Portada » Netflix

Etiqueta: Netflix

‘Gambito de dama’: un tablero dominado por la elegancia y la obsesión

'Gambito de Dama' ha sido una de las grandes sorpresas del año en Netflix

Este artículo contiene spoilers de Gambito de dama

Hay personajes que poseen el enigmático poder de seducirnos. Los hay en la ficción. Y también viven entre nosotros. Las estrellas de rock, los grandes artistas, las figuras del espectáculo, son seres curiosos a los cuales adoramos sin motivos aparentes, pues son la personificación de las cosas que deseamos. No nos importa si tienen defectos. Su poder emana desde otra fuente, de aquello que son capaces de transmitir y que nos deja un hueco en la cabeza, regalándonos un poco de locura y fantasía. Bajo esta premisa, muchos poseen personalidades extrañas, apáticas, o bordean los océanos como peces angustiados, melancólicos y víctimas de la ansiedad. Sentirse fuera del mundo, es como una navaja que permanece en la mesa, pronta a ser usada. 

Gambito de Dama (The Queen’s Gambit) podría encajar en aquel teorema. La historia de alguien atípico, que se abre paso entre un bosque de animales extraños. Esta producción, salida desde los baúles de Netflix, pertenece al grupo de series que aparecen de vez en cuando, con un bajo perfil y un conejo oculto en el sombrero. Anya Taylor – Joy (The Witch) es la introvertida Elizabeth Harmon, una niña huérfana que pasa la mayor parte de su infancia en un hogar de acogida, lugar en donde conoce a Mr. Shaibel (Bill Camp, The Outsider) un empleado, amante del ajedrez, el que se convertirá en su maestro. La brillante mente de la joven la llevará entonces a experimentar una obsesión por el juego desde el inicio. Tiempo después, será adoptada por Alma Whitley (Marielle Heller, Can You Ever Forgive Me) y su esposo Allston (Patrick Kennedy, Murder On The Home Front) quienes le brindarán un nuevo hogar y educación. Allí, Beth, deberá aprender a convivir con un padre postizo que desaparece al poco tiempo, y con una mujer presa de la angustia y la tristeza. Poco a poco, entablará amistad con aquella dama, la que se convertirá en la compañera de viajes de la chica, mientras  participa de diversos torneos de ajedrez, destacando rápidamente por su implacable y magnífico juego. 

La protagonista absoluta de 'Gambito de Dama' es Anya Taylor-Joy, lanzada al estrellato gracias a la miniserie de Netflix.

A medida que avanza Gambito de dama, Elizabeth, se volverá más fuerte en el tablero, circunstancia que alimentará su obsesión, encontrando alivio en las pastillas y el alcohol, presa de una especie de ausencia y soledad inalienables, atrapada muchas veces en aquel abismo de genialidad, que se manifiesta con rasgos autistas, para luego desencadenarse en un carácter enigmático y seductor. A su lado, tendremos la aparición de diversos edecanes. En un principio, se verá prendada de Townes ( Jacob Fortune Lloyd, Star Wars episodio IX ), periodista y ajedrecista, y más tarde,   aceptará  la amistad de  Harry Beltik (Harry Melling, The War of the Worlds)  y la de Benny Watts (Thomas Brodie-Sangster, Godless ) el carismático campeón de los Estados Unidos.

La fantástica interpretación de esta pálida actriz, que encandila por su belleza y elegancia, no puede ser más que aplaudida. Convertida en un imán hacia donde todo va y viene, brilla y transmite sutil y naturalmente, haciendo que la serie, aún constando de buenas subtramas y sólidos personajes secundarios, descanse sobre los hombros de Beth, quien es capaz de llenar cada espacio con su sola presencia, sus gestos graciosos y su caminar, en una mixtura que coloca trozos de sensualidad e intelecto en un solo plato delicioso. Esto, a la par de una banda musical que viene como anillo al dedo, acompañando a la perfección los planos y la fotografía, siempre cuidada en tonos sobrios, que no por eso, dejan de ser exquisitos. 

El guion de Gambito de dama se elabora a partir de la vieja premisa del personaje que debe enfrentarse a su destino, en un mundo que lo hace sentir incomprendido. Sin embargo, cada episodio mantiene un equilibrio digno del mejor vals, entregando detalles y momentos que se adhieren como moscas a la miel al esqueleto de la heroína, que al igual que un sol errante, se tambalea en la atmósfera, mientras los demás astros giran a su alrededor. No necesita grandes revelaciones, ni grandes enigmas, ni giros locos e inesperados. Paso a paso, el clímax se levanta como una ola enorme, mientras la tensión del juego nos mantiene alertas, fijos en las miradas, atentos a la narración y a las piezas desplazadas por los participantes del espectáculo. Pues, en verdad, Gambito de dama, lo es. Es un show bien montado, ejecutado sin quebraduras.

Elizabeth, representa fielmente a quienes poseen un espíritu que necesita salir en busca de respuestas. Es especial, no por ser impulsiva o vivir al borde de las adicciones, sino por la fuerza y la pasión que desata. Este genio pelirrojo, se debate entre la cordura y el despilfarro, probándose el disfraz de la chica rebelde, para luego dejarlo a un lado y vestirse de sobrio esplendor. No es la rockstar del ajedrez por estar en la cuerda floja de la fama. Lo es por su carácter, porque pelea de igual a igual entre los  hombres, gigantes a los que debe derrotar, dejando un rastro de carmín y pinceladas de un discurso feminista muy bien cubierto y esmaltado para que no ser demasiado obvio o efectista. 

'Gambito de Dama o cómo una serie de ajedrez puede conquistar a crítica y público

Al final, habremos llegado a la cima de la montaña, deleitándonos con una vista magnífica. Nuestro personaje, luego de caer y arrastrarse, se ha puesto de pie, encontrando la reconciliación en aquel azaroso pasado que vimos al inicio, en aquel sótano lleno de memorias, en la hermandad que va más allá de la sangre y en los pasillos de aquel refugio primigenio. Ha sido capaz de mirarse al espejo, en donde el reflejo de la orfandad sigue anclado, rondando como un fantasma, haciéndola dudar de sí misma. Son esos viejos y agridulces recuerdos los mismos que le entregarán la armadura que necesita para vencer a esos grandes caballeros del tablero y a su rey. Allá, en tierras lejanas, en donde ancianos y desocupados, se reúnen cada día para jugar una partida melancólica y gris, que termina por darles esperanza y alegría.

Gambito de dama está disponible completa bajo demanda en Netflix.

‘La maldición de Bly Manor’, una preciosa historia de fantasmas y dramas

Mike Flanagan adapta el libro de Henry James, 'Otra vuelta de tuerca' en 'La maldición de Bly Manor'

Una de las series más esperadas de este otoño es La maldición de Bly Manor, segunda parte de la antología de terror creada por Mike Flanagan. La primera temporada, La maldición de Hill House fue una sorpresa y un gran éxito de crítica y público. Su mezcla perfectamente elaborada y estudiada entre el terror clásico y el drama familiar la aupó a las primeras posiciones de los rankings de mejores series de 2018. Si para la primera temporada, Flanagan se inspiró en una novela de Shirley Jackson, en esta segunda recurre al clásico de Henry James, Otra vuelta de tuerca. Sobre una adaptación libre, reúne otra vez los mismos ingredientes para conseguir que ambas series tengan su impronta, es decir, que podamos identificarlas como parte de la misma antología.

La maldición de Bly Manor nos sitúa en una mansión inglesa en 1987, donde viven dos huérfanos que, además de haber perdido a sus padres, también han perdido a su anterior au pair. Dani Clayton (Victoria Pedretti) acepta el trabajo, a pesar de lo extraño de la oferta, con tal de huir de su pasado en Estados Unidos. Allí se encuentra con Miles (Benjamin Evan Ainsworth) y Flora (Amelie Bea Smith), dos niños adorables pero con un lado oscuro que inquieta a la protagonista. Al cuidado de la casa está Hannah Grose (T’Nia Miller), el cocinero Owen (Rahul Kohli) y a la jardinera Jamie (Amelia Eve). Dani pronto irá descubriendo los secretos de la casa y los misteriosos sucesos que ocurren en ella.

Victoria Pedretti como Dani en 'La maldición de Bly Manor

Gran parte del éxito de La maldición de Hill House fue conseguir una mezcla perfecta entre el trillado subgénero de las casas encantadas y el drama familiar. El primero estaba totalmente estancado desde hacía años y únicamente se valía del jumpscare para conseguir crear un efecto en el espectador. El segundo, ahora, es uno de los géneros de moda y, bueno, siempre ha funcionado bien en televisión. Con esta unión, consiguieron que nos uniéramos sentimentalmente a los personajes, que sufriéramos a su lado. Pero Flanagan también consiguió que el único terror del relato no fueran los fantasmas, sino las consecuencias en la familia Crain de haber vivido en una casa encantada.

Por tanto, Otra vuelta de tuerca era la novela perfecta para seguir esa senda. El sentimiento de pérdida de los hermanos Wingrave tras perder a sus padres y a su institutriz era el caldo de cultivo perfecto para continuar con la fórmula sin desgastarla, con un material sólido detrás. La obra de Henry James dejaba a la interpretación de cada lector si los fantasmas eran reales o estaban en la cabeza de Dani Clayton. Obviamente, La maldición de Bly Manor no se podía permitir eso, los fantasmas deben ser reales, pero aprovechan todo el bagaje de los personajes para crear esos sentimientos encontrados de terror y tristeza que tanto nos sobrecoge.

Esta segunda entrega no se mueve tan bien en el terreno del terror. Lo tenía difícil porque los fantasmas de la primera tenían peores intenciones y la casa a medio construir era mucho más terrorífica. Pero también es verdad que el drama de personajes era más plomizo, con un tono de mucha más gravedad y con traumas muy parecidos a los que vemos en otras muchas series, como la drogadicción. La reducción de personajes en La maldición de Bly Manor le viene mejor para contar esas historias pequeñitas que, al final de cuentas, son las que calan en el espectador. El sistema es prácticamente el mismo, centrarse en un personaje concreto en cada episodio. Una estructura que entiendo que pueda hacerse lenta para algunos pero si entras de lleno en su juego, no podrás ver otra serie hasta que la termines.

En esta tanda de nueve episodios, Flanagan también encuentra tiempo para recrearse. Si en Hill House nos abría la boca con ese plano secuencia espectacular, en Bly Manor nos deleita con dos episodios que destacan por encima del resto. El primero es el quinto, El altar de los muertos, que podía haber salido perfectamente de la mente de Christopher Nolan y que también se parece mucho al recordado octavo episodio de la primera temporada de Castle Rock. Una especie de sueño dentro de otro sueño, o no, que descoloca totalmente al espectador que gira en torno a la ama de llaves. El otro es La leyenda de ciertas ropas antiguasuna maravilla rodada en blanco y negro que nos cuenta la historia de todos los fantasmas de la casa, en parte magistral por la utilización de la voz en off de Carla Gugino, que narra toda la serie, y por el maravilloso texto que interpreta.

Los niños, interpretados por Benjamin Evan Ainsworth y Amelie Bea Smith son los grandes protagonistas de 'La maldición de Bly Manor'

Y ahora que menciono a Carla Gugino, una de las intérpretes que repite de la primera entrega, uno de los puntos fuertes es la dirección de actores. Mención especial deben recibir Benjamin Evan Ainsworth (Miles) y Amelie Bea Smith (Flora), los niños huérfanos protagonistas. Ambos dan mucho miedo, pero sobre todo él, que consigue crear muy mal rollo simplemente con sus expresiones faciales, sobrias como si fuera un adulto. Victoria Pedretti está más que correcta en su papel de protagonista, parece que ha nacido para ser perseguida por fantasmas. En realidad, todos los actores hacen un gran trabajo.

La maldición de Bly Manor no hace más que confirmar que la saga continúa con buena salud. Los dramas de los personajes siguen siendo efectivos y consigue que los fantasmas nos aterroricen más. Una buena serie que no va a permitirnos hacer otra cosa este fin de semana que no sea devorar estos nueve episodios.

La maldición de Bly Manor está disponible completa bajo demanda en Netflix

‘Ratched’: los monstruos, ¿nacen o se hacen?

Sarah Paulson es la protagonista absoluta de 'Ratched' la nueva serie de Ryan Murphy para Netflix

El nuevo y esperadísimo trabajo de Ryan Murphy, Ratched, llega el viernes 18 a modo completo a Netflix. De todos es sabido que el productor y su equipo nunca fallan en cuanto a marketing y difusión de sus trabajos, los cuales dan mucho que hablar gracias a sus promos originales o bien por tratar sus series temas polémicos o revisiones de otras obras. Esta vez, de forma muy acertada, el que para mí es el mejor contador de historias en formato audiovisual de la actualidad, saca al personaje que representa la represión y la autoridad en un clásico cinematográfico, Alguien voló sobre el nido del cuco, para aportarle una historia y no solo una historia, un universo nuevo a su alrededor. Este hecho ha dado pie a numerosas especulaciones como si estará al nivel de la película y generará miles de debates una vez vista, cosa que es lo que pretende Murphy con toda seguridad.

En el elenco protagonista nos encontramos a Sarah Paulson, musa de Murphy y que en esta ocasión también forma parte de la producción (entre los que destacan nombres llamativos como el de Michael Douglas). Junto a ella, ilustres como Sharon Stone, Judy Davis, Finn Witcrock o Vincent D’Onofrio entre otros muchos que bordan su papel a la perfección.

Ratched se aleja de la historia que vimos en Alguien voló sobre el nido del cuco. Murphy nos traslada al año 1947, mucho antes de lo que sucede en la película protagonizada por Jack Nicholson. En ella, la enfermera Mildred Ratched llega al norte de California con la intención de trabajar en un hospital psiquiátrico en el que se están haciendo experimentos cuanto menos dudosos sobre la mente humana. Ella se siente atraída por un nuevo enfermo ingresado que cometió un acto atroz contra un grupo de curas que ha escandalizado a la opinión pública. Mildred, con unas intenciones desconocidas, se irá adentrando y subiendo en el escalafón de este hospital mostrando siempre una cara amable y colaboradora, pero según vaya avanzando la trama descubriremos la verdadera razón que trajo a la enfermera a este psiquiátrico cargado de estímulos e intereses muy oscuros.

Sarah Paulson será la enfermera 'Ratched' en la nueva serie de Ryan Murphy

La serie te mete de lleno en el nuevo universo creado alrededor de este personaje en un viaje lleno de sorpresas y sangre. Poco a poco iremos conociendo los orígenes de esta aparentemente noble enfermera a través de las vivencias que la llevaron al status que tiene en la película, creando así todo un imaginario nuevo pero conectado con el filme. Ratched nos muestra que a veces los monstruos o desequilibrados no nacen si no que se convierten debido a sus experiencias.

Para construir este mundo, Murphy utiliza muchos de los elementos utilizados en su obra y podremos reconocer momentos de terror que recuerdan a su American Horror Story o una fotografía colorista que hemos visto en distintas ocasiones como en The Politician, o ese puntito irónico y gore de Scream Queens. Aunque en esta ocasión va un paso más allá utilizando la iluminación para mostrarnos los distintos estados de ánimo de los personajes. Con una fotografía preciosista, un vestuario de escándalo y un guion asombroso plagado diálogos de muy alto nivel, aunque a veces exagerado y con personajes que toman decisiones absurdas como partes negativas. Pero Murphy consigue meterte de lleno en una nueva realidad y dejarte absorto de principio a fin, trasladando al espectador directamente a un mundo de fantasía. Qué te guste o no su estilo, se tiene que reconocer que muy pocos lo consiguen y Murphy lo hace una y otra vez para disfrute de sus fans entre los que me encuentro. 

Ratched se estrena el próximo viernes 18 de septiembre, completa bajo demanda en Netflix

‘La Línea, La sombra del narco’: lo mismo de siempre

'La Línea, la sombra del narco' es una miniserie documental sobre el narcotráfico en La Línea de la Concepción.

El siguiente artículo es muy diferente a otros que he escrito, lo escribo desde más adentro que el resto. Lo hago porque el tema de esta miniserie documental, La Línea, la sombra del narco me toca de cerca porque nací y resido en La Línea, que es la ciudad objeto del mismo. Por tanto, permitidme no ser tan objetivo como debiera.

Desde que tengo uso de razón, este rinconcito de la provincia de Cádiz siempre ha tenido mala fama. Cuando no ha sido el contrabando de tabaco ha sido el narcotráfico de hachís, fundamentalmente. Los medios de comunicación siempre han encontrado carnaza en nuestro amplio abanico de problemas. No es que crea que el problema del narcotráfico no sea suficientemente grave como para que salga en las noticias, de hecho es capital. Pero ha sido precisamente el amarillismo de ciertas cadenas el que enfada de cuando en cuando a los vecinos de La Línea.

Aquí es donde entra en juego este documental de Netflix, porque es de Netflix, una plataforma que genera cada mes unas cuantas series documentales de mucha calidad. Sin embargo, La Línea, la sombra del narco, chafa todas las expectativas de que esta vez se hiciera un estudio más a fondo del problema, analizando los porqués, y yendo al fondo del asunto. Pero no, nos encontramos con un documental de corte policial por encima de todo, que tira más a un reportaje que podemos ver un día cualquiera en Telecinco o La Sexta. De hecho, si nos ponemos estrictos, hasta se habla de otras localidades cercanas, por lo que hasta el nombre del documental es inexacto y malintencionado. El equipo de La Línea, la sombra del narco ha realizado 81 entrevistas y ha grabado 336 horas. La miniserie está producida por Cuerdos de Atar y Mediaset, lo cual ya nos podía dar una idea de por dónde podría moverse el documental.

El Peñón de Gibraltar en una bella fotografía de 'La Línea, la sombra del narco'.

Más allá del enfoque que le hayan querido dar, algunos datos son inexactos, malinterpretados o utilizados a conveniencia. Por ejemplo, justo al principio, nos dice que La Línea es la principal puerta de entrada de droga de Europa, lo cual no es cierto. Se puede comprobar la actividad de cualquier puerto de España, si al menos hubieran utilizado la palabra hachís, todavía nos lo podríamos creer. Un policía afirma que en la ciudad, el 60% de la población vive del narcotráfico, que también es mentira. Datos vagos y falta de expertos, historiadores o sociólogos. Si nos volvemos a poner estrictos, no podemos casi ni llamarlo documental porque, al menos en los dos primeros episodios que nos ha cedido Netflix, de los cuatro que consta, esto se queda en reportaje.

Un reportaje que técnicamente está muy bien, han conseguido un material policial de primera mano, han rodado con ellos en los vehículos, hay persecuciones en directo y tiene una intro muy destacable. De hecho, la docuserie es entretenida y curiosa de ver, pero se queda muy corta en muchos aspectos, sobre todo, como dije más arriba, en explicar el contexto, que es algo que suelen hacer bien este tipo de productos. La Línea, la sombra del narco, no.

La Línea, la sombra del narco está disponible completa en Netflix.

‘Away’: Hilary Swank lidera la misión a Marte

Ahora que la carrera a Marte parece algo cercano y probable, la ficción comienza a construir relatos en torno a ese probable hito que muchos viviremos todavía no se sabe cuando. Away no es la primera en entrar en este terreno, ya hemos visto Marte y algunas otras donde la ciencia ficción deja paso a la especulación de cómo será la vida allí, qué haremos al llegar o cuánto tardaremos.

La nueva serie de Netflix, que llega a nuestras pantallas el próximo día 4 de septiembre, nos mete de lleno en la nave que lleva a una tripulación internacional al planeta rojo. Sin embargo, esto no es una space opera u otra obra de ciencia ficción. Away órbita entre el drama familiar y la clásica película del espacio. En los cuatro episodios que hemos podido ver, consigue mezclar ambos casi al 50%. Una fortaleza para contentar a una gran parte del público pero una debilidad para los seguidores de las películas o series espaciales más acérrimos.

La protagonista absoluta es Emma Green, interpretada por Hillary Swank, que está en su línea: muy bien. Junto a ella está su marido, Matt Logan, interpretado por Josh Charles, que será junto a su hija Alexis (Talitha Eliana Bateman) su ancla con la Tierra, y con el drama. Pero no nos quedamos en la familia Green, porque en cada episodio vamos conociendo a cada uno de los cinco miembros de la expedición. Lo que dejan en tierra y lo que se llevan a Marte, hablando a nivel emocional. Por supuesto, en la nave de Away también hay rivalidades y se cuestiona el liderazgo, lo normal cuando una americana está por encima de un ruso, Misha Popov (Mark Ivanir), una china, Lu Wang (Vivian Wu), un iraní, Ram Arya (Ray Panthaki) y un británico ghanés, Kwesi Weisberg-Adebayo (Ato Essandoh).

Hilary Swank y Josh Charles encabezan el reparto de 'Away', la nueva serie de Netflix

Como he resaltado más arriba, lo mejor de Away es la facilidad con la que pasa de la espectacularidad del espacio y las misiones que tienen que ir desarrollando, con toda la tensión con la que acostumbran en este tipo de ficciones, al drama de personajes, que se van desarrollando a medida que avanzan los episodios y algunos de ellos no tienen nada que ver con lo que parecen ser. Hay tópicos, no sólo espaciales sino también ideas preconcebidas de cómo son las personas según su origen pero si aceptamos el tipo de serie que Away quiere ser, podemos pasarlos por alto sin más problema.

De hecho estamos ante una serie que en ningún momento se hace muy pesada como otras producciones grandilocuentes de Netflix. A eso ayuda su tono y su duración. Salvo el primero, ninguno de los otros tres llega a los 50 minutos. Creo que septiembre empieza bien para la plataforma con un estreno que sabe lo que quiere ser, sin ser mediocre como otras muchas. Una buena opción de entretenimiento, que os durará muy poco si contáis con el tiempo necesario.

Away se estrena el próximo día 4 de septiembre completa bajo demanda en Netflix y doblada al castellano.

‘The Umbrella Academy’: apocalipsis por todas partes en su segunda temporada

Netflix estrena la sefunda temporada de 'The Umbrella Academy'

El año pasado Netflix nos sorprendió con el estreno de The Umbrella Academy, una serie de superhéroes no tan supers. La idea no es nueva, no solo por estar basada en un cómic, sino por que las series de superhéroes más mundanos han sido una constante últimamente. Eso sí, la serie del gigante rojo consiguió diferenciarse por su humor e irreverencia, así como por una producción muy cuidada.

Si bien en sus primeros compases no engatusó a todo el mundo debido a un ritmo algo irregular y a tratar quizás en demasía los demonios internos de estos siete “hermanos”. A medida que la serie avanzaba iba ganando más y más empaque, llegando a una recta final realmente buena y que nos dejó con un gran sabor de boca, en parte por su pedazo de cliffhanger. Hoy Netflix estrena la segunda temporada y ya la hemos podido ver al completo, así que allá van unas palabras sobre lo que podéis esperar, totalmente libre de spoilers.

La segunda temporada es una continuación directa de la primera, comienza con la escena final de ésta, lo cual se agradece. Lo primero que nos llama la atención es una cosa, si el nivel de producción y efectos especiales en la primera temporada era alto, ahora es apabullante, digno de una superproducción de Hollywood. Netflix sabe que tiene algo importante y con una gran base de fans entre manos y lo ha mimado, vaya si lo ha hecho. Tras esta primera e impactante escena comienza la serie como tal, nos presentan poco a poco a los nuevos personajes (mención especial a los suecos, la contrapartida a los geniales Cha Cha y Hazel en la primera temporada, que sin mediar palabra, derrochan carisma) y la situación actual de los personajes que conocemos.

Aidan Gallagher es Número 5 en imagen correspondiente a la segunda temporada de 'The Umbrella Academy'

Una de las grandes mejoras en esta temporada es no llenar minutos con diálogos o escenas intrascendentes. Ya conoces a los integrantes de la Academia Umbrella y sabes cuales son sus motivaciones, pues ahora solo tiene tramas que les afectan pero que tienen un ritmo muy orgánico. Antes he dicho que no iba a haber spoilers pero me veo en la obligación de hacer uno muy menor, ya que uno de los personajes más importantes depende de ello. Número 5 por error, traslada a todos los personajes a la década de los 60, y esto, esta década, esta época, es de por si un personaje en sí mismo. Las ropas, la música, la gente, la política, todo lo que rodea a 1963 está cuidado al detalle y es una gozada verlo con tanto mimo. Incluso la manera de hablar está muy conseguida. Pues en esta tesitura, nuestros héroes deberán impedir, otra vez, el apocalipsis. ¿Alguien dijo gafes?

La acción está a la orden del día, ya sea en peleas, tiroteos o persecuciones. No hay un solo capítulo donde no haya una o varias escenas de acción, muy muy bien filmadas y sobre todo, con una banda sonora de auténtico lujo. Porque amigos, la música en esta temporada de The Umbrella Academy es super importante, y no solo por acompañar a la época, sino por acompañar a la acción. Ver a dos supers dándose mamporros al ritmo de canciones míticas de grupos modernos no tiene precio, pero si además lo combinas con unas coreografías magistrales, el resultado es caviar para la vista. A nivel visual no solo depende de los efectos visuales, la fotografía está muy bien dirigida, dejándonos unas estampas que más de uno querrá capturar y ponerlas de fondo de pantalla, tanto por los encuadres como por el perfecto juego de luces y colores.

Los protagonistas tendrán que hacer frente a un nuevo apocalípsis en la segunda temporada de 'The Umbrella Academy'

Pero hay una cosa que he querido dejar para el final y para mi ha supuesto una mejora enorme respecto a la primera temporada. Hemos pasado de capítulos de una hora, a capítulos de 45 a 50 minutos. Esto hace que la acción sea muchísimo más directa, ya no hay relleno, todo lo que te cuentan importa. Y vaya si cuentan cosas, veremos tanto personajes nuevos como caras conocidas, alguna que incluso no esperamos pero deseábamos ver, el guión es sorprendentemente bueno, e incluso, tenemos varias tramas románticas, que lejos de entorpecer el transcurso de la historia, suman. Tenemos más humor, mucho más humor, podría decirse que The Umbrella Academy encontró su lugar al final de la primera temporada y aquí lo ha confirmado, dejando escenas que nos pueden recordar a Preacher o Doom Patrol.

Resumiendo, esta segunda temporada mejora en absolutamente todo a la primera, y pasa de ser una serie muy recomendable, a una serie imprescindible. Para mi, junto a The Boys, lo mejor en la temática de superhéroes que hay en emisión.

La segunda temporada de The Umbrella Academy está disponible en Netflix completa bajo demanda.

Ya sabemos la fecha de estreno de ‘Ratched’ en Netflix

El estreno de 'Ratched' será el 18 de septiembre en Netflix

Netflix confirmó ayer la fecha de estreno de Ratched, que será la tercera serie de Ryan Murphy en la plataforma, tras The Politician y Hollywood. Y la elegida es el 18 de septiembre, un poco antes de lo que esperábamos.

Recordemos que la nueva serie creada por Ryan Murphy e Ian Brennan sirve como precuela o spin off, según se mire, de Alguien voló sobre el nido del cuco. Aunque mientras la película dirigida por Milos Forman, el foco se ponía sobre el personaje de Jack Nicholson y su lucha con esta enferemera interpretada por Louise Fletcher, ahora nos ponemos en su lugar para conocer sus orígenes en la piel de Sarah Paulson. La actriz también ejerce como productora ejecutiva junto a sus creadores, Alexis Martin Woodall, Aleen Keshishian, Jacob Epstein, Jennifer Salt, Margaret Riley, Michael Douglas, Robert Mitas y Tim Minear.

Ratched se ambienta en los años 40, cuando una joven enfermera encuentra trabajo en un hospital psiquiátrico, pionero en experimentos con la mente humana. La perfecta imagen que Mildred ofrece como la típica enfermera se irá desmoronando a medida que entre en contacto con el sistema y los que están dentro de él. Una oscuridad latente irá saliendo poco al exterior, revelando que los verdaderos monstruos no nacen así, sino que se van moldeando poco a poco.

Sarah Paulson será la enfermera 'Ratched' en la nueva serie de Ryan Murphy

Aparte de la fecha de estreno de Ratched también se desveló más integrantes de un reparto bastante interesante. Ya sabíamos que está encabezado por Sarah Paulson como la mítica enfermera, pero además, tendremos a Cynthia Nixon (Sexo en Nueva York), Judy Davis (Feud), Sharon Stone, Finn Wittrock (American Horror Story), Charlie Porter (Mujeres desesperadas), Corey Stoll (Billions), Sophie Okonedo (Flack) y Vincent D’Onofrio (El padrino de Harlem).

Recordad, el 18 de septiembre es la fecha de estreno de Ratched, una serie que lo tiene todo para estar en el centro de la conversación en el próximo inicio del curso escolar.

‘Maldita’: la maldición de Netflix continúa

'Maldita', una reinvención de la leyenda del Rey Arturo, se estrena hoy en Netflix

Que Netflix prima la cantidad sobre la calidad es algo que a estas alturas ya no nos sorprende en absoluto. Las decenas de estrenos al mes que nos trae la plataforma así lo atestigua, y además, eso no es condicionante para que de vez en cuando salga un producto de gran calidad. Pero me temo, que en el caso que nos ocupa, esto no se cumple. No nos engañemos, Maldita no es una serie horrible, ni siquiera es mala, pero si es muy mediocre, lo que no quita que sea disfrutable en cierto sentido, pero vamos al meollo.

Maldita adapta el cómic de Frank Miller y Thomas Wheeler, que a su vez hacen de productores de la serie. Frank Miller como productor no tiene el mejor curriculum de la historia precisamente, ya que bajo su tutela nos llegaron productos deleznables como The Spirit. Este cómic es una adaptación muy libre de la leyenda artúrica. La base no es mala, a pesar de no ser uno de los trabajos más conocidos de Miller el material es interesante, con Excalibur, Merlín, hadas, vikingos y demás. Netflix lo tenía bastante fácil para hacer un buen producto, pero no ha puesto el esmero esperado.

Más fácil aún lo tenía con dos grandes reclamos en el reparto, por un lado, y como protagonista tenemos a Katherine Langford, la archiconocida Hannah Baker en su papel de Por trece razones, que interpreta a Nimue, una joven con un poder oculto que recibe una pesada carga. Siguiendo con las caras conocidas tenemos a Gustaf Skarsgard, conocido por interpretar a Floki en Vikings, que en esta ocasión da vida al mago Merlín, en un papel casi calcado al que hace en Vikings, y acabando con el trío protagonista, Devon Terrell como Arturo.

Gustav Skarsgard es Merlín en 'Maldita', esta adaptación de la leyenda del Rey Arturo

Como digo sobre el papel la cosa debería funcionar, los ingredientes están sobre la mesa y son apetecibles, pero algo falla en la receta hacia el éxito. Para empezar, la producción es mediocre. Los efectos especiales en sí no son malos, pero la sensación de que todo lo que vemos es de cartón piedra es constante, desde las ropas, iluminación, escenarios, no da sensación de credibilidad, de sucio. Nos muestran escenas muy duras, crudas, pero la sangre digital no ayuda a que sean creíbles, y los esqueletos de mentira tampoco.  Las coreografías de peleas o la dirección de escenas de acción no mejoran la cosa. Ver a alguien huyendo por su vida a un paso ligero mientras su perseguidor hace aspavientos con una espada de plástico sobre su cabeza es bochornoso, mientras otras dos personas pelean al fondo moviéndose muy despacio.

El guión tampoco ayuda: tópicos, escenas super trilladas (no falta la escena cuando la pareja se ve al fin sin ropa y se ponen a comparar cicatrices), frases grandilocuentes que parecen sacadas de una obra adolescente. Y para colmo, la actuación de algunos personajes secundarios es para echarse las manos a la cabeza, digno de mención el actor que hace de Uther Pendragon.

La música tampoco se salva. La banda sonora te puede salvar momentos en que la producción no acompaña, como vimos hace unos meses en The Witcher, pero en esta ocasión está muy poco inspirada. Es genérica, olvidable y no toma protagonismo ni cuando la acción lo requiere. Tampoco ha acabado de entusiasmarme el recurso de pasar de escena a escena usando dibujos que parecen sacados del cómic. La primera vez es curioso, pero acaba rompiendo el ritmo y no aclara mucho.

Pero no todo es malo, a pesar de lo que he escrito, la serie se deja ver, y estoy seguro de que será un éxito de público, deseoso de aventuras, pero el espectador más crítico tendrá muy pocas razones para verla.

Los diez episodios de Maldita se estrena hoy viernes 17 de julio en Netflix, doblada al español y ene V.O.S.

‘Desplazados’, el drama de los refugiados descoloca al espectador

Yvonne Strahovski protagoniza 'Desplazados', el drama de refugiados de Netflix

Hoy se estrena en Netflix Desplazados (Stateless), miniserie de seis capítulos de unos 50 minutos de duración qué está haciendo mucho ruido a nivel internacional por varios motivos. Uno de ellos ha sido el enorme éxito que ha tenido su estreno en la ABC Australiana, y otra razón son los nombres que están detrás y delante de las cámaras. Está co-producida y co-creada  por Cate blanchett, que también tiene un papel junto a Dominic west (The Wire, The Affair) e Yvonne Strahovski (la mala malísima Serena de El cuento de la criada), sobre la que recae el peso de la serie y lo hace con una nota de sobresaliente.

Desplazados hace una crítica a los centros de detención de inmigrantes muy parecida a la que veíamos hace poco en Eden, serie estrenada por Filmin. Evidentemente con una producción mucho más cuidada y un mayor presupuesto, lo que ha hecho que llegue a más público. En esta ocasión, para hacer dicha crítica, utiliza la historia de cuatro personajes que se cruzan en un centro de detención australiano, pero a diferencia otras producciones no solo son historias de inmigrantes que pueden quedar más alejadas de nuestra realidad. En esta ocasión suman a la ecuación varios personajes del «primer mundo»,  haciendo que el menos empático llegue a pensar que tomando un par de malas decisiones en la vida puede verse en una situación parecida. 

Una familia afgana está en el centro de la trama de 'Desplazados'

Para ello utiliza la historia real de una azafata de vuelo de clase alta, que por distintos motivos como la no aceptación de su familia o sus trastornos afectivos y mentales harán que acabe completamente absorbida por una secta. Esto le lleva a tomar unas cuantas decisiones erróneas que la harán dar con sus huesos en el centro de detención. Allí también nos encontramos la historia de una familia de afganos que intenta llegar a Australia para darle un futuro mejor a sus hijas. Además se cruzan las vivencias de la directora y uno de los vigilantes del centro que tendrán que luchar con sus conciencias, ya que saben que los métodos utilizados en dicho centro no son los más éticos y que realmente están enfocados en recibir subvenciones y mantener el mayor número de inmigrantes retenidos en el centro. Otro caso más de un centro regentado por una empresa privada a la que le importan más los números, que insertar a estos inmigrantes en la sociedad.

En un principio la narrativa puede parecer errónea ya que va mezclando las distintas historias y a modo de flashbacks nos va contando cómo cada personaje ha llegado hasta allí teniendo al espectador perdido por la falta de datos. Con esto consigue que nos sintamos desplazados y perdidos como están los protagonistas al no saber en muchas partes del metraje como han llegado hasta el lugar o tiempo en el que se está narrando. Una vez vista al completo me parece uno de los mayores aciertos de la serie. Como es comprensible además de estas cuatro historias, veremos a su alrededor las de muchos otros inmigrantes que por distintas razones llevan años y años encerrados en este centro sin saber cuál será su futuro.

Los trabajadores del centro de detención de inmigrantes también tienen protagonismo en 'Desplazados'
STATELESS (L to R) ASHER KEDDIE as CLAIRE KOWITZ and DARREN GILSHENAN as BRIAN in episode 102 of STATELESS Cr. LISA TOMASETTI/NETFLIX © 2020

El caso real en el que se basa destapó en Australia más de 200 casos similares de gente detenida negligentemente y nos acerca una realidad que pensamos que es muy lejana, pero que realmente está ocurriendo en todos los países (entre ellos el nuestro), donde hay centros de éste tipo. Mientras la veía, durante gran parte del metraje me vino a la mente aquel magnífico capítulo sobre la inmigración de Years & Years (quien la haya visto sabrá a cuál me refiero) pero aquí más desarrollado. Estoy seguro que Desplazados hará las delicias de los amantes de  series con trasfondo social y a mi personalmente me ha parecido de lo mejor que se ha estrenado este año.

Desplazados está disponible completa bajo demanda en Netflix

‘La monja guerrera’, la nueva serie juvenil de Netflix es una sorpresa

'La monja guerrera es la nueva serie juvenil fantástica de Netflix

Hoy día 2 de julio, Netflix estrena su nueva serie de acción sobrenatural de corte más o menos adolescente tras el acierto de The Umbrella Academy y el traspiés de La facción Octubre. La suerte que le depara a La monja guerrera solo podremos saberla en los próximos días, pero habiendo visto la serie casi en su totalidad, vamos a hacer de pitonisos improvisados.

Ante todo quiero ser sincero. Cuando vi que Netflix anunciaba una serie que se llamaba Warrior Nun (La monja guerrera) una parte dentro de mí esperaba una mierda incalificable, pero otra parte gritaba de alegría porque me gustan un poco estas mierdas. Pero el caso está claro, lo que esperaba era un producto de muy bajo nivel solo para rellenar catálogo.

Pues bien, Netflix nos adelanta la serie, veamos si acabo el primer capítulo. Está doblada al castellano pero prefiero verlo en versión original. La serie empieza, coño, esos trajes no se ven mal. Joder, la fotografía está bastante bien. ¡Está ambientada en Málaga! La imagen no es la de una serie barata, tiene un look muy cinematográfico. Hostias, ¿y esos efectos especiales? ¡Pero si están de puta madre! Pues sí, señoras y señores, la serie esta muy bien hecha, no es un producto de tercera división para rellenar catálogo. Aquí hay presupuesto aunque el presupuesto no lo sea todo. Sigamos viendo. Joder, los actores están bien ¿eh? Anda, ¿ese no es Tristán Ulloa? Qué bien habla inglés. Buah, esto se esta poniendo muy interesante. ¿Que? ¿Los créditos? ¿Ya ha pasado una hora? Vamos a ver otro. Y esta es mi crónica viendo el primer capítulo.

Alba Baptista encabeza el reparto de 'La monja guerrera', que también cuenta con Tristán Ulloa al ser rodada en España

Warrior Nun o La monja Guerrera está basada en un cómic de los años 90 escrito y dibujado por Ben Dunn, donde nos mostraba a una orden de monjas vestidas de cuero y muy ligeras de ropa luchando con escopetas y katanas contra demonios en un frenesí de sangre. La serie se aleja un poco de esto a pesar de que Dunn está implicado en ella y suaviza bastante el tono si bien la idea se mantiene. Ahora las monjas son novicias y a pesar de ir de cuero negro, ya no es tan ajustado y tan poco protector como en el cómic. Pero el mayor cambio, es que la serie tiene un aire mucho más adolescente.

En esta La monja guerrera, Ava es una joven adolescente que ha muerto en misteriosas circunstancias, que por azares del destino, obtiene un tremendo poder que le devuelve la vida. Confusa, no sabe de dónde vienen estos poderes o qué hacer con ellos, solo sabe que ahora es capaz de hacer cosas que antes no podía y ver cosas que antes no sabía que estaban ahí. Si bien la serie podría haber ido por el lado de Ava descubriendo sus poderes y sobreviviendo a hordas de demonios que buscan arrebatárselos, ella no quiere saber nada de esto y solo quiere hacer una vida normal de adolescente, irse de fiesta y encontrar el amor. Esto podría haber sido un chasco enorme si no fuera en parte por la actriz que interpreta a Ava, Alba Baptista, una joven actriz portuguesa que a este que os escribe ha encandilado por su frescura y naturalidad, además de por una voz en off con sus pensamientos que puede ser bastante graciosa. Por suerte, esta idílica vida de Ava siendo una adolescente normal no puede durar mucho, y las espadas, la sangre y los demonios llegaran.

En definitiva, La monja guerrera no viene para convertirse en la mejor serie de Netflix, ni siquiera en una de las más aplaudidas, pero sí para ser un excelente divertimento si las historias de fantasía sobrenatural y los adolescentes no te dan urticaria. Por mi parte, estoy deseando saber más de estos personajes y seria muy feliz si hubiera una renovación.

La monja guerrera está disponible completa bajo demanda en Netflix