas series que hemos analizado, Little Fires Everywhere.

ITV puso a disposición de los espectadores los seis episodios de golpe en su plataforma de streaming ITV Hub por primera vez en su historia, lo que le ha llevado a un enorme éxito de audiencia. Deep Water está protagonizada por Anna Friel, Sinead Keenan y Rosalind Eleazar, que interpretan a tres amigas que deben hacer equilibrios para conjugar familia y trabajo, y cuyas vidas da un vuelco cuando la hija de una de ellas desaparece misteriosamente. Con está excusa de la desaparición empiezan a surgir miles de mentiras y medias verdades que ocultan tanto ellas como sus familias y amigos que las rodean. En un principio todos estos secretos ocultos parecen nimiedades pero según van confluyendo entre ellas, descubrimos los secretos de cada personaje y empiezan a interactuar entre ellos la serie despega y de que manera al saber todo lo que ocultan y la frustración y desesperación que supone el ocultar tantas mentiras y vemos como esto afectará a sus vidas .

Anna Friel, Rosalind Eleazar y Sinead Keenan protagonizan 'Deep Water', de estreno en Filmin

Con una fotografía perfecta y un nivel técnico muy alto, rodado con mucha calidad nos vamos adentrando poco a poco en esa red de mentiras que analiza la serie: infidelidades, apariencia, educación de los hijos, diferencia de clases sociales y esa envidia que nos hace desear lo que no tenemos y no valorar lo que nos pertenece. Este cóctel la convierten en una buena propuesta que va más allá de comparaciones ya que con Big Little Lies solo comparte temática.

La disfrutarán mucho los amantes de esas series de madres y las mentiras que les rodean, y cómo luchan para mantener sus familias unidas. Y en las cuales se nos hace siempre una crítica de la sociedad en la que vivimos.

Deep Water está disponible completa bajo demanda en Filmin

Nos quemamos con David Tennant en ‘El incendio’

Filmin estrena la esperada nueva miniserie protagonizada por David Tennant

Una de las incógnitas que planeaban sobre el mundo seriéfilo era quién se quedaría con el estreno en España de Deadwater Fell, titulada en nuestro país El incendio. Se trata ni más ni menos que la última serie protagonizada por David Tennant (Doctor Who, Broadchurch…), un actor que solo con su presencia hace subir enteros a una serie. Todos sus fans estaban deseando saber donde podrían ver su último trabajo .

Hoy día 19 de mayo se estrenará en Filmin y la plataforma vuelve a hacerse con el estreno de una serie muy esperada que consta de cuatro capítulos de unos 45 minutos de duración, lo que hace que se vea rápidamente. El incendio es un thriller dramático escrito por Daisy Coulam (Grantchester), que ha cosechado excelentes críticas en Reino Unido, donde se emitió el pasado mes de enero, y que yo pude ver durante su emisión.

El relato de El incendio está ambientado en una pequeña y muy unida comunidad de Escocia sacudida por un trágico accidente, el incendio en casa de Tom Kendrick, el admirado médico de cabecera local. En el incendio fallecen su esposa y sus dos hijas, pero los primeros descubrimientos alrededor del incidente revelan que esta aparentemente modélica familia escondía oscuros y escalofriantes secretos.

La serie en sí no está mal, explota todos los elementos que suelen hacer a la perfección las ficciones británicas: pueblo pequeño, sospechosos conocidos o incluso familiares, una gran fotografía y una música que poco a poco te va metiendo en el drama y en el misterio que suele envolver a estas narraciones. Las actuaciones están sobresalientes todas, aunque destaca como siempre David Tennant que asume su papel a la perfección.

David Tennant protagoniza 'Deadwater Fell' ('El incendio'), que se estrena en Filmin

Hasta aquí todo bien, pero a mi parecer la miniserie utiliza una narrativa equivocada en la cual se nos muestra el incendio y sus consecuencias: muertes, sospechas, etc. Y a partir de ahí se nos cuenta cómo han llegado hasta ese punto cada uno de los personajes utilizando dos líneas temporales o flashbacks. Para mí, completamente desacertada esta forma de contar la historia ya que desde el primer capítulo podemos intuir quién es el culpable, lo que hace que pierdas interés y ese viaje que debería hacerte empatizar, odiar, o sospechar de todo lo que se te está mostrando. Lo único que te queda por descubrir son las razones que llevaron al sospechoso o sospechosa a cometer este acto tan atroz.

Para mi una narrativa lineal le hubiera hecho ganar enteros, ya que viviendo en primera persona la evolución de las distintas relaciones, hubiera hecho que tus sentimientos fueran in crescendo y el final te abriera las carnes, que es lo que intentan esté tipo de producciones. En resumen, El incendio es una buena serie, muy entretenida, que te robará poco tiempo pero que no pasará a la historia. A mi entender el intentar liar la historia hace que la familia protagonista no sea la única que se queme, si no también provoca que el espectador se queme ante tanta evidencia.

El incendio (Deadwater Fell) está disponible completa bajo demanda en Filmin

‘The Accident’, dramón británico en estado puro

La nueva mini serie de Filmin es 'The Accident', creada por Jack Thorne y protagonizada por Sarah Lancashire

El pasado 26 de noviembre, Filmin estrenó una de las mini series más vistas este año en el Reino Unido. Se trata de The Accident, una ficción original de Channel 4 de cuatro capítulos de 45 minutos de duración. Además viene avalada por grandes nombres delante y detrás de las cámaras.

La serie ha sido creada por Jack Thorne y protagonizada por Sarah Lancashire (Happy Valley) y Sidse Babett Knudsen (Borgen), está ambientada en un pequeño pueblo galés sacudido por una catástrofe que ha acabado con la vida de ocho niños y un hombre, tras el derrumbe de una gran construcción que debía traer riqueza y puestos de trabajo a la zona.

La serie va al grano desde el minuto uno sin andarse estirando tramas , es un dramón típico inglés con todas las letras que hará las delicias de los amantes del género, no en vano está tras ella Jack Thorne, uno de los guionistas británicos de moda gracias al éxito de The Virtues, La desaparición de Kiri, o National Treasure, todas disponibles en Filmin. Además, está presente como guionista de una de las series que más está dando que hablar últimamente, LaMateriaOscura, que se puede ver en HBO España.

Enorme tragedia la que ocurre en el primer episodio de 'The Accident'

Tiene todos los complementos que harán disfrutar (o sufrir) a todos los que les guste este tipo de series: buenos diálogos, ambientación en pueblo pequeño que mezcla su belleza con una atmósfera asfixiante y un giro de guión en el capítulo final, que quien conozca este tipo de series británicas sabrá de lo que hablo .

No en vano se ha convertido en el mejor estreno de toda la historia de Filmin desde que anda operando desde 2007 Este éxito viene dado al interés en traer los productos doblados el mismo día del estreno lo cual agradecen buena parte de los suscriptores que ven en versión doblada.

‘Years and Years’: una ‘distopía’ muy real

'Years and Years', una de las miniseries más destacadas del año

Hoy hablaremos de una de las mejores miniseries de 2019, producción original de BBC y que en España podemos disfrutar a través de HBO. Aunque parezca imposible, aún tenemos el poder de sorprendernos con una buena historia distópica, pero factible, en la que un posible futuro cercano nos acecha y la indiferencia es un precio muy alto. Se trata de Years and Years, en la que vemos el mundo a través de los ojos de los Lyons, una familia de clase media inglesa y cómo afrontan los cambios sociales, desde el año 2019 hasta una década posterior.

Entre el fabuloso plantel de actores, tenemos a Rory Kinnear (Stephen), T’Nia Miller (Celeste), Anne Reid (Muriel), Ruth Madeley (Rosie), Jessica Hynes (Edith), Russell Tovey (Daniel), Maxim Baldry (Viktor) y Emma Thompson (Vivienne Rook), entre otros. La serie ha sido creada, por el guionista británico Rusell T. Davies, que nos ha dejado joyitas como Queer as Folk, Banana, Cucumber, Tofu y la gran A Very English Scandal.

En esta serie se conjugan el lado más nefasto de las políticas populistas, los adelantos tecnológicos, la homofobia y la xenofobia, aderezado con la caída de los mercados financieros y el extremo control del gobierno en situaciones de ámbito doméstico. Una dura crítica a los incidentes que ya estamos viviendo ahora en el llamado primer mundo.

Con Years and Years, he tenido una montaña rusa de sentimientos encontrados. Por un lado, experimenté la desconfianza a la tecnología, como lo mostrado por Charlie Brooker y su genial Black Mirror, donde los asistentes virtuales y altavoces inteligentes, monitorizan cada paso que damos y son testigos de nuestras conversaciones más íntimas. En otro momento, con la historia de Viktor y Daniel, tuve rabia, impotencia y mirando con otros ojos a los emigrantes y refugiados. O con la vida laboral caótica de Stephen y sus micro-empleos basura, después de la pérdida de todos sus ahorros. Con la difícil vida de Rosie, madre soltera con 2 hijos y padeciendo espina bífida, donde la burocracia limita su pequeño negocio y convirtiendo su barrio en una zona fortificada por la policía, para evitar el libre movimiento de los ciudadanos de segunda, me recordó a los inicios de los ghettos judíos en Alemania. Pero con el activismo de Edith, donde pone en riesgo su vida, y aunque no lo parezca, es un granito de arena para el cambio y la transformación, logré empatizar con esos que quieren un mundo mejor.

Emma Thompson tiene un papel secundario, pero muy importante en 'Years and Years'.

Uno de los grandes momentazos de la historia, es el discurso de Muriel, la abuela de los Lyons, que nos hace pensar en lo que estamos haciendo y cómo somos cómplices de todo lo que pasa y lo que ocasionamos con esas acciones. Ya estamos en una sociedad convulsa, debemos aprender de los errores y las malas decisiones, cuando compramos algo o votamos a determinada corriente política, sin cuestionarnos quién está detrás y que consecuencias tienen sus propuestas sociales y económicas. La tecnología puede ayudarnos, pero no debemos perder nuestra esencia humana y sobre todo, valorar nuestras libertades que ya hemos ganado, que después será muy tarde.

Years and Years está disponible bajo demanda en HBO España.

‘La voz más alta’, el manual del manipulador

La miniserie de Showtime, que en España se puede ver en Movistar+ es 'La voz más alta', basada en la vida de Roger Ailes

Una de las series, o mejor dicho, mini series que más han dado de qué hablar este verano ha sido La voz más alta (The Loudest Voice). Consta de siete episodios de entre 40 y 50 minutos y se ha podido ver a través de Movistar+ en España, gracias al acuerdo que la operadora tiene con Showtime. Disponible en versión original y doblada al español. Está protagonizada por Russell Crowe apoyado por dos sensacionales actrices como Sienna Miller y Naomi Watts, entre otros.

La voz más alta se centra en la historia de Roger Ailes, fundador de Fox News. Cada capítulo cuenta lo acaecido en un año importante en la vida de Roger Ailes (que van desde 1995 a 2016) y por ende, al canal de noticias de cable con mayor numero de espectadores. Y como consecuencia, a la política de Estados Unidos e internacional. Se narra perfectamente desde su formación, pasando por el éxito mundial, hasta llegar a la acusación de acoso sexual que hizo hundirse a este magnate, que desde su canal llego a dominar el futuro político de Estados Unidos y ser muy importante su opinión en la elección de presidentes. Con unos diálogos claros e inteligentes, La voz más alta es un decálogo de la manipulación de los medios de comunicación y de cómo Roger Ailes utilizo su experiencia en política (fue asesor del Partido Republicano) para conseguir audiencia de cualquier forma sin importarle realmente la veracidad de lo que se contaba.

Se quedan un poco cortos los siete capítulos ya que la parte personal de Roger Ailes hubiera quedado más redonda con un poco más de desarrollo. No ahonda todo lo que merece en el caso de acoso sexual, que hizo caer al fundador de este gran imperio de noticias, y muchas de las personas se nos despiden con rótulos, contándonos que sucedió con ellos y con un metraje mas largo hubiera quedado perfecta.

Russell Crowe encabeza un reparto de lujo con Sienna MIller, Naomi Watts, Seth MacFarlane, entre otros

A pesar de quedar un poco coja, para mi La voz más alta es de lo mejor que se ha producido este año, ya que los seis primeros capítulos tienen un ritmo al mas puro thriller o película de acción. No te deja respirar y vas viendo como hechos históricos de la política actual han sido manipulados y cómo llegaron a nuestros oídos. Le gustara a quien sea critico con la política y le guste ver los entresijos de un canal de televisión por dentro. Lo más destacable es que a cualquiera que le interese un mínimo este tema a pesar de ser un neófito como yo, entenderá desde el minuto uno ya que no se enrolla ni utiliza terminología técnica que nos pierda, todo lo contrario. Por estas y muchas más razones ,a nivel técnico es perfecta, y el nivel de actuación es sobresaliente. La voz más alta es una serie de puñetazos verbales que despierta conciencias. 

La voz más alta está disponible completa bajo demanda en Movistar+

‘Maniac’, la bendita locura de Cary Fukunaga

Maniac, la nueva serie de Netflix

Netflix ha irrumpido en la nueva temporada de otoño con mucha fuerza. Justo antes de que los estrenos de las networks puedan ensombrecer a algunas de sus novedades, la plataforma ha sacado una de sus mejores armas de cara al final de este año. Maniac, por los nombres que tiene delante y detrás de las cámaras solamente, ya es un producto casi de obligado visionado. Pero además, su estética, narrativa y ambientación, la convierten en una mini serie muy especial. Este artículo está libre de spoilers.

Nombres

Por si todavía no lo sabéis, el director de los diez episodios que componen Maniac es Cary Joji Fukunaga, recordemos que también hizo pleno dirigiendo la primera temporada de True Detective, la buena, y personalmente pienso que él fue el culpable de su éxito más allá del guión de Nic Pizzolatto. Junto a él, en la producción ejecutiva y también como co creador figura Patrick Somerville, guionista de la gran The Leftovers. Con estos dos es muy difícil equivocarse.

Pero no sólo detrás de las cámaras o la sala de guionistas hay talento, la pareja protagonista es ni más ni menos que dos de los actores más relevantes en la industria del Hollywood actual, Emma Stone y no tanto, pero también, Jonah Hill. Y muy bien acompañados por Justin Theroux, que está para echarle de comer aparte, Sally Field, Gabriel Byrne y otros actores conocidos de la pequeña pantalla como Billy Magnussen (Get Shorty), Jemima Kirke (Girlso Julia Garner (The Americans). 

Justin Theroux interpreta a un personaje excéntrico en Maniac

¿Qué es ‘Maniac’?

Maniac nos sitúa en un presente alternativo en el que la tecnología no ha avanzado tanto como en nuestra realidad aunque los métodos publicitarios son sorprendentemente novedosos. Las relaciones humanas, en cambio, sí parece sufrir las consecuencias de una vida muy parecida a la actual. La depresión y la soledad, encarnados respectivamente en Annie Landberg (Stone) y Owen Milgrim (Hill), les hace buscar la solución en un ensayo clínico de un medicamento que asegura curar cualquier enfermedad mental. El autor es un hombre que también tiene lo suyo, James Mantleray (Theroux), quien los guía a través de un tratamiento de choque en el que tendrán que enfrentarse a sus traumas.

Me voy a detener un poco en el mundo paralelo que se nos muestra en Maniac. La acción se desarrolla en Nueva York, en una realidad donde la estatua de la Libertad ha sido sustituida por la de la Superlibertad, una cosa monstruosa digna de Donald Trump. Mientras, la tecnología parece haber quedado desfasada, los ordenadores tienen los monitores antiguos de tubo, el fondo negro y las letras verdes y los teléfonos tampoco parecen haberse independizado del cable. Eso sí, la publicidad es tan invasiva que es capaz de pagarte el desayuno o el viaje de metro con tal de que un tipo te vaya contando los anuncios del día. También hay robots que limpian los desechos de las mascotas. Es como si el futuro que las películas antiguas hubiera llegado al tiempo presente.

Estéticamente, Maniac es una delicia. La mano de Fukunaga en la dirección se nota, como un plano secuencia en la Annie es una agente de la CIA, o esos extraños zooms con movimiento que ejecuta en el primer capítulo, que además encaja con la historia y la ambientación. La fotografía también es reseñable, aunque tanto juego de luces está justificado dentro de la propia historia. Sus creadores han tenido libertad absoluta para hacer lo que les da la gana. Gracias a la oportunidad que les daban estas alucinaciones/sueños de sus protagonistas, han podido recrear una fiesta de los años 40, una peli de espías, otra de aventuras al estilo El Señor de los Anillos e incluso una comedia ochentera.

Emma Stone, protagonista de Maniac, la mini serie de Netflix

Una multitud de géneros que no sólo se extienden a las fantasías sino que están presentes en toda la serie. La parte (pseudo) científica recuerda a la ciencia ficción clásica, ese futurismo que mencionaba más arriba, los dos protagonistas viven en un dramón psicológico (aunque sus fantasías no lo sean) mientras todo lo que les rodea en el ensayo clínico es una hilarante comedia. Se pueden establecer tres partes: la realidad, las fantasías y toda la historia de Mantleray con su madre y con su ayudante, la Doctora Fujita (Sonoya Mizuno), cigarro en boca siempre, que es casi lo mejor de la serie.

Como ya hemos señalado, los grandes nombres del elenco responden ante las expectativas, aunque si hay que resaltar sólo uno, esa es Emma Stone, que borda un papel que parece hecho para ella. En cada uno de los personajes que interpreta deja su sello y los hace creíbles más allá de su alter ego Annie. No vamos a criticar a Jonah Hill porque estar a ese nivel es difícil para cualquiera, pero cumple. También me gustaría destacar a Julie Garner, que dota a todas sus secuencias con Stone de un extra de dramatismo y le da la réplica de una forma espectacular. Y por último, Justin Theroux y su madre en la ficción, Sally Field que, aunque comparten poco tiempo juntos en pantalla, su sombra siempre está presente. El primero demuestra que le gustan los papeles arriesgados y no le avergüenza hacer lo que hace en esta y otras series, un actor así es una alegría.

Todo esto hace de Maniac una serie diferente en un momento en el que el exceso de producciones provoca que tengamos sentimiento de deja vu con más frecuencia de la que debería y nos gustaría. Necesitamos series raras, concienzudas sí, a ratos, pero también divertidas.

Guerra y Paz: BBC y las adaptaciones literarias

La enésima adaptación de la novela de Tolstói llega a Movistar #0

Tengo un serio problema con la ficción televisiva británica que intento corregir pero no hay manera. Todo lo que viene de las Islas me da muchísima pereza aunque siempre acabo rendido ante sus acentos, su narrativa y sus actores, pero cuando se trata de empezar otra, vuelve la pereza. Entenderéis entonces que si la próxima gran serie de la BBC es Guerra y Paz, la pereza hay que multiplicarla por 10. Está claro que nadie vende como los americanos.

Llegados a este punto hay que preguntarse si era necesaria otra adaptación de la novela de Leon Tolstói, una de las mejores obras de la historia de la literatura. Una película de King Vidor, una serie de la propia BBC en los años 70 y una belga de 2007 no parecen suficientes para seguir sacando jugo a las complejas tramas que planteaba el escritor ruso. En mi opinión no era necesaria porque sus referentes han acabado siendo buenos clásicos, porque creo que hay series de época por encima de nuestras posibilidades y porque el mundo de la literatura está repleto de grandes obras maestras esperando a ser adaptadas como para que siempre le demos vueltas a las mismas. Estos argumentos nos echarían la crítica abajo así que vamos a suponer que sí era necesaria esta adaptación un poco modernizada de Guerra y Paz.

Para ello, la BBC ha recurrido a Andrew Davies, guionista de la House of Cards británica y productor de la americana, y todo un experto en adaptaciones de obras literarias clásicas como Orgullo y Prejuicio, Sentido y Sensibilidad o Vanity Fair. Grandes nombres de otras ficciones inglesas también en la producción ejecutiva, entre los que destaca el de Harvey Weinstein, aclamado productor de Hollywood. Dirige todos los episodios Tom Harper, que ha trabajado en series tan célebres como Misfits o Peaky Blinders. Delante de las cámaras, Guerra y Paz nos ofrece equilibrio entre actores jóvenes pero con una carrera en pleno auge como Paul Dano (12 Años de Esclavitud), James Norton (Happy Valley) y Lily James (Cenicienta, Downton Abbey), y secundarios veteranos que son los que dan empaque al producto como Brian Cox (The Slap), Jim Broadbent (London Spy), Stephen Rea (The Honourable Woman) o Gillian Anderson (Expediente X).

Grandes nombres en la nueva revisión de Guerra y Paz, de la BBC

Como suele suceder con la BBC, un ejemplo en todos los ámbitos, no se han escatimado recursos en la producción y se han ido a rodar a San Petersburgo y Moscú, la ambientación está muy lograda, el vestuario es impresionante con esos uniformes militares imponentes, etc. Pero Guerra y Paz no puede disimular de dónde viene y en ocasiones no podemos situarnos en la Rusia del XIX pues el perfecto acento y la actitud tan estirada de los actores nos traslada directamente a la Inglaterra victoriana. Ya, los aristócratas es lo que tienen, que parecen todos lo mismo pero no hubiera estado de más algún rasgo inequívoco de que estamos en Rusia para los profanos. En cuanto a la adaptación, para los que no hemos leído la novela, me parece un poco atropellada al principio, la presentación de los personajes me parece confusa y no queda del todo claro las relaciones entre todos ellos aunque imagino que será algo que veremos en los próximos capítulos.

El trabajo de los actores me parece impecable al menos de momento aunque los secundarios están un punto por encima, que demuestran que tienen mucha experiencia en papeles similares. Además, no hay nada más creíble que un actor británico, incluida Gillian Anderson, que se ha ganado el pasaporte. A Paul Dano todavía le queda mucho camino. También hay que destacar de las escenas de guerra, tan importantes para la narración, que están muy bien rodadas, con mucho realismo y la sensación de terror muy bien transmitida, tanto que nos parece que estamos dentro de la batalla. La única que hay en el primer episodio me ha recordado mucho a la secuencia que abría Salvar al Soldado Ryan, palabras mayores.

Grandes actores en la nueva adaptación de Guerra y Paz

En conjunto, Guerra y Paz me parece un producto muy conseguido, capaz de atraer a un público que no conoce la novela de Tolstói pero también para los fanáticos de las historias de época, que no quedarán decepcionados. Su narración es ágil, sus actores están correctísimos y está muy bien ambientada. En su contra, que no todos los días estamos para ver series de época y ésta, por mucho que sea alta literatura, no deja de ser otra más.

Guerra y Paz se emite en Movistar #0 los domingos a las 21.35h.

Heroes Reborn: reinvención satisfactoria

La saga Heroes es otra de las que ha resucitado, aunque con nuevos personajes

El canal temático SyFy estrenó anoche los dos primeros episodios de Heroes Reborn, la continuación de una de las sagas con más seguidores de la era post Perdidos. La primera parte sedujo a gran parte del público adolescente y juvenil hasta que todos, unos antes y otros después, le dimos la espalda por culpa de sus limitaciones en el guión y un soberano aburrimiento a partir de la segunda temporada. Traer de vuelta a Heroes ha sido un movimiento innecesario por parte de NBC, pues su sólida base de fans ya no lo son tanto y tampoco ha pasado el tiempo suficiente como para echarla de menos. Aún así, parece que Tim Kring ha tenido tiempo suficiente de reestructurar la historia y volver a sorprendernos, o quizás sólo interesarnos un poco, con esta secuela que en su planteamiento recuerda a la primera temporada de la serie original, algo que de entrada es algo muy positivo.

Heroes Reborn comienza cuatro años después del final de Heroes, aquel en el que Claire Bennett aireaba en televisión la existencia de los evolucionados, después de la que habían liado. Desde entonces, deducimos que vivieron en armonía con los humanos hasta que un atentado en la sede de Primatech en Odessa provocó la persecución de estos seres especiales por todo el mundo, mermando seriamente su población y obligándolos a vivir escondidos o huyendo. Un año después, Noah Bennett, superviviente de la catástrofe, cree que Claire está muerta e inicia una nueva vida, dejando todo aquello atrás, hasta que un tipo le convence para investigar qué pasó realmente el 13 de junio.

Heroes Reborn es uno de los estrenos más destacados de este otoño

Aunque el planteamiento es idéntico a la primera temporada de la serie, en la que se contaban historias independientes de todos los personajes que acabarían juntándose, todo huele a nuevo en Heroes Reborn. Las tramas de los nuevos «héroes» interesan mucho, queremos saber más de todos ellos y algunas de ellas son muy espectaculares. No soy de los que se deja impresionar fácilmente por los efectos especiales pero la historia de los dos japoneses es impresionante, desde el guión hasta la inserción de Miko dentro de un videojuego, pasando por la fotografía. Es una historia muy lograda. Tampoco está nada mal la del luchador mejicano justiciero y toda la conspiración que hay detrás. El nexo de unión entre ambas series es Noah Bennett (Jack Coleman), el único actor que repetirá como regular, aunque sí veremos diversos cameos como el de El Haitiano, Mohinder o Hiro Nakamura entre otros. No nos olvidemos de que el tiempo ha pasado y algunos personajes que era niños entonces, volverán más creciditos, como Molly Walker (interpretada por la hija de Clint Eastwood), que ya en los dos primeros episodios deja ver que será esencial en la trama.

Habrá que darle una oportunidad a Heroes Reborn, una serie por la que casi nadie daba un duro y que ha sorprendido gratamente a un servidor por varios motivos, entre los que os puedo asegurar que se encuentra la nostalgia. Sin embargo, tengo que admitir que Kring, que está claro que no puede con la presión durante mucho tiempo, ha conseguido crear una nueva e interesante historia muy bien producida que puede seguir atrayendo fans y recuperando a otros como yo que huyeron despavoridos después de la tercera temporada. Eso sí, por muy exitosa que pueda llegar a ser pedimos a sus responsables que se quede en una miniserie que conceda un final satisfactorio y no volvamos a marear la perdiz.

Heroes Reborn se emite en España por el canal SyFy los viernes a las 23.05h en V.O.S. tan sólo un día después que en Estados Unidos. La versión doblada se estrenará el 6 de octubre.

Predicciones para los Emmys 2015: Miniserie o TV Movie

Nominaciones a los Emmy 2015 en categoría de miniserie y película para televisión

Desde hace unos años las miniseries han logrado una notoriedad abrumadora, no sólo por su calidad sino también por su número. Hace unos años eran tan pocas que se podían contar con los dedos de una mano y mucho menos encontrar cinco candidatas medianamente aceptables como para hacerles categoría propia. Una de las grandes novedades de los Emmys 2015 es la separación, al menos en el premio principal, de las miniseries y las películas para televisión. Un acierto que no hace más que acrecentar el número de nominados y posibilidades de nuestras (mini)series preferidas de lograr un galardón. Estas son nuestras predicciones.

Mejor Miniserie

El nivel en la categoría en estos Emmys 2015 es enorme si exceptuamos a American Horror Story: Freakshow, la peor entrega de la serie de Ryan Murphy, muy pasada de rosca y viva únicamente para el lucimiento de los actores y del propio autor, pero muy lejos de la maravilla que fue Asylum. Hablemos pues de ganadores. Las cuatro restantes serían dignas vencedoras pero aquí las preferencias también están bastante claras. La pelea será a muerte entre American Crime y la favorita, Olive Kitteridge, de HBO, que acaparó todos los elogios de la prensa en la primera mitad del año. Creemos que será la segunda la que consiga el premio, aunque no descartemos a su oponente, una historia sobre los grandes problemas de la sociedad americana dura y realista, aunque mucho más difícil de premiar. Ni Wolf Hall ni The Honourable Woman parecen capaces de competir al mismo nivel en cuanto a premios.

Mejor Actor de Miniserie o TV Movie

En las categorías interpretativas ya hay representantes de ambos géneros, por lo que la elección se complica aún más. Claramente parten con ventaja Timothy Hutton (American Crime), Richard Jenkins (Olive Kitteridge) y David Oyelowo (Nightingale). Nuestro corazón está con el segundo, excelente en su papel de hombre normal que pocos son capaces de interpretar como él, aunque todas las apuestas indican a que finalmente será David Oyelowo quien se haga con el premio.

Mejor Actriz de Miniserie o TV Movie

Aunque Maggie Gyllenhaal se sale en su papel de The Honourable Woman y ganaría en otras ediciones con los ojos cerrados, la cosa parece estar entre otras dos monstruas de la interpretación: Felicity Huffman, que compone un personaje odiable desde cualquier perspectiva y Frances McDormand, que interpreta a una mujer adorable en muchos sentidos aunque de difícil carácter. Ambas hacen un trabajo espectacular aunque nuestro corazón, y también las quinielas, están con McDormand como vencedora en estos Emmys 2015.

Mejor Actor Secundario de Miniserie o TV Movie

Siempre es complicada la labor de predecir quién ganará en las categorías de secundarios pero este año parece haber un favorito claro, Bill Murray por Olive Kitteridge, gracias a un trabajo escueto pero muy premiable que no creo que debiera obtener tanto reconocimiento. Nuestro preferido es Richard Cabral, aunque cualquiera de los demás ha hecho méritos como para dar la sorpresa, no olvidemos que la Academia adora a Damian Lewis y Michael Kenneth Williams. Menos opciones veo para los dos nominados por American Horror Story: Freakshow.

Mejor Actriz Secundaria de Miniserie o TV Movie

Hasta tres nominadas ha colocado American Horror Story: Freakshow en esta categoría, algo que se está convirtiendo en habitual, aunque sólo una, Sarah Paulson, goza del favoritismo suficiente como para ganar el premio. Es difícil superar un papel doble interpretando además a una mujer con dos cabezas. La única que parece tener posibilidades reales de arrebatárselo es Mo’nique, que hace un papel brillante en Bessie y, no lo olvidemos, también es adorada por los premios.