Portada » Críticas

Categoría: Críticas

‘Vis a Vis’, la cárcel de la que nunca querrás salir

'Vis a vis', la serie a medias entre Atresmedia y FOX España

¡Hola chicos! Hoy hablaremos de una serie, en donde las mujeres recluidas en prisión son las protagonistas y nos invitan a ser parte del día a día entre rejas .

Estamos hablando de la serie Vis a vis, que consta de cuatro temporadas, cuya última ha terminado recientemente, cerrando el ciclo. La serie fue emitida, en sus dos primeras entregas, por el canal en abierto Antena 3, desde el 20 de abril de 2015 a 31 de Marzo de 2016. Posteriormente, fue cancelada por Atresmedia, pero, afortunadamente, el 23 de abril de 2018, la cadena FOX España, decidió rescatar la serie, haciendo dos temporadas más, terminando el 4 de febrero de 2019. Con esta última, se ha dado un cierre digno a la historia, logrando el apoyo incondicional de los fans, que hemos seguido la serie, a pesar del cambio sugerido por FOX. Aún así, nos deja buen sabor de boca y la oportunidad de despedir, por todo lo alto, a nuestras delincuentes favoritas.

Por un lado, tenemos a Macarena Ferreiro (Maggie Civantos), una mujer que cometió un fraude fiscal y eso le obliga a permanecer presa en una cárcel de seguridad media, conocida como Cruz del Sur. Y como es de esperar, la prisión cambiará su vida para siempre. Tendrá amigas que la defenderán a toda costa, pero también tendrá a su némesis, un alacrán venoso, Zulema Zahir (Nawja Nimri), una mujer en la que la violencia y tortura es algo intrínseco en su vida diaria. Por un lado tenemos a las amigas de Macarena, Soledad, una mujer que quemó a su marido y que lleva toda la vida en la cárcel, a Teresa González (Marta Alero), una toxicómana que no puede desengancharse de las drogas, pero con un gran corazón y a “Rizos” -Estefania Kabila- (Berta Vázquez) una chica que está locamente enamorada de Maca.

También, está el personal carcelario, entre los que tenemos a la “Barbie” Sandoval (Ramiro Blas), un psicólogo depravado, que le encanta tener poder y usarlo sobre las mujeres. Antonio Palacios (Alberto Velasco), un guardia con mucho corazón. Zulema, por su parte, tiene como apoyo a su “Gitana” Saray Vargas de Jesús (Alba Flores), una mujer que no oculta su lesbianismo y que es la mano derecha de Zulema.

Najwa Nimri y Maggie Civantos han mantenido un pulso en las cuatro temporadas de 'Vis a Vis'

Una de las cosas que más me ha gustado de la serie, es que todos los personajes tienen su importancia y sus escenas de lucimiento, ya que el elenco de actores y actrices logra un excelente trabajo. También consiguen que tengas empatía con ciertos personajes y te identifiques totalmente con ellas, incluso tomes un bando u otro. Un punto a favor, que me gustaría resaltar, es la forma que tiene el director Alex Pina, contando como se viven en las cárceles, la forma en que se puede crear un vinculo familiar y las tensiones entre las reclusas y los funcionarios de prisiones, que al final consideras de tu familia.

En Vis a Vis, vemos las consecuencias de las malas decisiones, la posibilidad de las segundas oportunidades y, a pesar de que, las cosas te vengan de cara y no sepas que hacer, sigue, al final triunfarás, si eres persistente. Para ser honesto, la serie tiene altibajos, ya que hay algunos episodios mejores que otros, pero en general, las historias consiguen arrancarte una sonrisa e incluso alguna lágrima.

Todas las temporadas de Vis a Vis están disponibles en Movistar+.

‘The Umbrella Academy’: los superhéroes tienen problemas familiares

Nueva serie de superhéroes basada en un cómic para Netflix, 'The Umbrella Academy'. Siguiendo la época dorada de las series de superhéroes, Netflix amplía su oferta y ahora nos ofrece un producto algo diferente, aunque basado en unos exitosos cómics. ¿Y cuál es su fórmula secreta? Superhéroes más fin del mundo, más familia desestructurada, igual a The Umbrella AcademyEsta serie, escrita por Jeremy Slater (El exorcista) y con Steve Blackman (Fargo, Altered Carbon) como productor ejecutivo, se centra en los miembros de la caótica familia Hargreeves. También conocida como la Academia de la sombrilla.

La historia nos cuenta, que tras la misteriosa muerte del padre, Sir Reginald Hargreeves, también llamado Monocle, los siete superhéroes de la familia deberán reunirse para esclarecer lo sucedido. Por un lado, vemos que los siete chicos, no tienen nombre, ya que para Sir Reginald era algo problemático, así que les asignó un número. Así que, tenemos a: Número Uno, Luther Hargreeves (Space Boy) con superfuerza y que reside en la luna; Número Dos, Diego Hargreeves (The Kraken) es un boxeador y protector y muy habilidoso con las armas; Número Tres, Allison Hargreeves (The Rumor) que consigue dominar tu pensamientos; Número Cuatro, Klaus Hargreeves (Sesance) un psíquico con capacidad de levitar y que logra comunicarse con los muertos; Número Cinco, un misterio a resolver ; Número Seis, Ben Hargreeves (The Horror) el personaje ya ha fallecido, nada más empezar la serie, pero lograr liberar monstruos bajo su piel y Número Siete (The White Violin) Vanya, una violinista prodigiosa.

Imagen del cómic de 'The Umbrella Academy'

Esta nueva serie de Netflix, nos ofrece una muy buena experiencia para el disfrute de los fans de las novelas gráficas de superhéroes, pero en esta ocasión, con toques dramáticos. The Umbrella Academy nos muestra la fragilidad de la familia y cómo, ante el más mínimo incidente, todo se puede resquebrajar, poniendo a prueba su cohesión.

Según los episodios que he visto, he disfrutado muchísimo y creo que logra el punto de acción pura, humor negro junto al drama mas desgarrador. Lo que más me ha gustado de la serie han sido los personajes y sus némesis y, sobre todo, destacar las escenas de lucha, que sobresalen a otras series del mismo género. Estoy con ganas de ver el resto de la temporada.

The Umbrella Academy ya está disponible en Netflix

‘The Good Place’: nunca el mas allá fue tan divertido

Una de las comedias más exitosas de las networks americanas, 'The Good Place'

¡Hola chicos! Hoy hablaremos de una serie, en la que la muerte y la “otra vida” es una excusa para mostrar que lo que nos depara cruzando el umbral, no tiene por que ser negativo. Estamos hablando de la serie The Good Place, que consta de tres temporadas, cuya tercera ha terminado recientemente y que ha sido renovada para una cuarta, es emitida por la NBC en Estados Unidos, en el resto del mundo, a través de Netflix.

Por un lado, tenemos a: Eleanor (Kristen Bell), una chica bastante mentirosa que se aprovecha de la gente y que al morir, aparece en el cielo o el “lado bueno”. Pero ahora tiene a su alma gemela, Chidi (William Jackson Harper), un profesor de ética, muy indeciso, otro compañero de aventura es Michael (Ted Danson), su consejero y mentor que le ayudará en su nueva vida y por supuesto, Janet, una inteligencia artificial (D’Arcy Carden). También, tenemos a Tajani (Jameela Jamil) una filantropa y un pelín estirada, que quiere destacar por encima de cualquier otra cosa y Jason Mendoza (Manny Jacinto), en principio, como un monje budista, pero luego, se muestra algo diferente.

El reparto de 'TheGood Place' está encabezado por Kristen Bell y Ted Danson

 

Una de las cosas que más me ha gustado de la serie es que todos los personajes tienen su importancia y sus escenas de lucimiento. Además, todos los personajes tiene evolución a lo largo de la temporada, aunque en algunos sea menos evidente que en otros. He de comentar que la serie tiene capítulos de 25 minutos, de rápido consumo y la originalidad, en cada temporada, es algo a revindicar.

Un punto a favor que me gustaría resaltar es la forma que tiene el director y escritor Michael Schur, creador de magníficas series como Parks and Recreations, es la forma de interpretar el cielo y el infierno. Ya que, por un lado, vemos el cielo, un barrio residencial modélico, en el que las cosas están hechas a la medida de sus habitantes, se parece a Rodeo Drive, pero menos ostentoso. Vemos como son las oficinas del cielo, que lucen como una sala de espera de un médico. También me gustaría comentar, que para viajar de una parte a otra, utilizan un tren a vapor. En el lado malo o infierno, podemos ver la ostentación, el lujo y la hipocresía, todo con mala leche, para que las almas atormentadas, sufran. Lo que sí me ha llamado la atención es que en ningún momento vemos a niños o adolescentes, algo que declaró Michael Schur en una entrevista, en la que comentó que no quería ver sufrir a niños ni que la gente lo pasará mal viéndolo.

En The Good Place, vemos la falta de comunicación, la posibilidad de las segundas oportunidades y, a pesar de que las cosas te vengan de cara y no sepas que hacer, sigue, al final triunfarás, si eres persistente. Para ser honesto, la serie tiene altibajos, ya que hay algunos capítulos mejores que otros pero en resumen, las historias consiguen arrancarte una sonrisa e incluso alguna lágrima.

Todas las temporadas de The Good Place están disponibles en Netflix.

‘La chica del tambor’, la mini serie de espías con el sello BBC y John Le Carré

La coproducción entre BBC y AMC, 'La chica del tambor', se emite en #0 de Movistar+

Las novelas de John Le Carré cuentan con una gran cantidad de adaptaciones tanto al cine como a la televisión a lo largo de los años, normal teniendo en cuenta que son buenas y que se encuadran en el género de espías, al que el cine siempre ha sabido sacarle mucho partido. La referencia más reciente la tenemos con El Infiltrado (The Night Manager), también de la BBC. Ahora le llega el turno a La chica del tambor (The Little Drummer Girl).

La chica del tambor está ambientada en años después de la masacre de los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. En pleno conflicto entre palestinos e israelíes, un grupo de agentes del Mossad traza un maquiavélico plan que consiste en infiltrar a una joven actriz inglesa, Charlie (Florence Pugh), dentro de una peligrosa célula terrorista que está asesinando a prominentes figuras judías. Será sometida a un duro entrenamiento psicológico para poder atrapar a Khalil.

El género de espías siempre ha llamado la atención de lectores y espectadores, desde el mismísimo James Bond hasta uno de los autores más reconocidos en este campo, John Le Carré, cuyas adaptaciones cinematográficas siempre han tenido algún punto destacable, incluso las más flojas. No puedo evitar acordarme de El jardinero fiel, que me encantó en su momento, o de El Infiltrado, una muy buena adaptación para la televisión como sólo los británicos saben hacer. La que nos ocupa hoy, La chica del tambor, ya contaba con una versión cinematográfica de 1984, sólo un año después de la publicación de la novela, dirigida por George Roy Hill y protagonizada por Diane Keaton.

En esta ocasión, el encargado de dirigir los seis episodios que componen la mini serie es Park Chan Wook, el aclamado director coreano, célebre por títulos como Old BoyThirst La doncella. Aunque me avergüence de ello, tengo que reconocer que no había visto nada de su filmografía. Cierto es que la dirección de La chica del tambor es uno de sus puntos fuertes, apoyada en una fotografía que nos teletransporta automáticamente a los años 70, así como la escenografía, el vestuario, la peluquería y el maquillaje. Todo ello consigue que parezca un producto rodado en la época que recrea.

La narrativa me ha parecido muy llamativa al mismo tiempo. Junto a una colección de planos muy arriesgados, destaco el rodaje de algunas escenas tomadas en plano general con la cámara fija, como una persecución que se da en el tercer episodio. En cuanto al fondo, la historia contiene todos los ingredientes típicos del espionaje, como la tensión, la seducción y ese doble juego que tanto nos gusta. Todos ellos muy bien transmitidos por el director. Además, maneja con mucho cuidado el conflicto judeo-palestino, adoptando una postura equidistante aunque sin dejar de lado la injusticia que vivieron (viven) hasta la creación del estado que merecen.

La protagonista de La chica del tambor ha resultado ser una grata sorpresa

También por los actores y actrices, entre los que hay que destacar al trío protagonista, sobre todo a Florence Pugh, todo un descubrimiento para mí, que consigue llevar sobre sus hombros todo el peso dramático sin pestañear. Dura, sensual e ingenua cuando tiene que serlo. Junto a ella sus dos reclutadores, Michael Shannon, que brilla más por su capacidad para transformarse en quien quiera sin parecer él, y que con sus registros consigue recrear de forma verosímil a un hombre de su época y estatus. Por último, Alexander Skarsgaard, que está bastante correcto como el entrenador emocional de Charlie, simulando ser el terrorista durante todo el proceso. Brilla menos, supongo que por la naturaleza de su papel más contenido que los demás.

En definitiva, La chica del tambor no es sólo una entretenida historia de espías, sino que va más allá gracias a un director que sabe lo que hace, y se luce, unas interpretaciones muy intensas que te dejan pegado a la pantalla y una historia consistente detrás, algo que siempre vamos a tener con John Le Carré.

La chica del tambor se emite en Movistar+ semanalmente, para luego estar disponible en la plataforma de V.O.D

‘Sex Education’: El sexo como tabú en tiempos de milenials

Sex Education, la nueva serie de Netflix que explora la sexualidad

¡Hola chicos! Hoy hablaremos de una serie, en la que los problemas sexuales de los adolescentes son una excusa para mostrar las miserias e inseguridades del ser humano. Estamos hablando de la serie Sex Education. La primera temporada consta de ocho episodios, de cincuenta minutos cada uno, escrita y dirigida por Laurie Nunn, que transcurre en un instituto llamado Moordale, en Inglaterra.

Por un lado tenemos a: Otis Melbourne (Asa Butterfield), un nerd introvertido, que vive con su madre (interpretada magistralmente por Gillian Anderson) terapeuta sexual. Otis, un día, imparte consejos a sus compañeros del instituto, convirtiéndose en gurú sexual, a cambio de dinero. Entre los personajes, podemos destacar a su socia de la clínica sexual, Maeve (Emma Mackey) y a su mejor amigo Eric (Ncuti Gatwa), gay con un estilo y forma de pensar muy peculiar.

Una de las cosas que más me ha gustado de la serie, es que todos los personajes tienen su importancia y sus escenas de lucimiento. Además, todos los personajes tiene evolución a lo largo de la serie, aunque en algunos sea menos evidente, que en otros. Partiendo de que, se juega con los estereotipos de las series y películas clásicas de instituto. Respecto al desarrollo de la trama, a mí, me ha gustado mucho, ya que refleja como es la sociedad actual y en particular, como son los adolescentes con los rumores y chismorreos pero ahora con las redes sociales. Y, por supuesto, al igual que a muchos espectadores, el final de temporada nos dejó descolocados, porque nuestras preferencias iban por un camino distinto.

Asa Butterfield y Emma Mackey, protagonistas de Sex Education

En Sex Education, vemos la falta de comunicación entre padre e hijos, el sexo como algo imprescindible, además del bullying, homofobia y el intento de encajar en una sociedad exigente, que te devora y luego te margina. Durante toda la serie, he disfrutado muchísimo, ya que, a partir de un tema tan tabú, como el sexo, vemos la miserias de la sociedad actual, porque como nos ha enseñado Otis, los problemas sexuales es algo holístico y no sólo se concentra en los genitales, sino en todos los aspectos de la relación, siendo más emocional que físico. Y cuando logramos ese punto zen, podemos flotar, literalmente.

A partir de aquí puede haber algún spoiler, sigue leyendo bajo tu responsabilidad

Desde mi punto de vista, recién visto el episodio final, no entendí muy bien el cierre que tiene la relación de Otis-Maeve, ya que, yo sí quería verles juntos. Al paso de las horas, analizando la situación, Maeve odiaba a Otis por vender información a Jackson, para que lograra conquistarla, para ella era una traición, y por eso, que al final termine con Maeve, no tiene sentido. Además, Otis y Ola les queda un camino de descubrimiento de la sexualidad y el primer amor, juntos, aún mejor. Pero los fans de la serie, entre los que me incluyo, queremos ver más desarrollo y no ver un final “pastelón” y que todo sea muy “final feliz”. Acepto lo que venga, estoy de acuerdo con el final, pero… ¡Necesito más! ¡Quiero la segunda temporada ya!

 

Sex Educatión estará desde el día 11 de Enero en  Netflix.

‘Black Mirror: Bandersnatch’ Volviendo a los 80’s

Black Mirror: Bandersnatch

¡Hola chicos! Hoy hablaremos del esperado regreso, de la serie que nos ha hecho reflexionar acerca del uso de la tecnología y que ahora tengamos cierta repulsión a ésta. Estamos hablando de: Blackmirror Bandersnatch.

El episodio/película de 1 hora y 35 minutos, es escrita por el creador de la serie, Charlie Brooker y dirigida por David Slade, como novedad en Netflix, que nos muestra, a través de un diseño interactivo, la toma de decisiones sobre la trama de la historia y que a modo de prueba y error, podemos encontrar un mejor final a la rutina del personaje principal.

Por un lado tenemos a: Stefan (Fion whitehead), un joven programador de videojuegos, que tiene un proyecto basado en su libro favorito, que es del formato “diseña tu propia historia”; pero su mente jugará en su contra, para completar esa obra maestra en que desea convertir su videojuego. Como contrapunto, tenemos a Colin Ritman, un famoso diseñador y genio de la industria y referente de Stefan. Colin es una persona pasada de vueltas, que utiliza las drogas para evadirse de la vida que lleva; además tiene pareja y un hijo pequeño.

Tambien, veremos al director de la empresa que le exige resultados, aunque le da total libertad de creación a Stefan. Otro personaje es Peter Butler, el padre de Stefan, una persona que sobreproteje por un sentimiento de culpa, ya que tras la muerte de su mujer, en un accidente de tren, la vida de ambos no ha sido la misma y sobre todo con consecuencias traumáticas para su hijo. También, tenemos a una psiquiatra, la Dra. Haynes, que intenta ayudar a Stefan a superar los traumas y reconducir su vida.

 

El equipo de Black Mirror Bandersnatch

En la serie, vemos la falta de comunicación familiar y el aislamiento de la persona, que con la ingesta de drogas y la obsesión por el trabajo, solo le lleva a un abismo de estrés y violencia.

Fion Whitehead, como Stefan Butler, borda el papel de chico atormentado, que no logra superar la muerte de su madre y obsesivo por detalles que rayan en la conspiración y paranoia. Los demás personajes, actúan como títeres de la rutina, de lo que debe hacer o no Stefan, en cada momento y con cada decisión.

Durante toda la serie, he disfrutado muchísimo la experiencia interactiva, ya que me recuerda a los libros, que yo leía en mi época más juvenil, los de “elige tu propia aventura”, donde la toma de decisiones, era crucial para el éxito o fracaso de nuestra misión.

Related image
Elige tu Propia Aventura

La historia de Stefan, nos muestra, cómo cada toma de decisiones, marcará su futuro y por supuesto, que las decisiones, siempre serán necesarias e inevitables, pero lo interesante es la manera en que las realiza, sus reacciones desproporcionadas, violentas y sádicas.

Black Mirror: Bandersnatch estará desde el día 28 de diciembre en Movistar+ y Netflix.

Kidding: Jim Carrey vuelve por la puerta grande

Kidding, la nueva serie de Showtime que emite Movistar+

¡Hola chicos! Hoy hablaremos del regreso de Jim Carrey, pero no un regreso cualquiera, sino uno por todo lo alto: el acierto de reinventarse de Carrey, ya que es capaz de interpretar a un personaje dramático y entrañable. ¡Jim no estaba muerto, estaba de parranda! Estamos hablando de: Kidding.

La serie de 10 episodios, de 30 minutos cada uno, es escrita por Michael Holstein y dirigida por Michael Gondry. Tenemos una ventana abierta a la vida onírica de la familia Pickles y en algunos momentos, la realidad y la fantasía se confunden, como mecanismo para enfrentar la rutina.

Entre los tres protagonistas, por un lado tenemos a: Jim Carrey, como Jeff Pickles, el alegre presentador de un programa infantil de la tv estadounidense; pero un día, la vida familiar se sacude, por un accidente de tráfico y la manera particular de enfrentar el proceso de duelo. Como contrapunto, tenemos a Frank Langella, el director del programa de televisión y padre de Jeff, al que manipula por interés económico, donde lo único que le importa es su trabajo y menosprecia los sentimientos de los demás. También, tenemos a la hermana de Jeff, Dreide, interpretada por Katherine Keener, quien diseña y fabrica los muñecos del show y que está sufriendo una crisis matrimonial. En la serie, vemos la falta de comunicación en las familias actuales y la represión de los sentimientos.

Jim Carrey, como Mr. Pickles, borda el papel de hombre subyugado por su padre, abandonado por su madre, recien divorciado y menospreciado por su propio hijo adolescente, que se avergüenza de la personalidad ingenua de su padre.

Durante toda la serie, he disfrutado muchísimo y creo que logra un punto desenfadado y canalla, sin ser ofensivo, pasando por momentos muy dramáticos a otros ácidos, con humor negro.

La historia, nos muestra un ejemplo de cómo hay que luchar y sobrellevar cualquier obstáculo que aparezca y no anclarnos a personas ni situaciones pasadas; que la familia perfecta no existe, ni tienes el trabajo de tus sueños, sino lo disfrutas; y que nos merecemos ser felices, eso sí, sin hacer daño a los demás…. ¿Lo has escuchado Vivian?….

Kidding está completa en Movistar+.

‘Super Drags’: El ‘Lip Sync’ y los superheroes ‘drag’ llega a Netflix

Super Drags. la nueva serie de animación brasileña de Netflix

¡Hola chicos! Hoy sacamos las lentejuelas y la boa de plumas, porque traemos una sorpresa, ya que, por primera vez en Netlix, hay una serie de animación con mucho glamour y purpurina: Super Drags.

La mini serie, de origen brasileño, ha sido escrita y dirigida por Anderson Mahanski, Fernando Mendonça y Paulo Lescaut. Tiene cinco episodios, y de una forma irreverente y paródica, nos cuenta la rutina de tres empleados en una tienda, esto de día, pero por las noches se transforman. Se ponen las mallas de superhéroe y los zapatos de plataforma, para salvar al mundo de las injusticias y, por supuesto, ayudar a la comunidad LGTBI, para que sean respetados y se les trate como iguales.

Entre los tres protagonistas, vemos  diferentes personalidades, dentro del mundo LGTBI; ya que, por un lado tenemos a: Patrick, como Lady Chifron, la lider del grupo, una chica pobre, maternal, protectora y muy honorable, pero que está acomplejada con su físico. El segundo personaje, tenemos a Ralph, como Safira, una drag con influencia del anime o manga Otaku, es la más ingenua; debemos aclarar que Safira, sufre una problema con su padre, ya que no le acepta que sea gay, llegándolo a echar de casa . Por último, tenemos a Donizete como Scarlett Carmesí, la más fiera de las tres, con carácter y no se doblega ante nadie y que busca un hombre con temperamento.

Me gustaría destacar a Lady Goldiva, personaje que se ha basado en la drag queen brasileña, Pablo Vittar. En la serie, es una diva, que como Cher, tiene a toda la comunidad a sus pies; es un símbolo de referencia para todos y todas. Otro personaje muy importante es Vedette Champagne, interpretada por la también drag queen brasileña, Silvetti Montilla, es la jefa de las Super Drags.

'Super Drags' nos presentan a unas heroínas que luchan por los derechos LGTBI

Entre las aventuras de nuestras heroínas, tenemos la lucha contra Lady Elza, una drag venida a menos, que odia a Lady Goldiva y que quiere ocupar su lugar, apropiándose de su reconocimiento y fama. Como curiosidad, en la versión americana, las voces en inglés, son de famosas drag queens, como: Trixie Mattel, Ginger Ginj y Shangela Laquifa, provenientes del reality Rupaul’s Drag Race.

Con los cinco episodios, he disfrutado muchísimo y creo que logra un punto desenfadado y canalla, sin ser ofensivo. Nos muestra cómo hay que luchar por una defensa de nuestros derechos, que sabemos que hay gente que no está de acuerdo y que intentará marginar a las personas por su orientación sexual, que los prejuicios son por cosas que desconocen. Tengo que decir que la serie es arriesgada y con dobles mensajes, pero tiene un consumo rápido y es muy disfrutable.

Super Drags está completa desde el 9 de noviembre en Netflix.

‘Arde Madrid’: La Gardner incendia Madrid

La nueva serie de Movistar+ es Arde Madrid, creada por Anna R. Costa y Paco León

¡Hola chicos! Bienvenidos a una nueva review. Hemos tenido el privilegio, de disfrutar en primicia, gracias a Movistar+, los primeros 4 episodios del proyecto de Paco León, en el que se narran las andanzas de Ava Gardner en Madrid, contada desde el punto de vista del servicio doméstico que le atendió en su estancia ibérica.

Esta serie, con guión de Anna R. Costa y Paco León, que además, ha dirigido, producido y protagonizado. En formato mini serie de ocho episodios ,rodado en blanco y negro, nos cuenta de forma anecdótica la estancia de Ava Gardner (Debi Mazar), durante el rodaje en Madrid, de la película de Samuel Bronston 55 días en Pekín.

Entre la “servidumbre”, tenemos a Ana Mari (Inma Cuesta), cuarentona, solterona, coja y espía enviada por la sección femenina del régimen de Primo de Rivera, para informar sobre los movimientos de Ava Gardner y saber si existían “actividades sospechosamente subversivas” con la gente del artisteo español (parafraseando al personaje de Carmen Machi en el episodio uno). Ana Mari se hace pasar por una mujer casada que busca trabajo como criada, en la casa de Ava Gardner; y junto a Manolo (Paco León), el chófer de Ava, un caradura que se dedica a trapichear con todo lo que puede para salir adelante. También tenemos a María (Anna Castillo), otra de las criadas, joven, ingenua, que está empezando a descubrir cosas que para las mujeres de su época, se les habían prohibido y reprimido. Es un reflejo de las futuras mujeres y la lucha por liberarse, que empiezan pisando fuerte en España y plantando cara al qué dirán.

Muchas caras conocidas entre el reparto de 'Arde Madrid'

También me gustaría destacar a Bill Gallagher, interpretado por Ken Appeldorn, el agente y enlace entre la MGM (Metro Goldwin Mayer) y Ava, que será la persona que le va a ofrecer el papel de la película 55 Días en Pekín. Tenemos, también, a los Perón, conformadas por Juan Domingo (Osmar Núñez) e Isabelita (Fabiana García Lago), exiliados de Argentina y que tienen que sufrir las constantes fiestas de Ava, hasta altas hora de la madrugada. No quiero olvidar a Julian Villagran, el cuñado de Manolo y hermano de Ana Mari, que tiene algún transtorno. También, Lucero y Vargas, de origen gitano, intrepretados por Miren Ibarguren y Moreno Borja.

En la serie, podemos ver a Silvia Tortosa, haciendo de la propietaria de una peletería y que Manolo intenta camelar, Melody interpretando a la famosa cantante y actriz Carmen Sevilla, Mariola Fuentes, haciendo de Lola Flores, “La Faraona” y Eugenia Martinez de Irujo haciendo de su difunta madre la Duquesa de Alba, entre otros.

Con los 4 episodios vistos, he disfrutado muchísimo y creo, que logra un punto desenfadado y canalla, sin llegar a ofender. Nos muestra un país en represión, siendo controlado por un régimen moralista, anticuado, que prohíbe cualquier atisbo de felicidad. Vemos que la llegada de una mujer de bandera, como Ava Gardner, sacó una parte dormida de la sociedad española y que sirve de pretexto para el surgimiento de la vida nocturna de Madrid. Me gustaría destacar la cabecera: en cada episodio vemos quién va a ser la persona en torno a la que va a girar la historia.

Arde Madrid está completa desde el 8 de noviembre bajo demanda en Movistar+.

‘Daredevil’, del infierno al cielo

Portada de Daredevil

Eramos muchos los que esperábamos la tercera temporada de Daredevil, de nuestro intrépido y perspicaz héroe interpretado por Charlie Cox (Boardwalk Empire). Veníamos con las esperanzas puestas en esta temporada ya que ha pasado mas tiempo de lo normal entre una temporada y otra y tras las cancelaciones de Iron Fist y Luke Cage casi al unisono. (CONTIENE SPOILERS).

Tras el final de la segunda temporada en el que Daredevil se juega la vida por la chica a la que de verdad ama y por la que casi da su vida en aquel fatídico accidente en el cual le cae un edificio encima, podemos ver a un Matt Murdock abatido, destrozado y muy magullado por las heridas, un Daredevil que ha tocado fondo y el cual tiene que volver al orfanato donde se crió para buscar cobijo y protección.

Vistos los dos o tres primeros capítulos de esta temporada de Daredevil, podemos observar a como nuestro amigo de rojo empieza cuestionarse quien es, lo que es y lo que representa, pensando si los hechos consecuentes de sus acciones eran inevitables y pensando en colgar el traje. A su vez entran en juego dos nuevos personajes que darán mucho juego a la temporada, por una parte el Agente especial del FBI Ray Nadeem interpretado por Jay Ali (Bloomers) y por otra parte el Agente Benjamin Poindexter ‘Dex’ interpretado por Wilson Bethel (Hart of Dixie).

El falso Daredevil interpretado por Wilson Bethel

Tras la frustración de Nadeem por sus  problemas de dinero y el intento de asesinato de Wilson Fisk  decide presentarle un plan a su jefa. Nada mas y nada menos que dejar en libertad a Fisk a cambio de información, una decisión que como hemos visto se tornó en su contra. Nadeem no dejó solo suelto a Fisk sino también le dio la posibilidad de rearmarse y de seguir influyendo en la vida de todo aquel que lo rodeaba, haciéndoles que le fuesen fiel a toda costa.

El capitulo 5 es la clave de todo, Fisk necesitaba a un compinche a la altura de las expectativas, un fiel servidor para combatir a Daredevil y ahí estaba el agente especial Poindexter, un chico criado en orfanatos y con un pasado muy turbio le hacía el candidato perfecto para que Fisk se aprovechara de él, un ‘Dex’ con preocupantes problemas de ira y con una clara falta de cariño, una bomba de relojería a punto de explotar.

Conforme avanzamos nos damos cuenta que el plan de Fisk consiste en desacreditar la figura de Daredevil perpetrando diversos ataques en su nombre en lugares clave de La Cocina del Infierno para convertirle en el enemigo publico numero 1. La situación se vuelve insostenible cuando el falso Daredevil ataca la sede del periódico de The Bulletin y en el que trabaja Karen Paige interpretada por Deborah Ann Woll (True Blood), la amiga de Daredevildejando varios muertos.

Daredevil contra Dex en el Bulletin

¿Cual sería la siguiente jugada? La decisión de ‘Foggy’ Nelson interpretado por Elden Henson (Los Juegos del Hambre, Sinsajo parte 1), el amigo y antiguo compañero de trabajo de Matt Murdock, de presentarse a las próximas elecciones para fiscal del distrito, con el objetivo principal de encerrar de por vida a Fisk, pero a este le daba igual, seguía con su plan para dominar la ciudad, por ello su siguiente objetivo era corromper al agente Nadeem con un sutil chantaje, pero este tras ver lo que Fisk era capaz de hacer, se revela y se convierte en el testigo clave para encerrar a Fisk.

En los episodios finales, con un Daredevil al limite, tras el ataque a la iglesia donde se crió, decide que Fisk tiene que morir, una linea que jamas había cruzado, matar. Aunque finalmente este se deja convencer por ‘Foggy’ para confiar en la justicia y hacerlo a su manera, confiar en la declaración de Nadeem, pero Fisk va siempre diez pasos por delante de sus enemigos y chantajea al jurado popular para que lo declaren inocente.

Fisk en rueda de prensa provocando a Daredevil

Fue la gota que colmó el vaso, Un Nadeem abandonado por su familia y sentenciado a muerte decide declarar toda la verdad a través de un vídeo, un vídeo que fue enviado a todo el mundo antes de su muerte y que sirvió para que todo el mundo abriese lo ojos, Fisk era un criminal y los había engañado a todos.

Pero como no, nos faltaba algo antes de finalizar la temporada, exacto, la batalla final a tres entre un Fisk ya descubierto públicamente, un Daredevil dispuesto a matarlo y un ‘Dex’ que se siente engañado y traicionado por Fisk. Tras la ración final de mamporros, un ‘Dex’ derrotado y un Fisk arrodillado ante Daredevil y esperando recibir el ultimo golpe de graciaDaredevil cumple con su compañero ‘Foggy’ y entrega a Fisk a las autoridades.

La serie se queda para una cuarta temporada que esperamos ver no muy tarde y con un final muy abierto, en el que ‘Dex’ parece postularse como nuevo villano.

¿Y que tal me ha parecido?

Creo que ha sido de lo mejorcito que he visto en 2018 en lo referente a la ciencia ficción, la trama está muy lograda, con muchos giros inesperados y unos personajes muy bien conseguidos, destacando una vez mas a Charlie Cox en el papel de Daredevil y a Vincent D’Onofrio como Wilson Fisk, con una mención muy especial a Wilson Bethel por su papel de ‘Dex’, un personaje con un carisma espectacular y una de las mejores actuaciones de la temporada, esperando con ganas verlo muy pronto en la próxima temporada.