Portada » Series » Series españolas

Categoría: Series españolas

‘La casa de papel’: La Banda ‘Dalí’ ataca de nuevo

La casa de papel ha vuelto con su tercera parte (o temporada) en Netflix)

Hoy hablaremos de una serie de atracos, traiciones, mujeres empoderadas y mucha adrenalina. Sí, por supuesto, La casa de papel, en su tercera temporada, ha resultado ser uno de los mayores éxitos de Netflix.

Entre el plantel de actores y actrices, que repiten, podemos destacar a: Miguel Herrán (Rio), Úrsula Corberó (Tokio), Esther Acebo (Mónica Gaztambide/Estocolmo), Alba Flores (Nairobi), Itziar Ituño (Raquel Murillo/Lisboa), Enrique Arce (Arturo Román), Kiti Manver (Marivi), Álvaro Morte (El Profesor), Darko Peric (Helsinki), Fernando Soto (Ángel) y Juan Fernández (Coronel Prieto) entre otros. Y, según los hechos ocurridos en la temporada 2, en versión flashback recordamos a Pedro Alonso (Berlín) y Paco Tous (Moscú).

Úrsula Corberó (Tokio) y Miguel Herrán (Río), en la tercera temporada de La casa de papel

La serie, que tuvo una temporada de dos partes estrenadas en Antena 3 y ahora pasó a Netflix, para realizar la exitosa tercera parte, superando todas las expectativas. Ha logrado que sea un fenómeno mundial y que en solo cuatro días siguientes a su estreno del 19 de julio, lograra los 40 millones de reproducciones en la plataforma de streaming.

Este thriller, creado por Alex Pina, nos cuenta la vida de un grupo de ladrones, para esta tercera parte, tienen que volver de su retiro, donde estaban viviendo a cuerpo de rey, gracias al botín logrado en el robo a la Casa de Moneda y Timbre, pero en esta ocasión se enfrentarán a un problema. Río (Miguel Herrán) ha desaparecido, se sospecha que ha sido interceptado por la Interpol y que está en algún lugar, siendo interrogado y posiblemente, torturado. Aquí es donde aparece un nuevo personaje, la inspectora Sierra (Nawja Nimri), una investigadora despiadada que trabaja para las fuerzas de inteligencia de España, que hará todo lo posible por capturar al Profesor y su banda. Para llamar la atención y crear un poco de caos, nuestros amigos se volverán a calzarse el mono rojo e intentarán robar el oro que se encuentra protegido en el Banco de España, en Madrid. Después de las bajas ocurridas en la anterior temporada, necesitan nuevos elementos, por lo que se unirán al equipo: Palermo (Rodrigo de la Serna), un nuevo personaje LGTBI en la serie junto a Helsinki, aunque resulta bastante misógino con sus compañeras, será el líder dentro del Banco de España. Luka Peros (Marsella), es la persona que se encarga de la logística y Hovik Keuchkerian (Bogotá), en el equipo de especialistas.

Esta serie, nos ofrece una segunda vuelta a la historia, resultando un producto renovado, con mucha acción y unos giros inesperados. Como ya es costumbre, en la trama podemos ver el empoderamiento femenino, donde los personajes de Tokio, Nairobi, Lisboa, Estocolmo y la inspectora Sierra llevan las riendas de la historia. Tras haber visto los ocho episodios que conforman la tercera temporada de La casa de papel, ha vuelto por la puerta grande, por lo que tenemos renovación para una cuarta parte, que se espera para finales de 2019, a más tardar, enero de 2020. En espera de la fecha concreta.

El Profesor (Álvaro Morte), un personaje clave en La casa de papel

Lo que más disfrutamos con La casa de papel, es de la buena historia, la empatía hacia nuestros delincuentes favoritos, con los momentos de suspense y acción, además de la buena química que hay entre los actores y actrices, agregando naturalidad a sus personajes.

La tercera temporada de La Casa de Papel, está disponible en Netflix, desde el 19 de julio.

‘Señoras del (h)AMPA’: Amas de casa asesinas

‘Justo Después de Cristo’: la versión cañí de ‘La Vida de Brian’

Entre el resto de la población en Tracia, está Antonino (Eduardo Antuña) y su esclava y vidente Domicia (Marta Fernández Muro). También tenemos a Gabinio (Manolo Solo), un militar que quiere el puesto del General Valerio. Y tenemos a otro militar con pocas luces, pero como proviene de una familia patricia con enchufe, puede mantener su puesto; otro personaje especial es a Agorastocles (esclavo y mejor amigo de Sempronio).

Esta nueva serie de Movistar+, nos ofrece un muy buen producto para los fans de las películas de comedia y romana. Nos muestra como se puede hacer una buena comedia ágil, sin ser escatólogico ni ofensivo. Según los episodios vistos y con deseos de ver los últimos 2, doy fe de haber disfrutado muchísimo y creo que logra el punto de comicidad fresca que necesitábamos. Lo que más he disfrutado es la buena historia que se ha creado con los puntos cómicos y la buena química que hay con los actores y sus personajes.

¡César, los que van a reir, te saludan! Y Justo Antes de Cristo, se estrena, en su totalidad, el 5 de Abril en Movistar+.

‘Vis a Vis’, la cárcel de la que nunca querrás salir

'Vis a vis', la serie a medias entre Atresmedia y FOX España

¡Hola chicos! Hoy hablaremos de una serie, en donde las mujeres recluidas en prisión son las protagonistas y nos invitan a ser parte del día a día entre rejas .

Estamos hablando de la serie Vis a vis, que consta de cuatro temporadas, cuya última ha terminado recientemente, cerrando el ciclo. La serie fue emitida, en sus dos primeras entregas, por el canal en abierto Antena 3, desde el 20 de abril de 2015 a 31 de Marzo de 2016. Posteriormente, fue cancelada por Atresmedia, pero, afortunadamente, el 23 de abril de 2018, la cadena FOX España, decidió rescatar la serie, haciendo dos temporadas más, terminando el 4 de febrero de 2019. Con esta última, se ha dado un cierre digno a la historia, logrando el apoyo incondicional de los fans, que hemos seguido la serie, a pesar del cambio sugerido por FOX. Aún así, nos deja buen sabor de boca y la oportunidad de despedir, por todo lo alto, a nuestras delincuentes favoritas.

Por un lado, tenemos a Macarena Ferreiro (Maggie Civantos), una mujer que cometió un fraude fiscal y eso le obliga a permanecer presa en una cárcel de seguridad media, conocida como Cruz del Sur. Y como es de esperar, la prisión cambiará su vida para siempre. Tendrá amigas que la defenderán a toda costa, pero también tendrá a su némesis, un alacrán venoso, Zulema Zahir (Nawja Nimri), una mujer en la que la violencia y tortura es algo intrínseco en su vida diaria. Por un lado tenemos a las amigas de Macarena, Soledad, una mujer que quemó a su marido y que lleva toda la vida en la cárcel, a Teresa González (Marta Alero), una toxicómana que no puede desengancharse de las drogas, pero con un gran corazón y a «Rizos» -Estefania Kabila- (Berta Vázquez) una chica que está locamente enamorada de Maca.

También, está el personal carcelario, entre los que tenemos a la «Barbie» Sandoval (Ramiro Blas), un psicólogo depravado, que le encanta tener poder y usarlo sobre las mujeres. Antonio Palacios (Alberto Velasco), un guardia con mucho corazón. Zulema, por su parte, tiene como apoyo a su «Gitana» Saray Vargas de Jesús (Alba Flores), una mujer que no oculta su lesbianismo y que es la mano derecha de Zulema.

Najwa Nimri y Maggie Civantos han mantenido un pulso en las cuatro temporadas de 'Vis a Vis'

Una de las cosas que más me ha gustado de la serie, es que todos los personajes tienen su importancia y sus escenas de lucimiento, ya que el elenco de actores y actrices logra un excelente trabajo. También consiguen que tengas empatía con ciertos personajes y te identifiques totalmente con ellas, incluso tomes un bando u otro. Un punto a favor, que me gustaría resaltar, es la forma que tiene el director Alex Pina, contando como se viven en las cárceles, la forma en que se puede crear un vinculo familiar y las tensiones entre las reclusas y los funcionarios de prisiones, que al final consideras de tu familia.

En Vis a Vis, vemos las consecuencias de las malas decisiones, la posibilidad de las segundas oportunidades y, a pesar de que, las cosas te vengan de cara y no sepas que hacer, sigue, al final triunfarás, si eres persistente. Para ser honesto, la serie tiene altibajos, ya que hay algunos episodios mejores que otros, pero en general, las historias consiguen arrancarte una sonrisa e incluso alguna lágrima.

Todas las temporadas de Vis a Vis están disponibles en Movistar+.

‘Arde Madrid’: La Gardner incendia Madrid

La nueva serie de Movistar+ es Arde Madrid, creada por Anna R. Costa y Paco León

¡Hola chicos! Bienvenidos a una nueva review. Hemos tenido el privilegio, de disfrutar en primicia, gracias a Movistar+, los primeros 4 episodios del proyecto de Paco León, en el que se narran las andanzas de Ava Gardner en Madrid, contada desde el punto de vista del servicio doméstico que le atendió en su estancia ibérica.

Esta serie, con guión de Anna R. Costa y Paco León, que además, ha dirigido, producido y protagonizado. En formato mini serie de ocho episodios ,rodado en blanco y negro, nos cuenta de forma anecdótica la estancia de Ava Gardner (Debi Mazar), durante el rodaje en Madrid, de la película de Samuel Bronston 55 días en Pekín.

Entre la «servidumbre», tenemos a Ana Mari (Inma Cuesta), cuarentona, solterona, coja y espía enviada por la sección femenina del régimen de Primo de Rivera, para informar sobre los movimientos de Ava Gardner y saber si existían «actividades sospechosamente subversivas» con la gente del artisteo español (parafraseando al personaje de Carmen Machi en el episodio uno). Ana Mari se hace pasar por una mujer casada que busca trabajo como criada, en la casa de Ava Gardner; y junto a Manolo (Paco León), el chófer de Ava, un caradura que se dedica a trapichear con todo lo que puede para salir adelante. También tenemos a María (Anna Castillo), otra de las criadas, joven, ingenua, que está empezando a descubrir cosas que para las mujeres de su época, se les habían prohibido y reprimido. Es un reflejo de las futuras mujeres y la lucha por liberarse, que empiezan pisando fuerte en España y plantando cara al qué dirán.

Muchas caras conocidas entre el reparto de 'Arde Madrid'

También me gustaría destacar a Bill Gallagher, interpretado por Ken Appeldorn, el agente y enlace entre la MGM (Metro Goldwin Mayer) y Ava, que será la persona que le va a ofrecer el papel de la película 55 Días en Pekín. Tenemos, también, a los Perón, conformadas por Juan Domingo (Osmar Núñez) e Isabelita (Fabiana García Lago), exiliados de Argentina y que tienen que sufrir las constantes fiestas de Ava, hasta altas hora de la madrugada. No quiero olvidar a Julian Villagran, el cuñado de Manolo y hermano de Ana Mari, que tiene algún transtorno. También, Lucero y Vargas, de origen gitano, intrepretados por Miren Ibarguren y Moreno Borja.

En la serie, podemos ver a Silvia Tortosa, haciendo de la propietaria de una peletería y que Manolo intenta camelar, Melody interpretando a la famosa cantante y actriz Carmen Sevilla, Mariola Fuentes, haciendo de Lola Flores, «La Faraona» y Eugenia Martinez de Irujo haciendo de su difunta madre la Duquesa de Alba, entre otros.

Con los 4 episodios vistos, he disfrutado muchísimo y creo, que logra un punto desenfadado y canalla, sin llegar a ofender. Nos muestra un país en represión, siendo controlado por un régimen moralista, anticuado, que prohíbe cualquier atisbo de felicidad. Vemos que la llegada de una mujer de bandera, como Ava Gardner, sacó una parte dormida de la sociedad española y que sirve de pretexto para el surgimiento de la vida nocturna de Madrid. Me gustaría destacar la cabecera: en cada episodio vemos quién va a ser la persona en torno a la que va a girar la historia.

Arde Madrid está completa desde el 8 de noviembre bajo demanda en Movistar+.

‘Élite’, la internacionalización y la identidad cultural de nuestras series

'Élite' ha sido el gran bombazo español tras 'La Casa de Papel'.

A estas alturas ya no nos quedan dudas de que Élite ha sido uno de los éxitos más importantes del otoño seriéfilo mundial. Los españoles, cainitas como ningún país en el mundo, siempre lanzamos piedras contra nuestra ficción, pero resulta que nuestras series y películas gustan a nivel global. Netflix se ha dado cuenta de ello, pues los datos que tienen deben revelarlo así, y no creo que sea simplemente algo puntual como La casa de Papel, debe ser algo generalizado. Entonces la pregunta es, ¿hacemos buena ficción o hemos aprendido a internacionalizar nuestros productos audiovisuales para que trasciendan más allá del mundo hispanohablante?

Internacionalización

Sabemos que Netflix suele dar a los creadores mucha libertad a la hora de escribir y rodar sus obras para la plataforma, sobre todo en el caso de grandes showrunners. Pero no me creo que en casos como el de Élite, no revise o supervise nada de lo que se está haciendo. Debe haber alguien encargado de que la serie, en este caso, contenga todos los ingredientes para que sea exportable, de la misma forma que los productos americanos. O puede que los productores ejecutivos hayan aprendido todas esas técnicas, que también es posible, porque son unos creadores de productos para adolescentes de eficacia probada.

Kiernan Shipka protagoniza 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina'.

En el caso de Élite, el tratamiento de temas universales está presente, como la homosexualidad, la opresión de los ricos hacia los pobres, la religión, etc. Algo que parece estar estandarizado en toda ficción producida por Netflix, como ejemplo muy reciente véase Las escalofriantes aventuras de Sabrina, donde también tenemos representación de todos los colectivos. Y eso es bueno, no me quejo. Pero también ganchos como el asesinato, o la narrativa al estilo Big Little Lies (que tampoco la inventó la serie de HBO, pero es el referente más cercano que tenemos). También las taquillas, el conducir a los dieciséis y la sensación de que aunque los pobres sean pobres, no lo son lo suficiente.

Industria vs. identidad cultural

Las manifestaciones artísticas y productos de entretenimiento son hijos de su tiempo y de su contexto, por tanto son cultura. Si un historiador se pone a ver cine clásico español, o americano, tiene una prueba fehaciente del tiempo en que están hechas, un objeto de estudio. Es por eso que si globalizamos las series, podemos perder identidad cultural. Si analizamos un poco Élite, hay pocos rasgos definitorios propiamente españoles, como por ejemplo la corrupción y las constructoras y lo que les rodea. Pero se quedan en pinceladas que dan muy poco trasfondo, podría ocurrir en cualquier país.

En cambio, esta internacionalización de nuestras series no hace sino desarrollar nuestra industria audiovisual en un momento en el que las plataformas y cadenas han aumentado significativamente su inversión en este tipo de productos audiovisuales. Y eso es bueno, maravilloso para la economía del país, para valorar a los guionistas y actores como se merecen, puesto que muchos de ellos estaban en el paro o cobrando salarios muy por debajo de su valía. Y por supuesto no tiene nada de malo que salgamos reforzados de este boom global de ficción.

'La casa de papel', una de las series más exitosas de Netflix

Entonces mi conclusión es que sí, vamos a producir muchas series en los próximos años que bien podría ser holandesas, británicas o americanas, pero eso repercutirá en la industria, además de que nuestros profesionales estarán mejor formados y recibirán mejores ofertas para dirigir o escribir ficciones a nivel internacional. Ya tenemos a alguno por allí pero podremos tener más. Y lo mejor de todo, la identidad cultural seguirá a salvo, porque no todo lo que se produzca será de consumo masivo y rápido, sino que también conseguiremos colar productos más artísticos como los que hace Movistar+ o los que puedan hacer en un futuro Amazon o HBO, que ya tienen series en producción. Y cuya vocación es priorizar la calidad a la cantidad. Por tanto, vaticino que todo esto será positivo y deberíamos estar contentos por ello.

‘Élite’: el precio de ser joven sin límites

Élite es la segunda serie original española de Netflix

Netflix ha decidido ampliar su nicho de mercado para ofrecer productos para el segmento juvenil, ya lo ha intentado con películas y ahora con un nuevo producto: una serie en español. ¿Y cuál es la fórmula? Jóvenes que disfrutan con las juergas, el sexo y el cachondeo, en una comunidad rodeada de lujo y de dinero. Por lo que la plataforma ha decidido doblar la apuesta y estrenar Élite.

Esta serie, escrita y dirigida por Carlos Moreno y Dario Madrona y co dirigido por Ramón Salazar, (escritor de éxitos como A Tres Metros Sobre El Cielo y su secuela Tengo Ganas De Ti) y Dani de la Torre (creador del taquillazo El Mejor Verano De Mi Vida). Entre el plantel de actores, podemos destacar a: Jaime Lorente, Miguel Herrán y Maria Pedraza, que les pudimos ver en La Casa de Papel. Ahora vamos a centrarnos en esta serie, en la que los excesos y el lujo, aderezados con un asesinato, van cogidos de la mano.

La primera temporada, de ocho episodios, nos cuenta lo que sucede en un exclusivo colegio, Las Encinas, con la llegada de tres nuevos estudiantes de clase socioeconómica baja. Entre el variopinto alumnado, por supuesto veremos todos los estereotipos y clichés conocidos. Al inicio, ocurre un incidente y a partir de ese momento, tendremos que que averiguar qué ha sucedido realmente, acompañado de sorprendentes giros de los hechos, en cada episodio. En la serie vemos que se tocan temas relacionados con la xenofobia y religión, la diferencia de clases, la manipulación social y la falta de aceptación de uno mismo.

El elenco de 'Élite' será una de las claves de su éxito

Entre los personajes, tenemos a: Carla (Ester Espósito), una chica manipuladora que mantiene un triángulo amoroso con Polo (Álvaro Rico), un chico sin personalidad y muy maleable, cuyas madres llevan una empresa bodeguera y es influencer, y con Christian (Miguel Herrán), chico guaperas de barrio humilde, que utiliza su labia para tener lo que quiere.

Por otro lado, Omar (Omar Ayuso) y Nadia (Mina El Hammani), dos hermanos de religión musulmana. Omar es traficante de hachís, que oculta su homosexualidad, para no deshonrar a su familia. Está enamorado de Ander (Arón Piper), un chico que su padre quiere que sea «el mejor tenista del mundo», aunque él no desea serlo. Además, Ander, también oculta su homosexualidad, por temor a que sus padres no lo acepten Nadia, por el contrario, es una chica inteligente que quiere ser una mujer independiente, a pesar de no querer tener ninguna relación con los pijos del colegio, se enamora de Gúzman (Miguel Bernadeu).

Y no dejemos atrás al personaje central de la historia, estamos hablando de Marina (María Pedraza), cuyo padre trabaja en una empresa constructora, que se enamora de Samuel (Itzan Escamilla). Marina es una chica incomprendida por su familia, un poco díscola y que oculta un secreto. Ella es la hermana pequeña de Guzmán (Miguel Bernadeu), el niño rico que castiga a los nuevos alumnos, porque un chico destrozó la vida de su hermana. Guzmán, al principio de la temporada está saliendo con Lucrecia (Danna Paola), una chica procedente de Venezuela, que quiere ser la mejor de la  clase y que humilla sistemáticamente a Nadia (Mina El Hammani).

La segunda serie española original de Netflix es 'Élite'

Samuel (Itzan Escamilla), el chico humilde, trabaja de camarero y vive con su madre Pilar, pero con la llegada de su hermano Nano, su vida se desequilibra. Nano (Jaime Lorente), que acaba de salir de la cárcel, quiere proteger a toda costa a su familia y no dejar que nada la destruya. Samuel se enamora perdidamente de Marina, queriendo conquistarla a toda costa. A primera vista, Élite puede pasar como otra serie más de instituto, con sus personajes estereotipados, pero aquí no es así, ya que le han dado a cada personaje unos atributos, que a lo largo de la temporada, entenderemos la toma de decisiones y el porqué de las consecuencias de sus acciones.

La nueva serie de Netflix nos ofrece una producto de rápido consumo y seguramente para muchos, fácilmente olvidable. La serie, es una mezcla entre las recordadas: Física y Química, por la relación entre los adolescentes y El Internado. Si buscáis cosas más profundas, es el sitio equivocado, pero sí queréis disfrutar de algo ligero, en la que ver fiestas adolescentes, sexo, lujo y desenfreno, ésta es vuestra serie.

Élite se estrena el próximo 5 de octubre en Netflix

‘Fariña’, de la Ría a la cárcel

Portada del libro 'Fariña', que da nombre a la serie.

Fariña, la última gran producción de Atresmedia en colaboración con Bambú Producciones dirigida por Carlos Sedes (Gran hotel) y Jorge Torregrosa (La vida inesperada), basada en la novela homónima del mismo nombre escrita por Nacho Carretero, autor de la obra Nos parece mejor que habla sobre la historia del Deportivo de A Coruña. Cuenta con una temporada de final cerrado y 10 capítulos y donde cada capítulo hace referencia a un año en la vida del protagonista Sito Miñanco, cuya interpretación corre a cargo de Javier Rey (Velvet). (PUEDE CONTENER SPOILERS)

A principios de los años ochenta, la evolución de la pesca en Galicia deja a cientos de pescadores tradicionales sin trabajo, por lo que algunos empiezan a buscar alternativas, primero empezó con el tráfico de tabaco y finalmente con el de cocaína, ante la mirada indiferente de las fuerzas del orden, con policía, jueces y fiscales sobornados, convirtiendo la Ria de Arousa en su negocio personal. La trama central se centra en Sito Miñanco y en como evoluciona de un simple pescador de ria a traficante de tabaco ilegal, aunque por aquel entonces el tráfico de este producto no era ilegal en España y la pena mas dura era una multa económica.

Sito Miñanco y su 'cooperativa', protagonistas de Fariña

Pero eso iba a cambiar cuando a mediados de los ochenta el gobierno español aprueba una ley que prohíbe el narcotrafico de tabaco en territorio nacional, aquí se le abre una puerta a uno de los pocos policías honrados de la época, el teniente de la guardia civil Darío Castro interpretado por el actor Tristan Ulloa (El Comisario). Uno de los pocos policías que seguían creyendo en la justicia y en su trabajo, pero con la aprobación de la ley antes mencionada, el ‘Cartel del Tabaco‘ de Sito y su ‘cooperativa‘, veía como cada vez era mas y mas difícil traficar con este producto.

Por lo que se les abre una posibilidad a un nuevo mundo, el mundo de la Fariña, un nuevo producto que puede reventar el mercado y que puede hacer que Sito y sus socios amasen fortunas astronómicas, pero el líder de la ‘cooperativa’, Terito, interpretado por el actor Manuel Lourenzo (Mareas Vivas) un hombre de costumbres y consolidado en el negocio del tabaco no estaba del todo seguro de si era buena idea abandonar este mundo para dedicarse a las drogas, por lo que decide echarse a un lado. Un mundo el de las drogas que pone a prueba la entereza de los socios de Sito, entre los que podemos encontrar a actores tan destacados como Antonio Duran ‘Morris’ (Padre Casares) en el papel de Manuel Charlín el patriarca de los Charlín, o a Carlos Blanco (Una Mujer Invisible) interpretando a Laureano Oubiña.

Vicente Otero Perez 'Terito', el jefe del clan, uno de los contrabandistas de Fariña

A partir de este punto podemos ver una gran evolución en la personalidad de diversos personajes, el más destacado es sin duda alguna Sito Miñanco, que empezó siendo un hombre de familia, con mujer e hijos, un hombre con unos principios claros, para acabar siendo un hombre sin valor ninguno, acabando en la cama con la primera que pudo y capaz de hacer cualquier cosa para sacar adelante su negocio ilegal y para satisfacer su propio ego, aunque a veces parecía un hombre generoso y que solo quería el bien de los suyos, pero detrás escondía a un ser capaz de hacer lo que fuese necesario para cumplir con sus objetivos.

También podemos ver un gran cambio en el papel del teniente de la guardia civil Darío Castro, al cual podemos ver al principio de temporada como un hombre terco e incapaz o que al menos  lo quiere parecer, pero conforme avanzan los capítulos podemos ver a un hombre mas seguro de si mismo, con una convicción clara de lo que tiene que hacer y cono hacerlo, un hombre que como podemos ver no descansó ni un momento hasta que los vio a todos entre rejas.

Pocos peros le podemos poner a esta producción de Atresmedia, la dirección, la fotografía, la música y los diálogos de los personajes me han parecido sublimes, la ambientación, con ese aire marinero y esa frescura han sido lo que mas me ha enamorado de esta serie. Realmente pienso que deberían haber mas series de este corte, series que narrasen un hecho o una serie de hechos reales, series que nos acercasen un poco mas a la historia de nuestra raza.

Upfront de Movistar+, estas son las nuevas series de la plataforma

La cadena de pago por excelencia de España ha presentado su nueva programación en el Upfront de Movistar

Ayer asistimos al Upfront de Movistar+, que tuvo lugar en el Museo Reina Sofia, en el edificio NOVEL, de las series y programas para lo que queda de 2018 y para el 2019. Nada más llegar nos ofrecieron un café para despejarnos y entrar a la presentación.

Para comenzar, nos han hablado de como se  está consumiendo  series en Movistar+ y como ese consumo ha subido de una forma exponencial. Nos decían que más del 80% del consumo del canal provenía del Canal Movistar Series y que del canal 0# y el programa fama provenía el 50%. Nos decían que el consumo ha cambiado ; es decir la forma de consumir cine y series y el volumen. El consumo de contenido de series propias de Movistar+ está en el 23 % (incluyendo 0#) y el de las cadenas privadas generalista como T5 y Antena 3 esta en el 30% y 40% respectivamente. Nos han mostrado por primera vez, además un ranking de cuales han sido la series de mayor visionado en el año 2018 entre las que se incluían series propias de Movistar+, en competición a otras cadenas.

  1. La peste cuya 1 ª Temporada ha generado un consumo del 100 %
  2. Vergüenza y Mira lo que has hecho un 87%
  3. Velvet Colección 66%
  4. La zona 65%
  5. Vis a Vis 50%
  6. El día de Mañana 45%

Nos han comentado que la serie Insignia de la que todo el mundo habla, Juego de Tronos se habría quedado en un 3 puesto con 67% de visionado y que el un partido de futbol, un derbi como un Real Madrid – Atletico de Madrid estuvo en 2 º puesto por debajo de La peste. También hicieron mención en la visualización en países de latinoamerica de Movistar+ gracias a la plataforma Hispam, ya se ve en 48 países y que está en el ranking de las 5 plataformas más vistas en esos países.

Por ultimo y no menos importante, el canal Movistar Disney seguirá haciendo disfrutar a los mas pequeños. Para diciembre, se poducirá igual que con el canal SKY, el uso compartido de la plataforma Netflix, HBO Y Amazon Prime Video dentro del paquete de consumo de Movistar+. Pero a eso ultimo no nos concretaron de que manera iba a ser dicho consumo.

Nos dijeron que en el 2018 se habían creado 12 series de ficción propia y que en 2019 serían 15, incluyendo la producción y distribución de la nueva película de Alejandro Amenabar Mientras Dure La Guerra, en la que veremos a Karra Errejalde haciendo de Miguel de Unamuno en 1936, en visperas del comienzo de la Guerra Civil Española.

Producción propia del Upfront de Movistar+ para 2018/2019

La nuevas series de producción propia que se han presentado en el Upfront de Movistar+

Septiembre

  • SKAM: estreno el 9 de septiembre. Ya tiene confirmada una segunda temporada.
  • Capítulo 0: estreno el 11 de septiembre (disponible completa bajo demanda).
  • Velvet Colección (T2): estreno el 13 de septiembre (disponible completa bajo demanda). Tiene confirmada una tercera temporada, que será la última.

Octubre

  • Gigantes: estreno el 5 de octubre (disponible completa bajo demanda). Ya tiene confirmada una segunda temporada.
  • Virtual Hero: estreno el 12 de octubre.

Noviembre

  • Arde Madrid: estreno el 9 de noviembre (disponible completa bajo demanda).
  • Vergüenza (T2): estreno el 30 de noviembre (disponible completa bajo demanda).

Diciembre

  • Vergüenza (Especial Navidad): estreno el 24 de diciembre (especial de 40 minutos de duración).

2019

  • La Peste (T2): estreno en noviembre de 2019.
  • Déjate Llevar: estreno entre septiembre y diciembre de 2019.
  • El Embarcadero
  • Mira lo que has hecho (T2)
  • Instinto
  • Hierro

Series internacionales

Además a todo esto hay que añadir series, como la vuelta de Shameless, el estreno simultáneo del 9 al 10 de septiembre con la vuelta de Jim Carrey, en este caso a la televisión con la serie Kidding, un presentador de marionetas al que el mundo se le viene encima y tiene que sobreponerse.

También hablaron de una de las revelaciones de la temporada, basada en las novelas de Stephen King, Castle Rock, protagonizada por el nuevo payaso Pennywise, interpretado por Bill Skarsgard y Sissy Spacek. Cada temporada será una analogía basada en el universo de Stephen king, que estrenará proximamente Movistar+. El estreno de la mini serie Escape at Dannemora, dirigida por Ben Stiller, con Benicio del Toro, Paul Dano y Patricia Arquette, que nos habla de una fuga en 2015 de unos presos y de cómo una funcionaria, se enamoró de uno de ellos. El estreno será en noviembre. Además debemos añadir los estrenos de Vanity Fair, interpretada por Olivia Cook, La Verdad sobre Caso Harry Quebert, basado en el best seller del mismo nombre, La chica del Tambor basada en la novela de John Le Carre y dirigida por Park-Chan-Wook. Agatha Christie: ABC Murders, mini serie  en la que Hercules Poirot, será interpretado por John Malkovich, y en la que también podremos ver a Rupert Grint como inspector Crane. Para terminar la enésima adaptación de la novela escrita por H.G. Wells, La Guerra de los Mundos.

Después de la presentación, a las personas que teníamos entrevistas concertadas nos hicieron pasar a una terraza, muy amplia. en la que gente de todos los medios acreditados, podíamos hacer nuestras entrevistas. En la terraza, pudimos tomar algun tentenpie y beber, ya que estabamos un poco deshidratados. Además, tuvimos la posibilidad de entrevistar a gran parte del elenco de la serie Velvet Colección, cuya 2 Temporada se emitirá completa y bajo demanda en Movistar + el 14 de septiembre.

‘Las chicas del cable’: romance y feminismo en el debut español de Netflix

Blanca Suárez, Ana Fernández, Maggie Civantos, y Nadia de Santiago protagonizan Las Chicas del Cable, la primera serie española de Netflix

Un año y medio ha tardado Netflix en producir y estrenar su primera propuesta original hecha en España. Las chicas del cable, en colaboración con Bambú, sigue la línea de las últimas series de la productora, que han funcionado muy bien en la plataforma en todo el mundo. Un reparto con muchas caras conocidas, una fórmula de eficacia probada y la corrección de uno de los errores clásicos de la ficción española, la excesiva duración. ¿Veis como se puede? Ya he visto los primeros seis episodios y estas son mis primeras impresiones.

Las chicas del cable nos sitúa en la España de los años 20 del siglo XX, en pleno reinado de Alfonso XIII, cuando el teléfono empieza a despegar como medio de comunicación. El destino junta a cuatro mujeres con diferentes ambiciones pero con la meta común de ser independientes en una época en la que era algo casi imposible. Lidia (Blanca Suárez) se reencuentra con su novio de juventud, que ahora dirige la compañía, mientras intenta pagar una deuda. Ángeles (Maggie Civantos) lucha por liberarse de un marido adúltero y maltratador. Carlota (Ana Fernández) lucha por emanciparse de un padre autoritario y sueña con la liberación definitiva de la mujer. Y la inocente Marga (Nadia de Santiago), recién llegada desde su pueblo, tratará de hacerse hueco en una ciudad más adelantada que ella.

Romance y feminismo

Que nadie se engañe, estamos ante una serie de género eminentemente romántico. Y no pretende ser otra cosa. Su principal lastre es la eterna comparación con Velvet Gran Hotel, pero si hacemos tabula rasa eliminando los precedentes nos queda una muy buena serie «de amor». Es decir, que puede funcionar muy bien a nivel mundial. Aunque está llena de tópicos del género (faltaría más, sin ellos no habría historia) como el triángulo amoroso, dos viejos amores que se reencuentran años después, falsas identidades o el pasado que siempre amenaza con salir a la luz, pero nunca lo hace, Las chicas del cable encuentra hueco para tratar otros temas muy interesantes e inherentes a la época que recrea.

Las chicas del cable, la nueva serie española de Netflix y Bambú

Recordemos que Velvet fue muy criticada por obviar el franquismo y centrarse en una alta sociedad ajena a cualquier falta de libertad. Las chicas del cable, por el contrario sí indaga en los problemas de su tiempo, sobre todo el feminismo, tema recurrente en las series actuales que siempre es bienvenido, dicho sea de paso. Las dificultades de la mujer de la época marcan la serie, no sólo a nivel romántico sino también social, familiar y laboral. Además del feminismo propiamente dicho, introduce superficialmente otro tema de moda, el de las escuchas telefónicas, esta vez para prevenir golpes de estado contra Alfonso XIII. Parece que es algo que se lleva haciendo toda la vida. Estos son a grandes rasgos los temas que trata la serie, aunque echamos en falta algo más de profundidad, escarbar un poco más en ellos, lo que enriquecería mucho la narración. Quizá más adelante.

Técnica y artística

No es ningún secreto que Bambú lleva años mejorando el nivel de producción de las series españolas, tanto a nivel artístico como técnico. Con el empujón de Netflix, Las chicas del cable luce aún mejor. La ambientación es muy buena, sobre todo los decorados interiores, aunque en ningún momento se elude rodar escenas exteriores, con un resultado más que aceptable. El equipo de producción ha hecho un buen trabajo investigando la época y eligiendo localizaciones. Con respecto a la parte técnica, me ha gustado la fotografía en términos generales pero me gustaría hacer hincapié en los fondos de colores de las escenas con poca luz, que hay muchas, dando un contraluz que aporta mucho a la narración. No es que me moleste que se use música actual en las series de época, hay suficientes ejemplos que demuestran que suele funcionar, pero me incomoda que dentro de la serie también suene porque se carga la ambientación y los personajes tienen que bailar a otro ritmo. Con el paso de los episodios nos vamos olvidando y, de hecho, empezamos a disfrutar de su cabecera y la canción de los créditos al final.

Las chicas del cable (Netflix) está protagonizada por Blanca Suárez, Ana Fernández, Maggie Civantos, Nadia de Santiago, Ana Polvorosa, Martiño Rivas y Yon Gonzalez.

A nivel artístico, Bambú y Netflix han hecho un buen casting, escogiendo actores muy conocidos en España, cualquiera podría decir que demasiado explotados, como Blanca Suárez, Yon González o Martiño Rivas, que han coincidido varias veces, o Maggie Civantos, protagonista de la gran Vis A Vis. Los combinan con actores y actrices jóvenes que serán estrellas televisivas de aquí a un tiempo como Nadia de Santiago, Ana Fernández, Borja Luna o Nico Romero. Por supuesto, no pueden faltar las viejas glorias como Concha Velasco, Tina Sainz, María Garralón, etc. El nivel interpretativo es bastante alto, así como la dirección de actores, salvo contadas excepciones. Como nota negativa tendríamos que destacar la voz en off de Blanca Suárez, creo que es demasiado descriptiva y entorpece a las imágenes, sobre todo en los inicios y finales de los episodios.

En líneas generales, creo que Las chicas del cable está por encima de la media de las series españolas, pero también de las de Netflix a nivel global. La plataforma sabía lo que quería tras el éxito de Velvet en Estados Unidos y ya lo tiene. Una serie romántica que tendrá buena acogida en todo el mundo aunque no profundice demasiado en otros temas que la harían ser mejor.