Portada » HBO

Etiqueta: HBO

‘El cuento de la Criada’: Gilead está Que arde

‘Counterpart’: Las realidades paralelas pueden ser muy peligrosas

La serie de J.K Simmons, original de Starz y emitida en España en HBO

Hoy hablaremos de una serie, en donde el espionaje, al mejor estilo de la Guerra Fría, marcará la vida de los habitantes de dos mundos paralelos. Nuestro pequeño secreto, se llama Counterpart, una serie que tímidamente se ganó la atención de muchos espectadores sibaritas, que con sus destacables actuaciones y una historia, que a lo largo de dos temporadas, nos mantuvo elucubrando teorías sobre esos dos universos tan semejantes y a la vez alterados. Pero desgraciadamente la cadena Starz ha decidido no renovarla para una tercera temporada, aunque ha tenido un cierre de página digno, quedando la posibilidad que alguna plataforma se haga con el proyecto.

La historia, se desarrolla en Alemania, por un lado, tenemos a Howard Silk (J.K. Simmons), un hombre, resignado que acepta su vida familia sin cuestionar ningún aspecto, trabaja en la oficina de inteligencia de las Naciones Unidas. Además, tiene que cuidar a su esposa Emily (Olivia Williams), que ha sufrido un atropello y esta en coma. Pero un día, se presenta ante él, Howard, una persona aparentemente igual, y que proviene de una realidad paralela y que su gobierno ha estado encubriendo ese «mundo espejo», controlando el paso ente ambos, por supuesto, con todo lo que acarrea: mentiras, traiciones, espionaje, conspiraciones y contrabando. También, está el personal gubernamental y de contraespionaje, entre los que tenemos Alexander Pope (Stephen Rea), una persona que trabaja y compra información de ambos lados; Peter Quale (Harry Lloyd), director de la Agencia, puesto en el cargo por su suegro y director de diplomacia Ronald Fancher (Richard Schiff), casado con Claire (Nazanin Boniadi) con una vida casi perfecta. Y, por último, un personaje enigmático, la letal asesina Baldwin (Sara Serraiocco) que a lo largo de la serie logra que amemos su lado más oscuro.

Espectacular doble interpretación de J.K. Simmons en Counterpart

De las cosas que más me ha gustado de la serie es que los personajes pasan de ser héroes a villanos, pero aún así logran que empaticemos con ellos. Los actores tienen sus escenas de lucimiento, sobre todo J.K. Simmons, que con su doble actuación, donde cada Howard tiene una actitud distinta, nos hace un derroche de histrionismo y podemos identificarles con una mirada, un gesto o como camina, sin necesidad de usar maquillajes o el truco ridículo de con y sin gafas. Otras veces nos hacen contener la respiración el resto del elenco de actores y actrices logra realizar un excelente trabajo, con el punto justo para mantenernos en vilo con la trama de las conspiraciones terroristas. Un punto a favor, que me gustaría resaltar, es la forma que tiene la serie de reflejar el mundo de espionaje, que nos recuerda a las novelas de Le Carré.

En Counterpart, vemos el efecto mariposa de la decisión de una persona, llegando a producir diferentes consecuencias en ambos mundos. La envidia, los celos, el ansia de poder y la venganza, es algo que está implícito en ambos lados. Y tú, qué harías si conocieras a tu contraparte?

Counterpart fue emitida por el canal Starz, desde el 10 de Diciembre de 2017 al 17 de febrero de 2019. En España, hemos podido verla a través de HBO.

Hablando un poco del ‘Arrowverso’ y sus ‘crossovers’

A poco mas de un mes para el estreno de las series del Arrowverso, creo que es hora de hacer un repaso de como han ido las cuatro series del anterior Arrowverso antes de ponernos con la siguiente temporada. Puede contener spoilers.

Arrow

La verdad es que esta última no ha sido ni mucho menos de las mejores en términos de trama, mucho baile de caras en el equipo con la salida/entrada constante de miembros, que hizo que Arrow tuviera que volver a sus orígenes, en los cuales Oliver patrullaba la ciudad con la única ayuda de Centinela, caracterizada por Emily Bett Richards (Flicka: Country Pride). A continuación podemos destacar también al villano de esta última temporada, Ricardo Diaz interpretado por Kirk Acevedo también conocido por sus papeles destacados en series de ciencia ficción tales como 12 Monos o Fringe. Acevedo interpreta a un jefe de una organización criminal recién salido de la cárcel por crímenes que nunca cometió, que en mi opinión parece mas un narco de tres al cuarto que un villano a la altura. Como punto positivo aunque ya se da por hecho, podemos destacar la cantidad de acción y peleas a las que ‘Arrow‘ nos tiene acostumbrados, algo que prometen todos los años y que cumplen a la perfección. Si nos tenemos que quedar con la actuación de alguien, sin duda alguna elegiría a Willa Holland (The O.C) que interpreta a Thea Queen, la hermana de Oliver.

Flash

Pero nuestro intrépido velocista no se ha quedado atrás esta última temporada, ha estado a un paso de convertirse en una de las  peores del universo Arrow pero con mucha diferencia, diálogos largos y aburridos, capítulos carentes de chicha alguna, escenas de acción que no tienen ningún sentido, etc. No tengo muy claro si hay algo que la serie haya aportado en su última temporada. Lo único que quiero destacar es la incorporación al equipo del ‘Hombre Elástico‘ interpretado por Hartley Sawyer (The young and the Restless), que sin duda le puede dar mucho juego al equipo.

Supergirl

De la ‘chica de acero’ sin embargo son todo cosas muy buenas, de lejos podemos decir que la mejor temporada de las cuatro series del Arrowverso, magnífica la mires por donde la mires, una Supergirl a la altura de las expectativas y muy por encima de lo que inicialmente nos esperábamos todos antes del inicio de la temporada, una trama muy lograda con unas actuaciones maravillosas y un final digno de una serie de este calibre. Personalmente, estoy ansioso por ver la próxima temporada que si está a la altura de esta última, creo que vamos a ver sin ninguna duda a Kara Zor-El de nuevo triunfando. Una de las mejores actuaciones ha sido a mi parecer sin ninguna duda la de la actriz Kathie McGrath interpretando a Lena Luthor, hermana del famoso Lex Luthor. El único pero que se le pondría  poner es el comienzo lento de temporada que tiene, por lo demás de 10.

Leyendas del Mañana

Y por ultimo pero no menos importante, nuestras Leyendas del Mañana, una serie muy diferente a las otras tres, es la menos conocida pero una de mis preferidas, ya que soy muy fan de las series de viajes en el tiempo, de esta serie podemos observar que es una de las que menos presupuesto tiene por lo que los efectos especiales a veces están poco logrados, pero que pese a ello la calidad de todos los capítulos apenas baja, los dialogo son acertados y la trama solida en su mayoría, además la serie tiene ese punto de humor absurdo del cual carecen las otras tres y con referencias a otras series destacadas como Prison Break. Estas cuatro series forman todos los años un crossover conjunto en el cual un capítulo de cada temporada de cada serie está dedicado única y exclusivamente a la trama del crossover, saliéndose por completo de las respectivas tramas de cada serie.

Por ello el crossover de Arrow es siempre una cita fija con la pequeña pantalla para cada uno de los fans del Arrowverso, cada año esperamos con ansias el mes de octubre para ver las aventuras que nos tienen preparadas el Team Arrow con Oliver Queen interpretado por Stephen Amell (Hung) a la cabeza , el Team Flash capitaneado por Grant Gustin (A mother’s Nightmare) que da vida a Barry Allen/Flash, Supergirl caracterizada por Melissa Benoist (Bands of Robbers) en el DEO y las Leyendas del Mañana comandadas por Sarah Lance interpretada por Caity Lotz (The pact) en su nave espacio/temporal llamada La  Waverider

. En el anterior crossover pudimos ver como los héroes del Arrowverso se enfrentaban en la famosa Tierra X (uno de los múltiples mundos paralelos del universo Flash) contra una sección nazi liderada por un equipo de las SS con los dobles de Oliver Queen, Supergirl, Tommy Merlin y la ayuda de Eobard Thorne (el doctor Wells en la primera temporada de Flash). Pudimos ver como nuestros queridos héroes aunaban fuerzas contra las potencia nazi en pos de salvar Tierra X y ayudar a las fuerzas de la resistencia para derrocarlos de dicho mundo paralelo. Para ello lxs chicxs del Arrowverso tuvieron que tomar decisiones muy duras y muy difíciles, no solo para salvar Tierra X y a sus amigos sino también a si mismos.

Creo sin ninguna de las dudas que este último crossover es sin duda el mejor del Arrowverso hasta la fecha, ya que toda serie de ciencia ficción que se precie tiene que tener algún episodio con referencias a los nazis. También decir que ha sido el ultimo crossover en el que participan las Leyendas del Mañana. «The Legends realmente se diferenciaron del resto de Arrowverse. Somos muy diferentes y no somos del mismo tipo que los demás, así que no encajamos también«, dijo Caity Lotz en la San Diego Comic-Con de este último año. Es sin duda un jarro de agua fría para los fans de dicha serie ya que no vamos a poder disfrutar de nuestras Leyendas durante el crossover.

Pero no todo iban a ser malas noticias ya que ‘Batwoman se une al crossover en el lugar que ocupaban las leyendas. En principio la chica murciélago aparecerá solo en el crossover aunque está confirmada ya su primera temporada completa, temporada en la que Batwoman será interpretada por la actriz Ruby Rose (Megalodón). La actriz ya ha declarado que es un orgullo por lo que significará este papel para ella y para el colectivo LGTB.

‘Liar’, el thriller británico comprometido está de moda

La miniserie de ITV es Liar, protagonizada por Joanne Froggatt

Esta semana ha terminado una de las miniseries más destacadas de lo que llevamos de otoño. Liar se lo ha ganado por mérito propio, pues aúna todo lo bueno de la ficción británica y, aunque tiene sus defectos, ha conseguido evitar descarrilar al final, donde otras muchas fallaron. Además, pone el tema de la violación sobre la mesa, controvertido en los tiempos que corren, y lo hace con tino, eludiendo meterse en el fango, pero contentando a la mayoría, lo cual también es muy difícil.

Liar es un drama de la cadena británica ITV, aunque en España la hemos podido ver en HBO. Ha sido creada por Harry y Jack Williams, hermanos que están también detrás de otra de las series británicas de este otoño, Rellik y otras célebres como The Missing, la que los catapultó como dos de los creadores más destacados del panorama británico. Su protagonista es otra ilustre, Joanne Froggatt, conocida sobre todo por Downton Abbeyque la convirtió en una de las favoritas de la industria. Junto a ella, Ioan Gruffudd (UnReal, Forever) y Shelley Conn (Heartbeat, Mistresses). Se trata de una miniserie de seis episodios, aunque se especula con la posibilidad de que pueda renovar para una segunda temporada.

Laura es una maestra que acaba de romper con su novio, con quien mantuvo una larga relación. Tras una cita con Andrew, un reputado cirujano, ella lo acusa de haberla violado. Empieza entonces una guerra entre ambos en la que no sabemos quién miente y quién dice la verdad, y que acabará afectando a sus familias. Sin abandonar el thriller, la serie va cambiando de subgénero a medida que van surgiendo las revelaciones, lo cual le da un plus de interés, pues sus giros son resueltos con templanza y poco efectismo.

Joanne Froggatt es Laura, la protagonista de Liar

No sigas leyendo si no has visto la serie. Spoilers a partir de aquí.

Hemos dicho anteriormente que Liar aborda un tema tan complejo en la actualidad como son las violaciones. Y lo hace desde el punto de vista más actual si cabe, que es la culpabilización de la victima, a la que nadie parece creer en un principio. No es que la serie «sospeche» que Laura miente, de hecho es al contrario, desde el principio nos ponemos de su parte a pesar de que nos planten semillas que indican que podría mentir. De ahí al juego inicial de la serie, y digo inicial porque hacia la mitad ya sabemos que Andrew es un depredador sexual, ahí donde la trama se convierte en un juego para intentar cazar al culpable, que sigue actuando impunemente. Donde antes veíamos a una mujer desequilibrada, ahora vemos a una mujer impotente porque nosotros sí sabemos la verdad. Es ahí donde nos planteamos cuántos casos reales siguen sin tomarse en serio. La segunda mitad, sin embargo, comienza su declive a medida que se vuelve menos reivindicativa y se centra más en ofrecer al espectador una resolución más dramática. El final, que pudo ser previsible para muchos de nosotros, me parece digno, satisfactorio, pues nos compensa el sufrimiento de quienes pensábamos que todo se encaminaba hacia un escenario en el que Andrew no pagara por sus crímenes. Lo pagó con su vida, ahí ganó, porque a todos nos hubiera encantado verlo esposado por la policía.

Como siempre cuando hablamos de ficción británica, hay que mencionar la atmósfera que se consigue crear llevando la acción a una pequeña ciudad costera en lugar de llevarla a la gran ciudad. El espectador puede sentir el frío y la humedad del ambiente, con un paisaje siempre muy cubierto de nubes y nebuloso cuando se acercaba al mar. El desasosiego también está muy bien introducido en los planos cortos sobre los protagonistas o en esos planos en los que éstos parecen estar siendo observados en la distancia, cosa que ocurría en algunos de ellos. Liar tiene la impronta de la ficción británica, un país que se nos quiere hacer creer que funciona como un reloj, tanto su aparato administrativo como por la actitud leal hacia las normas de la gente de a pie. Es decir, en el Reino Unido todos parecen ser personas modélicas, y eso no nos lo creemos.

Ioan Gruffudd es Andrew, el cirujano en Liar

En definitiva, Liar me ha parecido una serie muy interesante por tratar un tema con mucho respeto y acierto sin ser gran cosa en realidad, pero tratándose de una serie británica siempre es conveniente echarle un ojo porque su forma de narrar tan natural es digna de elogio. Y muy diferente a lo que Estados Unidos nos ofrece.

Juego de Tronos ya no es perfecta pero sigue siendo increíble

Los caminantes han tenido mucho protagonismo en la séptima temporada de Juego de Tronos

Ya era hora de que hablásemos por aquí de séptima temporada de Juego de Tronos. La ficción creada por George R.R. Martin, David Benioff y D.B. Weiss va llegando a su final y se ha notado muchísimo. Cada vez se va volviendo más previsible, no mueren protagonistas como antes y los fans acertamos con nuestras teorías con una facilidad inusitada anteriormente. También hemos detectado algunas trampas impropias de la serie de HBO aunque algunas de ellas eran necesarias para poder mover las tramas de forma ágil teniendo en cuenta que eran siete y no diez episodios. Aún así, nos sigue encantando y nos mantiene en vilo de principio a fin.

Paradójicamente, el invierno llegó en el mes de julio después de siete años esperando. Y lo hizo con tres episodios menos de lo habitual, un claro indicativo de que necesitaban más dinero para efectos visuales y recreaciones de grandes batallas. La serie tenía fecha caducidad y sólo trece episodios (siete este año) para contarnos lo que nos quería contar: quién consigue sentarse al fin en el trono de hierro y qué demonios ocurrirá cuando el Señor de la Noche atraviese el Muro. Quizás este recorte de metraje haya sido un lastre para toda la tela que queda por cortar en Juego de Tronos. En mi opinión ha jugado claramente en su contra, y ha pecado de justo lo contrario que casi todas las series, encogimiento de las tramas.

El desembarco en Poniente le ha deparado muchas sorpresas a Daenerys en la séptima temporada de Juego de Tronos

La ausencia de esos tres episodios ha provocado que las tramas fluyeran a un ritmo impropio del drama de HBO. Así, los personajes se han desplazado por Poniente a una velocidad que no habíamos visto antes, algo que no es tan dramático como quieren hacernos creer, pero sí es verdad que en los viajes podrían haber ocurrido más cosas que justificaran las decisiones que toman, y les dieran más profundidad. Las únicas tramas que han mantenido la esencia han sido las de Invernalia y Desembarco del Rey, pero cuando Juego de Tronos se mete en el terreno de la fantasía es cuando empiezan las discordancias. Nunca he ocultado que es la parte que menos me interesa y quizás por eso no pueda ser objetivo.

Tradicionalmente, las narraciones fantásticas requieren un esfuerzo por parte del espectador para que resulte creíble. Uno de los puntos fuertes de este drama era precisamente el realismo con el que afrontaba la historia. Era mágica sí, pero tenía toda la dureza de la Historia, que no dulcifica nada. Por eso resulta chocante ver cómo situaciones que antes se resolvían con sobriedad y rigor, ahora se resuelve con un deux ex machina, que no ha habido tantos como dicen y quizás hay una confusión con respecto al término, como bien dice Marina Such en el podcast de Fuera de Series del sexto episodio. Este año hemos tenido que hacer un esfuerzo extra, sin más.

¿Ha sido decepcionante la séptima temporada de Juego de Tronos? Para nada. La serie me sigue pareciendo brillante, posiblemente la mejor en emisión con permiso de Twin Peaks. La maestría a la hora de dar giros en la trama aunque sean un poco más previsibles fruto de que estamos llegando al cuello de botella de las tramas, algo que provoca que acertemos un poco más en las teorías. Aunque el nivel de sorpresa esté siendo menor no podemos evitar estar al borde del sofá y esta temporada prácticamente hemos visto la serie desde ahí. El nivel visual y técnico ha alcanzado al cine y las batallas han sido espectaculares, desde la increíble derrota de los Lannister contra los dragones y dothrakis de Daenerys, la de los siete suicidas más allá del muro o la sorprendente batalla naval del segundo episodio, cuando el espectador es partícipe de la confusión que también sienten los personajes, como ocurrió en la batalla de los bastardos. Y ahí reside el mérito de sus directores, la planificación en primera persona es terrorífica, agobiante por momentos.

La Reina Cersei ha conseguido mantenerse en el trono toda la séptima temporada de Juego de Tronos

En definitiva, como fiel fan de la serie que soy, pero también de los que intentan ser objetivos con lo que están viendo, he tenido que resaltar esos pequeños fallos que me han molestado de estos siete episodios, que me han hecho disfrutar un poco menos. Pero Juego de Tronos me sigue fascinando, el choque entre el mundo medieval histórico con la magia y el fantástico sigue estando muy bien integrado y eso es algo muy difícil de conseguir. Ahora toca esperar de nuevo.

The Handmaid’s Tale: la dictadura de la fertilidad

The Handmaid's Tale es una de las series de este año 2017

Hace unas semanas que no escribo en el blog, cosas de la temporada estival, pero volvemos con uno de los platos fuertes de este 2017. The Hadmaid’s Tale es ya una de las series del año a pesar de que queda casi la mitad pero hay que reconocer que Hulu se ha apuntado un tanto con esta versión de la novela homónima de Margaret Atwood, que en España ha sido emitida por HBO. Su estética, su dura historia, su música y, sobre todo, el trabajo de sus actrices, me ha fascinado. Pasamos a desgranarla.

The Handmaid’s Tale es un drama distópico de corte social en el que las mujeres han perdido todos sus derechos, desde trabajar hasta incluso leer libros. En un mundo en el que la infertilidad es una plaga que afecta a todo el planeta, el régimen totalitario que gobierna el territorio que antes era Estados Unidos somete a las pocas mujeres capaces de engendrar niños para que sean las madres de los hijos de los líderes del mismo. Crean así un estado de esclavitud basado únicamente en la reproducción, entre otras muchas connotaciones.

¿Distopía?

La propia autora se apresuró años atrás, la novela data de 1985, a aclarar que no se había inventado nada porque todo lo que narraba ya había sucedido en el mundo. En efecto, uno de sus puntos fuertes es su credibilidad y en más de una ocasión nos preguntamos cuánto de cerca podríamos estar de un régimen así, o si sería posible que pudiera llevarse a cabo en el mundo desarrollado. Parece difícil teniendo en cuenta los grandes avances del feminismo en los últimos tiempos, pero recordemos que en la serie los hijos de Jacob surgen como respuesta a un problema de infertilidad global, igual que el nazismo o más recientemente el «trumpismo», aunque éstos últimos sí llegaron al poder democrática y pacíficamente.

Defred y Serena Joy en The Handmaid's Tale

The Handmaid’s Tale, además acierta de lleno en el trasfondo en el que se produce esta infertilidad global, al parecer provocada por la contaminación y el cambio climático, que también está causando escasez de alimentos. Por otro lado, se menciona otro aspecto que me parece importante como es la inacción de la población ante las constantes agresiones contra la democracia y la libertad individual y colectiva. Algo parecido pasa ahora cuando los gobiernos hacen y deshacen sin que el pueblo se manifieste, pues nos tienen maniatados con el trabajo, las obligaciones y las constantes distracciones a las que somos sometidos.

Este movimiento retrógrada surge como intento de solución a un problema, por tanto debemos preguntarnos (y aquí estoy siendo abogado del diablo) si su objetivo final justifica los medios. En efecto, están consiguiendo que nazcan bebés y países como México ya se plantean importar a las criadas. Por tanto, debemos hacernos la pregunta: ¿qué opción habría que fuera justa e igualitaria para que la humanidad no se extinguiese, teniendo en cuenta que las mujeres fértiles libres no tendrían más de dos o tres hijos como ocurre en la actualidad? Puede que la respuesta sea que en caso de que hayamos llegado hasta ese punto, quizás no merezcamos seguir sobre la faz de la Tierra.

Fondo… y forma

Estamos de acuerdo en que The Handmaid’s Tale tiene una temática sobre la que podríamos debatir eternamente y una potente historia detrás, pero la serie de Hulu (HBO España) ha conseguido que nos quedemos boquiabiertos con su fotografía, muy gris en el fondo que juega con los claroscuros como si de la pintura holandesa del renacimiento se tratara. Y sólo el color de los uniformes, sobre todo el rojo de las criadas y el verde azulado de las señoras rompen una monotonía totalmente buscada. Incluso éstos dos colores no son vivos sino también un poco apagados. El lenguaje audiovisual consigue causarnos mucha angustia gracias a, por ejemplo, los primerísimos planos sobre los protagonistas, que además de lograr expresividad, también nos da sensación de opresión y falta de libertad. Algo que también consigue el sonido ambiente de las walkies de los guardias, que siempre están presentes cuando Defred y su compañera pasean por la calle. La música ofrece un envoltorio de lujo a la serie, mezclando composiciones originales con temas de rock clásico haciendo referencia a la época de publicación de la novela.

La estética cumple una función esencial en The Handmaid's Tale

Como buena serie de mujeres que es, las actrices brillan con luz propia. Elizabeth Moss aguanta los primeros planos de la misma forma que su personaje aguanta las constantes vejaciones a las que está siendo sometida. Le da la réplica una espléndida Yvonne Strahovski, aunque no haya conseguido una nominación al Emmy que habría sido muy merecido. Tampoco la han conseguido Samira Wiley o Alexis Bledel, aunque consigan transmitir muchísimo en el poco que aparecen en pantalla. Sobre ellas en autoridad, la siempre creíble Ann Doud, que sí opta a estatuilla, borda otro papel de institutriz severa y violenta. Una decisión de casting muy acertada.

En definitiva, The Handmaid’s Tale tiene todo lo necesario para ser tratada como una gran serie. Podemos echarle en cara cierta parsimonia en la narración, o que esta primera temporada haya sido una mera introducción, pero cumple la función de presentación de personajes y de una sociedad compleja. Lo más importante es que sus creadores han conseguido despertar la sensibilidad del espectador, alcanzando niveles de crudeza muy alto que no nos sacan de la narración, e insisto, el trabajo de las actrices consiguen que acabemos los capítulos con un nudo en la garganta.

Si queréis ampliar la información o simplemente profundizar en The Handmaid’s Tale, os dejo a continuación un podcast en el que tengo el placer de colaborar, Idiócratas Aficcionados, espero que lo disfrutéis y disculpad el spam.

Final de ‘The Leftovers’, la fe y la mentira

The Leftovers finaliza con un final satisfactorio

El viaje ha terminado. The Leftovers echó el cierre el pasado domingo con un episodio que sirve como epílogo principalmente para sus dos protagonistas, Kevin (Justin Theroux) y Nora (Carrie Coon), quienes cierran sus tramas de forma magistral. El drama filosófico y religioso de Lindelof y Perrotta ya avisó que no iba a dar respuestas sobre la «partida repentina», pero nos da unas pinceladas que cierran el final más de lo que esperábamos. Sin más dilación, vamos a abordar el episodio El libro de Nora con todo lujo de spoilers.

El 14 de octubre de 2013 Damon Lindelof cerró su cuenta de Twitter, justo el día que se estrenaba The Leftovers. Después de varios años de reproches por parte de los fans de Perdidos, que no le perdonaron la falta de respuestas de su final, esta vez no iba a permitir que ocurriera lo mismo. También avisó de que no buscáramos respuestas a la desaparición del 2% de la población porque la serie no iba sobre eso. A cambio, nos ha regalado un viaje por el duelo, la fe y también la mentira. Uno que nos ha hecho llorar, sufrir y, sobre todo, plantearnos nuestra propia existencia.

Desde el principio, Lindelof y Perrotta han jugado con nosotros presentándonos situaciones inexplicables, milagrosas y viajes espirituales, para después bajarnos a la tierra y hacernos volver a nuestro agnosticismo. Y volvernos hacer creer, y volver a darnos una bofetada de realidad. Y así sucesivamente hasta llegar un final en el que no entendemos nada y lo entendemos todo. Y lo mejor de todo, cada uno cree entenderlo a su modo, así como cada uno llevamos el duelo a nuestra manera.

The Leftovers ha sido un viaje espiritual.

Curiosamente, The Leftovers ha sido una de las series sobre las que menos he teorizado. Simplemente me he puesto delante del televisor y me he dejado llevar por la experiencia. Pero el final sí me ha hecho pensar mucho, tanto por su significado independiente como la serie como conjunto. Si nos ponemos a analizar sucesos particulares, empiezan a salir contradicciones, cuando se analiza entera, todo se ve más claro. No voy a entrar en si Kevin moría cada vez que supone que lo hacía o en si Jarden era un pueblo milagro. Si algunos personajes eran capaces de obrar milagros o si Nora hizo ese viaje o no. Bueno, en eso sí que entraré después.

La fe

El pilar que sostiene toda la serie es la fe. La realidad que presenta The Leftovers me parece muy precisa y no distaría casi nada de lo que pasaría en la realidad si tal cosa sucediera. Imaginaos que todas las familias vivieran un drama como el que viven las familias de las personas desaparecidas. Éstas no consiguen descansar hasta que encuentran el cadáver de su ser querido a pesar de que saben que están muertos. Pero necesitan encontrarlos. Un duelo vivido de forma colectiva debe dar lugar a buscar respuestas globales. Si la Iglesia no las satisface, surgirán nuevos cultos. En definitiva, una nueva fe a la que aferrarse.

En la serie de HBO, Matt Jamison (Christopher Eccleston) es el máximo exponente de la fe, lógico si tenemos en cuenta que es sacerdote. Por eso me resulta tan interesante su viaje. Recordemos que al principio intenta salvar al cristianismo después de que los feligreses le dieran la espalda. En la segunda temporada, viaja a Jarden en busca del milagro divino, y lo encuentra cuando su mujer vuelve del estado en el que se encontraba y se queda embarazada. Pero aparece la historia de Kevin y lo etiqueta como un nuevo mesías que salvará al mundo de la inundación. Hasta el momento en el que conoce a «Dios» en el barco de la orgía, cuando pierde totalmente la fe en su religión. Desde entonces se olvida de Kevin y se centra en ayudar a su hermana, con quien conversa en el último episodio y le confiesa que tiene miedo de sobrevivir para dar sermones en los que ya no cree.

Los hermanos Jamison concluyen su viaje espiritual en The Leftovers

El caso de Kevin fue justamente el contrario. Su familia no perdió a ningún miembro, pero tras el evento, perdió a su mujer, que se dio de alta en los «Culpables Remanentes» y a su hijastro, que se unió a otro culto. Se quedaron él y su hija, con quien compartía el vacío de sus vidas. Sin embargo, sus delirios y sus crisis le van guiando hacia un camino metafísico que él no había buscado, hasta el punto de buscar su propia muerte para librarse de Patti Levin. Aunque al final, su redención fue darse cuenta de que amaba a Nora y que el fin del mundo era una invención de su padre y compañía.

La mentira

El otro gran eje de The Leftovers ha sido la mentira, pero sobre todo en el último episodio. Los personajes se han estado mintiendo durante buena parte de la serie a sí mismos. Han buscado consuelo donde no lo había y han despreciado a quienes tenían alrededor, cuando tenían que encontrarse a ellos mismos. Eso le pasa a Kevin en El hombre más poderoso del mundo (y su hermano gemelo idéntico), cuando se da cuenta de que sus metas grandilocuentes no eran lo importante, era hallar la felicidad que tenía con Nora y no lo sabía.

Nora es sin duda el personaje que más ha sufrido a lo largo de las tres temporadas de The Leftovers, desde que pagaba a gente para que le disparase hasta que el actor de Primos Lejanos le dice que se puede pasar al otro lado, donde estaban sus hijos. Al principio del episodio Nora le habla a cámara y le hacen repetir su declaración porque, según las científicas, está mintiendo. Después, Kevin se acerca a ella y finge haber perdido los recuerdos de ambos para empezar de cero con ella, lo cual me pareció muy romántico. Pero la necesidad de ser literal de Nora le hace confesar. Ella también le ha estado mintiendo durante al menos veinte años ocultándose en Australia.

Carrie Coon (Nora) es la protagonista absoluta del final de The Leftovers

Por último, Nora le cuenta que sí consiguió pasar a donde estaban sus hijos, pero decidió pasar página porque ellos lo habían hecho. Aquí es donde está la clave del final: ¿miente Nora o dice la verdad? Me encantaría creer que dice la verdad pero no lo creo. Primero porque nos deja claro al espectador que se arrepiente en el último instante, y segundo porque nadie en su sano juicio volvería después de haber vuelto a ver a sus hijos a pesar de que supiera que son felices sin ella. Nora oculta su cobardía y decide vivir toda su vida como una ermitaña.

Pero hay un dato importante en todo esto, Nora ha aceptado el hecho de que no volverá a estar con sus hijos. Tanto si su historia es cierta como si no, ha conseguido pasar página, sobre todo ahora que Kevin ha vuelto a su vida. Por tanto, si Nora miente o dice la verdad no importa en absoluto porque el resultado es el mismo. Los creadores han encontrado una «explicación» muy coherente y lógica del paradero del 2% de la población, como es una realidad alternativa. Si es que dice la verdad, claro.

Tráilers de la semana: ‘Ingobernable’, ‘Por Trece Razones’, ‘Grace & Frankie…

La nueva serie de Netflix y los otros tráilers de la semana

Segunda semana de nuestra sección de tráilers de la semana y Netflix vuelve a tener un papel protagonista, pues cuatro de los cinco avances son de la plataforma y tan sólo uno de HBO. Además, entre ellas hay dos nuevos dramas que pueden ser su próximo bombazo: Ingobernable Por Trece Razones.

  • Ingobernable (Netflix)

La polémica está servida. La nueva serie de Netflix Latinoamérica en asociación con la valiente productora Argos protagoniza los tráilers de la semana. Ingobernable lo tiene todo para que se hable de ella hasta la saciedad. Lo primero es la presencia de Kate del Castillo como protagonista después de su episodio con el narcotraficante ‘Chapo’ Guzmán. También porque se aproxima de forma ficticia al Presidente de México y a su esposa pero recuerdan demasiado a los reales, Enrique Peña Nieto y su mujer Angélica Rivera. Se estrena el próximo 24 de marzo.

 

  • Grace & Frankie 3T (Netflix)

Grace & Frankie se está convirtiendo en una de las mejores comedias de Netflix, consolidándose con su tercera temporada. Su magnífico reparto, encabezado por Jane Fonda y Lily Tomlin, ponen en alza a la madurez demostrando que nunca es tarde para reconducir unas vidas que se daban por hechas. Llegará a la plataforma el próximo 24 de marzo también.

 

  • Por Trece Razones (Netflix)

Igual es aventurarse un poco, pero Por Trece Razones tiene todo lo necesario para convertirse en la próxima obsesión de los adolescentes, y los no tan adolescentes. Y el próximo tema de conversación en redes sociales propiciado por un producto de Netflix. Es otra serie de instituto, sí, pero su premisa es muy interesante siempre y cuando no caiga en el culebrón. No parece que sea el caso. Tom McCarthy (Spotlight) dirige los dos primeros episodios.

 

  • La Guerra en Hollywood (Netflix)

Como vemos, Netflix no tiene límites a la hora de crear productos. En esta ocasión hablamos de una serie documental sobre cineastas contado por cineastas. Laurent Bouzereau dirige La Guerra en Hollywood (Five Came Back) sobre un libro de Mark Harris. Se trata de la historia de cinco directores que arriesgaron su vida para contarle a América la verdad de lo que estaba pasando: John Ford, William Wyler, John Huston, Frank Capra y George Stevens. En la serie participan con su testimonio: Francis Ford Coppola, Guillermo del Toro, Steven Spielberg, Lawrence Kasdan y Paul Greengrass. Y Meryl Streep como narradora. Se estrena el 31 de marzo.

 

  • Animals 2T (HBO)

La serie de animación de HBO sobre la fauna de Nueva York despide los tráilers de la semana. No es la comedia más exitosa de la cadena ni tampoco la mejor pero crea un fondo de armario para el gigante de cable y seguro que tiene un público fiel. Su segunda temporada se estrena el 17 de marzo.

 

Tráilers de la semana: ‘Iron Fist’, ‘The Get Down’, ‘Silicon Valley’…

Tráiler y vídeo promocional de ¿Qué fue de Jorge Sanz?

¡Estrenamos sección semanal! Cada sábado, siempre y cuando las circunstancias y el material lo permitan, os vamos a traer en un sólo artículo los tráilers más destacados de la semana para que no te tengas que marear buscando por las redes. Esta semana ha sido muy activa para los chicos de Netflix, que nos traen un tráiler y un anuncio. HBO calienta motores con lo nuevo de Silicon Valley y Movistar nos trae un vídeo divertido sobre el octavo capítulo de ¿Qué fue de Jorge Sanz?

  • Iron Fist (Netflix)

Netflix ha empezado la promoción de su cuarta colaboración con Marvel, Iron Fist, protagonizada por el ex actor de Juego de Tronos Finn Jones. En realidad no se trata de un tráiler propiamente dicho, sino un first look con declaraciones de los protagonistas. Os recuerdo que no falta nada para su estreno, el 17 de marzo estarán disponibles sus trece episodios.

  • The Get Down (Netflix)

Una de las sorpresas de la semana nos la hemos llevado con el anuncio de la segunda temporada de The Get Down. Tampoco es un tráiler oficial pero contiene nuevas imágenes y desvela la fecha del 7 de abril como día del estreno.

  • Silicon Valley

HBO ya ha empezado a promocionar una de sus comedias estrella. Silicon Valley ha ido ganando adeptos con el tiempo y, si bien no se ha convertido en una referencia intelectual como Girls, sí que le sale muy rentable a la cadena que la produce. Su cuarta temporada se estrena el 23 de abril, en HBO España y también en Movistar+.

  • ¿Qué fue de Jorge Sanz?

Por último, os traemos un divertido vídeo promocional del octavo episodio de la comedia de Movistar+, ¿Qué fue de Jorge Sanz? Cada cierto tiempo el actor, que ha sabido encajar con muchísimo humor los sinsabores del éxito, y el gran David Trueba, nos trae un nuevo capítulo que esperamos ver con más frecuencia. Éste, el octavo, se podrá ver en Movistar Series desde el día 4 de marzo.

Sexta temporada de Juego de Tronos: lo mejor de una serie excelsa

La sexta temporada de Juego de Tronos ha ido mejor para Jon

Spoilers sobre el final de la sexta temporada de Juego de Tronos

La sexta temporada de Juego de Tronos ya es «historia» (con minúscula) porque ya ha acabado e «Historia» porque ha supuesto otro hito para la televisión, poniendo el broche de oro con el magistral Vientos de Invierno, una obra maestra. Además, lo hace colocando a cada personaje en la casilla de salida para el último acto de la serie, que presumiblemente serán dos mini temporadas a semejanza de otras dos grandes como Mad Men y Breaking Bad. Así que vamos a ir desgranando cuáles han sido los puntos fuertes y débiles de esta temporada.

La serie y la novela

David Benioff y D.B Weiss tenían ante sí el reto de sobrevivir sin el material original que servía de base durante cinco temporadas. Pero ellos no querían sobrevivir, sino demostrar que podían ser igual o más brillantes (algunos dudábamos de ello). Es más, da la impresión de que la sexta temporada de Juego de Tronos se ha librado de un yugo que le oprimía, que le impedía ser un material audiovisual 100% y que de alguna manera se mantenía más literaria de lo que debería. La libertad de los showrunners ha provocado que veamos tramas más cerradas y con un formato un poco más artístico. Sirva como ejemplo la maravillosa secuencia de inicio de la season finale, con un montaje brillante y una música enorme.

La venganza es un plato que se sirve frío

Cersei ha seguido sufriendo en la sexta temporada de Juego de Tronos

La sexta temporada de Juego de Tronos nos ha mostrado varias venganzas. La más espectacular, por desproporcionada, ha sido la de Cersei contra el Gorrión Supremo y contra su rival, Margaery. En mi opinión no hay un personaje mejor que Cersei Lannister, una villana que no tiene ningún tipo de escrúpulos, que goza con el sufrimiento ajeno, pero a la que también hemos visto sufrir, y mucho. Ella lleva una carga considerable que la humaniza por un lado, pero la vuelve más fuerte y despiadada por otro. La secuencia inicial, como todo montaje paralelo bien ejecutado, recuerda a la escena final de El Padrino, con una mujer cansada de conspirar que decide tomar el camino corto para cumplir sus deseos, aunque ello conlleve la muerte de su propio hijo.

Arya Stark pensaba que ser una mujer sin rostro le permitiría cumplir su venganza con más posibilidades de éxito pero no contaba con que había ciertas reglas que no pensaba cumplir. Además, la financiación de los Hombres Sin Rostro la convertía en una asesina a sueldo. Con la lección aprendida y prácticamente dos temporadas de su línea argumental desperdiciadas, la menor de los Stark ha vuelto a la senda que no debió abandonar. Haciendo uso de una máscara y de la leyenda de los malos anfitriones cumplió una venganza que llevábamos esperando tres temporadas.

Mujeres poderosas

Desde el principio, la serie de HBO ha sido muy polémica por el tratamiento contra las mujeres, ya sea con los excesivos desnudos femeninos, o la misoginia imperante en Poniente. Eso es lo que Martin quiso que pensáramos pero nada más lejos de la realidad pues las mujeres son las verdaderas protagonistas del relato. Temporada a temporada han conseguido sobrevivir a los hombres y en esta sexta en todas las localizaciones, una mujer está al mando de la situación, y si no está, poco le falta.

Sexta temporada de Juego de Tronos

Tras el final de la sexta temporada de Juego de Tronos, Cersei ocupa el Trono de Hierro, Daenerys comanda un tremendo ejército para destruirla, Arya es la mayor asesina de los Siete Reinos y Sansa ha conseguido su tan ansiada venganza sobre sus enemigos. Y no nos olvidemos de otros actores secundarios como Ellaria Sand y sus serpientes, Olenna Tyrell o de Yara Greyjoy, una mujer abiertamente homosexual que disfruta de los burdeles de la misma forma que los hombres. Vamos, que deja el Test de Bechdel a la altura del betún.

La resurrección de los Stark

La sexta temporada de Juego de Tronos se ha dedicado rehacer a la familia protagonista, que ha sido el juguete preferido de George R.R. Martin para jugar con los sentimientos del espectador. Poco a poco, los supervivientes de la familia van a reagruparse, convirtiéndose en uno de los bloques que lucharán por el Trono de Hierro. Además, son los únicos que saben que la verdadera amenaza llega desde el norte. Jon ya los ha combatido y su cometido ahora será convencer a los Siete Reinos para que se unan en contra de los Caminantes Blancos.

Pero dentro de Invernalia, en el fervor de todas las casas norteñas, la mirada entre Sansa y Petyr Baelish me han dejado muy inquieto. ¿Será capaz Meñique de convencer a Sansa para conspirar en contra de Jon? Arya consiguió huir de Braavos in extremis con una herida que mejor no comentar pero que nos regaló una de las venganzas más esperada por todos, la muerte del asqueroso Walder Frey. Bran ya está en el Muro y está a punto de reencontrarse con su familia, con una revelación que puede cambiar el destino de Poniente. Una pena que Rickon no supiera correr en zig zag, la alegría para los Stark podría ser completa.

El mejor personajes de la sexta temporada de Juego de Tronos

La muerte ha perdido fuerza

Por poner una nota negativa, la muerte en la serie de HBO ha sido la clave para mantenernos alerta en todo momento, pues nadie estaba a salvo. En cualquier momento, por tranquilo que pareciera, podría caer nuestro nuevo personaje favorito. El acuchillamiento colectivo que sufrió Jon Nieve al final de la quinta temporada y su posterior resurrección han marcado un antes y un después. Cualquiera que tenga una sacerdotisa roja cerca puede volver a la vida aunque imagino que será un recurso que los showrunners se esforzarán en no repetir. Y todavía tenemos que saber qué se proponen la hermandad sin estandartes, quienes traman un plan que deja entrever que por ahí pueden ir los tiros, en esa conversación con Sandor Clegane.