Portada » Netflix » Página 2

Etiqueta: Netflix

‘The Umbrella Academy’: apocalipsis por todas partes en su segunda temporada

Netflix estrena la sefunda temporada de 'The Umbrella Academy'

El año pasado Netflix nos sorprendió con el estreno de The Umbrella Academy, una serie de superhéroes no tan supers. La idea no es nueva, no solo por estar basada en un cómic, sino por que las series de superhéroes más mundanos han sido una constante últimamente. Eso sí, la serie del gigante rojo consiguió diferenciarse por su humor e irreverencia, así como por una producción muy cuidada.

Si bien en sus primeros compases no engatusó a todo el mundo debido a un ritmo algo irregular y a tratar quizás en demasía los demonios internos de estos siete “hermanos”. A medida que la serie avanzaba iba ganando más y más empaque, llegando a una recta final realmente buena y que nos dejó con un gran sabor de boca, en parte por su pedazo de cliffhanger. Hoy Netflix estrena la segunda temporada y ya la hemos podido ver al completo, así que allá van unas palabras sobre lo que podéis esperar, totalmente libre de spoilers.

La segunda temporada es una continuación directa de la primera, comienza con la escena final de ésta, lo cual se agradece. Lo primero que nos llama la atención es una cosa, si el nivel de producción y efectos especiales en la primera temporada era alto, ahora es apabullante, digno de una superproducción de Hollywood. Netflix sabe que tiene algo importante y con una gran base de fans entre manos y lo ha mimado, vaya si lo ha hecho. Tras esta primera e impactante escena comienza la serie como tal, nos presentan poco a poco a los nuevos personajes (mención especial a los suecos, la contrapartida a los geniales Cha Cha y Hazel en la primera temporada, que sin mediar palabra, derrochan carisma) y la situación actual de los personajes que conocemos.

Aidan Gallagher es Número 5 en imagen correspondiente a la segunda temporada de 'The Umbrella Academy'

Una de las grandes mejoras en esta temporada es no llenar minutos con diálogos o escenas intrascendentes. Ya conoces a los integrantes de la Academia Umbrella y sabes cuales son sus motivaciones, pues ahora solo tiene tramas que les afectan pero que tienen un ritmo muy orgánico. Antes he dicho que no iba a haber spoilers pero me veo en la obligación de hacer uno muy menor, ya que uno de los personajes más importantes depende de ello. Número 5 por error, traslada a todos los personajes a la década de los 60, y esto, esta década, esta época, es de por si un personaje en sí mismo. Las ropas, la música, la gente, la política, todo lo que rodea a 1963 está cuidado al detalle y es una gozada verlo con tanto mimo. Incluso la manera de hablar está muy conseguida. Pues en esta tesitura, nuestros héroes deberán impedir, otra vez, el apocalipsis. ¿Alguien dijo gafes?

La acción está a la orden del día, ya sea en peleas, tiroteos o persecuciones. No hay un solo capítulo donde no haya una o varias escenas de acción, muy muy bien filmadas y sobre todo, con una banda sonora de auténtico lujo. Porque amigos, la música en esta temporada de The Umbrella Academy es super importante, y no solo por acompañar a la época, sino por acompañar a la acción. Ver a dos supers dándose mamporros al ritmo de canciones míticas de grupos modernos no tiene precio, pero si además lo combinas con unas coreografías magistrales, el resultado es caviar para la vista. A nivel visual no solo depende de los efectos visuales, la fotografía está muy bien dirigida, dejándonos unas estampas que más de uno querrá capturar y ponerlas de fondo de pantalla, tanto por los encuadres como por el perfecto juego de luces y colores.

Los protagonistas tendrán que hacer frente a un nuevo apocalípsis en la segunda temporada de 'The Umbrella Academy'

Pero hay una cosa que he querido dejar para el final y para mi ha supuesto una mejora enorme respecto a la primera temporada. Hemos pasado de capítulos de una hora, a capítulos de 45 a 50 minutos. Esto hace que la acción sea muchísimo más directa, ya no hay relleno, todo lo que te cuentan importa. Y vaya si cuentan cosas, veremos tanto personajes nuevos como caras conocidas, alguna que incluso no esperamos pero deseábamos ver, el guión es sorprendentemente bueno, e incluso, tenemos varias tramas románticas, que lejos de entorpecer el transcurso de la historia, suman. Tenemos más humor, mucho más humor, podría decirse que The Umbrella Academy encontró su lugar al final de la primera temporada y aquí lo ha confirmado, dejando escenas que nos pueden recordar a Preacher o Doom Patrol.

Resumiendo, esta segunda temporada mejora en absolutamente todo a la primera, y pasa de ser una serie muy recomendable, a una serie imprescindible. Para mi, junto a The Boys, lo mejor en la temática de superhéroes que hay en emisión.

La segunda temporada de The Umbrella Academy está disponible en Netflix completa bajo demanda.

Ya sabemos la fecha de estreno de ‘Ratched’ en Netflix

El estreno de 'Ratched' será el 18 de septiembre en Netflix

Netflix confirmó ayer la fecha de estreno de Ratched, que será la tercera serie de Ryan Murphy en la plataforma, tras The Politician y Hollywood. Y la elegida es el 18 de septiembre, un poco antes de lo que esperábamos.

Recordemos que la nueva serie creada por Ryan Murphy e Ian Brennan sirve como precuela o spin off, según se mire, de Alguien voló sobre el nido del cuco. Aunque mientras la película dirigida por Milos Forman, el foco se ponía sobre el personaje de Jack Nicholson y su lucha con esta enferemera interpretada por Louise Fletcher, ahora nos ponemos en su lugar para conocer sus orígenes en la piel de Sarah Paulson. La actriz también ejerce como productora ejecutiva junto a sus creadores, Alexis Martin Woodall, Aleen Keshishian, Jacob Epstein, Jennifer Salt, Margaret Riley, Michael Douglas, Robert Mitas y Tim Minear.

Ratched se ambienta en los años 40, cuando una joven enfermera encuentra trabajo en un hospital psiquiátrico, pionero en experimentos con la mente humana. La perfecta imagen que Mildred ofrece como la típica enfermera se irá desmoronando a medida que entre en contacto con el sistema y los que están dentro de él. Una oscuridad latente irá saliendo poco al exterior, revelando que los verdaderos monstruos no nacen así, sino que se van moldeando poco a poco.

Sarah Paulson será la enfermera 'Ratched' en la nueva serie de Ryan Murphy

Aparte de la fecha de estreno de Ratched también se desveló más integrantes de un reparto bastante interesante. Ya sabíamos que está encabezado por Sarah Paulson como la mítica enfermera, pero además, tendremos a Cynthia Nixon (Sexo en Nueva York), Judy Davis (Feud), Sharon Stone, Finn Wittrock (American Horror Story), Charlie Porter (Mujeres desesperadas), Corey Stoll (Billions), Sophie Okonedo (Flack) y Vincent D’Onofrio (El padrino de Harlem).

Recordad, el 18 de septiembre es la fecha de estreno de Ratched, una serie que lo tiene todo para estar en el centro de la conversación en el próximo inicio del curso escolar.

‘Maldita’: la maldición de Netflix continúa

'Maldita', una reinvención de la leyenda del Rey Arturo, se estrena hoy en Netflix

Que Netflix prima la cantidad sobre la calidad es algo que a estas alturas ya no nos sorprende en absoluto. Las decenas de estrenos al mes que nos trae la plataforma así lo atestigua, y además, eso no es condicionante para que de vez en cuando salga un producto de gran calidad. Pero me temo, que en el caso que nos ocupa, esto no se cumple. No nos engañemos, Maldita no es una serie horrible, ni siquiera es mala, pero si es muy mediocre, lo que no quita que sea disfrutable en cierto sentido, pero vamos al meollo.

Maldita adapta el cómic de Frank Miller y Thomas Wheeler, que a su vez hacen de productores de la serie. Frank Miller como productor no tiene el mejor curriculum de la historia precisamente, ya que bajo su tutela nos llegaron productos deleznables como The Spirit. Este cómic es una adaptación muy libre de la leyenda artúrica. La base no es mala, a pesar de no ser uno de los trabajos más conocidos de Miller el material es interesante, con Excalibur, Merlín, hadas, vikingos y demás. Netflix lo tenía bastante fácil para hacer un buen producto, pero no ha puesto el esmero esperado.

Más fácil aún lo tenía con dos grandes reclamos en el reparto, por un lado, y como protagonista tenemos a Katherine Langford, la archiconocida Hannah Baker en su papel de Por trece razones, que interpreta a Nimue, una joven con un poder oculto que recibe una pesada carga. Siguiendo con las caras conocidas tenemos a Gustaf Skarsgard, conocido por interpretar a Floki en Vikings, que en esta ocasión da vida al mago Merlín, en un papel casi calcado al que hace en Vikings, y acabando con el trío protagonista, Devon Terrell como Arturo.

Gustav Skarsgard es Merlín en 'Maldita', esta adaptación de la leyenda del Rey Arturo

Como digo sobre el papel la cosa debería funcionar, los ingredientes están sobre la mesa y son apetecibles, pero algo falla en la receta hacia el éxito. Para empezar, la producción es mediocre. Los efectos especiales en sí no son malos, pero la sensación de que todo lo que vemos es de cartón piedra es constante, desde las ropas, iluminación, escenarios, no da sensación de credibilidad, de sucio. Nos muestran escenas muy duras, crudas, pero la sangre digital no ayuda a que sean creíbles, y los esqueletos de mentira tampoco.  Las coreografías de peleas o la dirección de escenas de acción no mejoran la cosa. Ver a alguien huyendo por su vida a un paso ligero mientras su perseguidor hace aspavientos con una espada de plástico sobre su cabeza es bochornoso, mientras otras dos personas pelean al fondo moviéndose muy despacio.

El guión tampoco ayuda: tópicos, escenas super trilladas (no falta la escena cuando la pareja se ve al fin sin ropa y se ponen a comparar cicatrices), frases grandilocuentes que parecen sacadas de una obra adolescente. Y para colmo, la actuación de algunos personajes secundarios es para echarse las manos a la cabeza, digno de mención el actor que hace de Uther Pendragon.

La música tampoco se salva. La banda sonora te puede salvar momentos en que la producción no acompaña, como vimos hace unos meses en The Witcher, pero en esta ocasión está muy poco inspirada. Es genérica, olvidable y no toma protagonismo ni cuando la acción lo requiere. Tampoco ha acabado de entusiasmarme el recurso de pasar de escena a escena usando dibujos que parecen sacados del cómic. La primera vez es curioso, pero acaba rompiendo el ritmo y no aclara mucho.

Pero no todo es malo, a pesar de lo que he escrito, la serie se deja ver, y estoy seguro de que será un éxito de público, deseoso de aventuras, pero el espectador más crítico tendrá muy pocas razones para verla.

Los diez episodios de Maldita se estrena hoy viernes 17 de julio en Netflix, doblada al español y ene V.O.S.

‘Desplazados’, el drama de los refugiados descoloca al espectador

Yvonne Strahovski protagoniza 'Desplazados', el drama de refugiados de Netflix

Hoy se estrena en Netflix Desplazados (Stateless), miniserie de seis capítulos de unos 50 minutos de duración qué está haciendo mucho ruido a nivel internacional por varios motivos. Uno de ellos ha sido el enorme éxito que ha tenido su estreno en la ABC Australiana, y otra razón son los nombres que están detrás y delante de las cámaras. Está co-producida y co-creada  por Cate blanchett, que también tiene un papel junto a Dominic west (The Wire, The Affair) e Yvonne Strahovski (la mala malísima Serena de El cuento de la criada), sobre la que recae el peso de la serie y lo hace con una nota de sobresaliente.

Desplazados hace una crítica a los centros de detención de inmigrantes muy parecida a la que veíamos hace poco en Eden, serie estrenada por Filmin. Evidentemente con una producción mucho más cuidada y un mayor presupuesto, lo que ha hecho que llegue a más público. En esta ocasión, para hacer dicha crítica, utiliza la historia de cuatro personajes que se cruzan en un centro de detención australiano, pero a diferencia otras producciones no solo son historias de inmigrantes que pueden quedar más alejadas de nuestra realidad. En esta ocasión suman a la ecuación varios personajes del «primer mundo»,  haciendo que el menos empático llegue a pensar que tomando un par de malas decisiones en la vida puede verse en una situación parecida. 

Una familia afgana está en el centro de la trama de 'Desplazados'

Para ello utiliza la historia real de una azafata de vuelo de clase alta, que por distintos motivos como la no aceptación de su familia o sus trastornos afectivos y mentales harán que acabe completamente absorbida por una secta. Esto le lleva a tomar unas cuantas decisiones erróneas que la harán dar con sus huesos en el centro de detención. Allí también nos encontramos la historia de una familia de afganos que intenta llegar a Australia para darle un futuro mejor a sus hijas. Además se cruzan las vivencias de la directora y uno de los vigilantes del centro que tendrán que luchar con sus conciencias, ya que saben que los métodos utilizados en dicho centro no son los más éticos y que realmente están enfocados en recibir subvenciones y mantener el mayor número de inmigrantes retenidos en el centro. Otro caso más de un centro regentado por una empresa privada a la que le importan más los números, que insertar a estos inmigrantes en la sociedad.

En un principio la narrativa puede parecer errónea ya que va mezclando las distintas historias y a modo de flashbacks nos va contando cómo cada personaje ha llegado hasta allí teniendo al espectador perdido por la falta de datos. Con esto consigue que nos sintamos desplazados y perdidos como están los protagonistas al no saber en muchas partes del metraje como han llegado hasta el lugar o tiempo en el que se está narrando. Una vez vista al completo me parece uno de los mayores aciertos de la serie. Como es comprensible además de estas cuatro historias, veremos a su alrededor las de muchos otros inmigrantes que por distintas razones llevan años y años encerrados en este centro sin saber cuál será su futuro.

Los trabajadores del centro de detención de inmigrantes también tienen protagonismo en 'Desplazados'
STATELESS (L to R) ASHER KEDDIE as CLAIRE KOWITZ and DARREN GILSHENAN as BRIAN in episode 102 of STATELESS Cr. LISA TOMASETTI/NETFLIX © 2020

El caso real en el que se basa destapó en Australia más de 200 casos similares de gente detenida negligentemente y nos acerca una realidad que pensamos que es muy lejana, pero que realmente está ocurriendo en todos los países (entre ellos el nuestro), donde hay centros de éste tipo. Mientras la veía, durante gran parte del metraje me vino a la mente aquel magnífico capítulo sobre la inmigración de Years & Years (quien la haya visto sabrá a cuál me refiero) pero aquí más desarrollado. Estoy seguro que Desplazados hará las delicias de los amantes de  series con trasfondo social y a mi personalmente me ha parecido de lo mejor que se ha estrenado este año.

Desplazados está disponible completa bajo demanda en Netflix

‘La monja guerrera’, la nueva serie juvenil de Netflix es una sorpresa

'La monja guerrera es la nueva serie juvenil fantástica de Netflix

Hoy día 2 de julio, Netflix estrena su nueva serie de acción sobrenatural de corte más o menos adolescente tras el acierto de The Umbrella Academy y el traspiés de La facción Octubre. La suerte que le depara a La monja guerrera solo podremos saberla en los próximos días, pero habiendo visto la serie casi en su totalidad, vamos a hacer de pitonisos improvisados.

Ante todo quiero ser sincero. Cuando vi que Netflix anunciaba una serie que se llamaba Warrior Nun (La monja guerrera) una parte dentro de mí esperaba una mierda incalificable, pero otra parte gritaba de alegría porque me gustan un poco estas mierdas. Pero el caso está claro, lo que esperaba era un producto de muy bajo nivel solo para rellenar catálogo.

Pues bien, Netflix nos adelanta la serie, veamos si acabo el primer capítulo. Está doblada al castellano pero prefiero verlo en versión original. La serie empieza, coño, esos trajes no se ven mal. Joder, la fotografía está bastante bien. ¡Está ambientada en Málaga! La imagen no es la de una serie barata, tiene un look muy cinematográfico. Hostias, ¿y esos efectos especiales? ¡Pero si están de puta madre! Pues sí, señoras y señores, la serie esta muy bien hecha, no es un producto de tercera división para rellenar catálogo. Aquí hay presupuesto aunque el presupuesto no lo sea todo. Sigamos viendo. Joder, los actores están bien ¿eh? Anda, ¿ese no es Tristán Ulloa? Qué bien habla inglés. Buah, esto se esta poniendo muy interesante. ¿Que? ¿Los créditos? ¿Ya ha pasado una hora? Vamos a ver otro. Y esta es mi crónica viendo el primer capítulo.

Alba Baptista encabeza el reparto de 'La monja guerrera', que también cuenta con Tristán Ulloa al ser rodada en España

Warrior Nun o La monja Guerrera está basada en un cómic de los años 90 escrito y dibujado por Ben Dunn, donde nos mostraba a una orden de monjas vestidas de cuero y muy ligeras de ropa luchando con escopetas y katanas contra demonios en un frenesí de sangre. La serie se aleja un poco de esto a pesar de que Dunn está implicado en ella y suaviza bastante el tono si bien la idea se mantiene. Ahora las monjas son novicias y a pesar de ir de cuero negro, ya no es tan ajustado y tan poco protector como en el cómic. Pero el mayor cambio, es que la serie tiene un aire mucho más adolescente.

En esta La monja guerrera, Ava es una joven adolescente que ha muerto en misteriosas circunstancias, que por azares del destino, obtiene un tremendo poder que le devuelve la vida. Confusa, no sabe de dónde vienen estos poderes o qué hacer con ellos, solo sabe que ahora es capaz de hacer cosas que antes no podía y ver cosas que antes no sabía que estaban ahí. Si bien la serie podría haber ido por el lado de Ava descubriendo sus poderes y sobreviviendo a hordas de demonios que buscan arrebatárselos, ella no quiere saber nada de esto y solo quiere hacer una vida normal de adolescente, irse de fiesta y encontrar el amor. Esto podría haber sido un chasco enorme si no fuera en parte por la actriz que interpreta a Ava, Alba Baptista, una joven actriz portuguesa que a este que os escribe ha encandilado por su frescura y naturalidad, además de por una voz en off con sus pensamientos que puede ser bastante graciosa. Por suerte, esta idílica vida de Ava siendo una adolescente normal no puede durar mucho, y las espadas, la sangre y los demonios llegaran.

En definitiva, La monja guerrera no viene para convertirse en la mejor serie de Netflix, ni siquiera en una de las más aplaudidas, pero sí para ser un excelente divertimento si las historias de fantasía sobrenatural y los adolescentes no te dan urticaria. Por mi parte, estoy deseando saber más de estos personajes y seria muy feliz si hubiera una renovación.

La monja guerrera está disponible completa bajo demanda en Netflix

‘The Sinner’ temporada 3: lo importante sigue siendo el por qué

Matt Bomer y Bill Pullman protagonizan la tercera temporada de 'The Sinner', que por fin llega a Netflix

Hoy se estrena a modo completo la tercera temporada de The Sinner, que arrancaba en 2017 como miniserie y debido a su éxito se convirtió en una serie de temporadas antológicas. La primera entrega, que estaba protagonizada por Jessica Biel y Bill Pullman, contaba con una escena inicial impactante. En ella se nos mostraba a una madre que apuñalaba de repente y de forma muy violenta a un hombre ante las atónitas miradas de un montón de testigos, que pasaban el día tranquilos.

Esto precisamente fue lo que la hizo especial, ya que dejamos de un lado la estructura de series de crímenes, que hasta la fecha se centraban en saber quién era el asesino. Aquí sabemos desde el minuto uno quién es el brazo ejecutor y realmente lo importante en el desarrollo de cada historia son las motivaciones que llevan a los distintos personajes a llegar a hacer actos tan extremos.

Después de un éxito inesperado se anunció una segunda temporada que nos hacía temer lo peor, pero para sorpresa de todos el resultado fue más que notable. En ella, un niño es el sospechoso de matar a adultos sin aparentemente ningún remordimiento. Historia muy interesante en la cual se nos presentaba de forma definitiva al investigador interpretado una vez más por Bill pullman, que hace de hilo conductor en las tres temporadas, y que para mi es uno de los personajes más atractivos y mejor interpretados en este género en los últimos años.

Duelo interpretativo entre los dos protagonistas de la tercera temporada de 'The Sinner', Matt Bomer y Bill Pullman, que llega hoy a Netflix

La tercera temporada de The Sinner, que he podido ver de forma completa, parte de un accidente que sufre el personaje interpretado por Matt Bomer. Un hombre que aparentemente tiene una vida perfecta: casado, guapo, profesor de universidad y a la espera de un bebé. En dicho accidente fallece un «amigo» suyo, hecho que hace detonar todas las inseguridades y problemas anímicos y mentales de este personaje. A partir de ahí intentará engañarnos en todo momento para salir indemne, cosa que se irá complicando según su pasado y sus remordimientos le vayan afectando.

Para mi esta temporada aúna lo mejor de las dos anteriores y lo más destacable es la lucha interpretativa que tienen Bill Pullman como investigador y Matt Bomer como sospechoso. El segundo, además, con una interpretación  magistral te atrapa en su red de justificaciones y excusas. A esto se le suma que esta temporada sigue la misma estructura de las anteriores, en la cual sabemos qué es lo que ha hecho el personaje interpretado por Bomer, pero no sabemos las  motivaciones que  le llevaron a meterse en semejante lío. Esto consigue hacernos dudar incluso empatizar con él y justificar en muchas ocasiones los actos que comete. También ahondamos más en las preocupaciones de este detective que se ha convertido en uno de los investigadores más cercanos y atractivos que tenemos en pantalla actualmente .

Para muchos The Sinner es una serie lenta o la forma como utilizan la narrativa puede no gustar, pero para mí utiliza los distintos elementos de forma perfecta y consigue un equilibrio sobresaliente entre el misterio y la psicología de los personajes. Y esto la hace diferente al resto de series que solemos ver, sólo por disfrutar de este  Bomer vs. Pullman merece la pena ser vista.

La tercera temporada de The Sinner (y las dos anteriores) está disponible completa bajo demanda en Netflix.

‘Space Force’: Steve Carell a la conquista la Luna

Netflix estrena 'Space Force', la serie creada por Greg Daniels y Steve Carell

La actualidad a menudo es la mejor fuente de inspiración para conseguir ideas para una serie. En Estados Unidos tienen la «suerte» de tener un presidente que hace la mitad del trabajo de un guionista de comedia. Con la realidad deformada por el propio Trump y canalizando un poco la indignación hacia la sorna, pueden salir cosas como Space Force. En efecto, Greg Daniels y Steve Carell (que figura también como creador) toman la palabra a la idea de Donald Trump de crear una nueva rama del ejército que se encargaría de colonizar la Luna.

El general Mark Naird (Steve Carell) es designado para dirigir la nueva división de el ejército de los Estados Unidos, llamada Space Force, con el objeto de colonizar la Luna y militarizarla. Junto a él tiene a su número dos, el científico Adrian Mallory (John Malkovich) y su jefe de medios (Ben Schwartz), entre una fauna de científicos y militares incompetentes. Junto a ellos, el General tendrá que lidiar con todos los problemas de una misión tan complicada como absurda. Pero Naird también tiene una mujer, Maggie (Lisa Kudrow) y una hija, Erin, interpretada por Diana Silvers, que le enredan la vida un poco más si cabe.

‘Incompetencia’ es una palabra que viene como anillo al dedo a Space Force, pues (casi) todos los personajes lo son en mayor o menor medida. El General Naird es un experimentado militar que sin duda merecía dirigir una sección del ejército, pero se ve completamente sobrepasado. La misión que se le ha encomendado nunca la ha hecho nadie y en el fondo sabe que todo esto es una idea absurda. Al fin y al cabo, es un militar y su función es cumplir órdenes de forma estoica aunque en el fondo sepa que son absurdas. A partir de ahí, sí le podemos considerar como incompetente pero, ¿quién lo es?

El reparto de 'Space Force' es espectacular, con Steve Carell, Lisa Kudrow y JOhn Malkovich entre muchos otros

Space Force es una sátira de la administración Trump, señalando constantemente sus particularidades como la forma de comunicarse que tiene a través de tuits. Nunca se refieren a su persona, sino a las siglas POTUS (President of The United States). Pero también critica en cierto modo la forma de funcionar de las fuerzas armadas, el ninguneo al que son sometidos los científicos por los que tienen que tomar decisiones, el sometimiento a las redes sociales que afecta a incluso instituciones tan importantes, o incluso el espionaje internacional. Por supuesto, también es un decálogo sobre cómo los incompetentes copan los puestos más importantes de un país. Pero también es una sitcom sobre un espacio de trabajo en el que se cruzan multitud de personas con diferentes formas de ver el mundo. No es algo nuevo para Greg Daniels, uno de los creadores de The Office, y Steve Carell, el actor que la protagonizaba. Space Force tiene un tono completamente distinto aunque conserve el tipo de humor en algunos chistes.

Entrando en valoraciones personales , creo que la serie no consigue ser mordaz ni lo suficientemente sarcástica como para que la podamos considerar como una crítica certera contra la administración Trump. Se queda muy corta en eso. Como comedia de espacio de trabajo funciona mejor aunque veo que siempre le falta algo, incluso en sus momentos más brillantes. No sé si es el ritmo de los chistes, que deberían ser un poco más rápidos (esta no es la típica comedia en el que los personajes hablan a toda velocidad). Hay situaciones en las que lo absurdo no hace gracia, otras que sí. Por el contrario, y paradójicamente, Space Force funciona mejor en los momentos dramáticos, entrañables o incluso tristes. No se pierdan la secuencia con un mono en el segundo episodio.

Steve Carell junto a John Malkovich y Ben Schwartz en 'Space Force', la nueva comedia de Gregs Daniels en Netflix

Por último, en Space Force huye de escenas en interiores con decorados de cartón piedra. Aquí hay dinero y se nota por todas partes. Los exteriores nos transportan directamente a una base militar real, o lo parece. Todo luce espectacular. Por esto y todo lo anterior, creo que es una buena opción de maratón para este fin de semana, una serie corta de diez episodios de media hora que se presta a ello. Sobre todo si eres fan de algunos de los grandes nombres que forman parte de ella, algo que no es complicado.

Space Force se estrena hoy viernes 29 de mayo completa en Netflix.

‘Snowpiercer: Rompenieves’, asesinato en el tren de los mil y un vagones

La esperada adaptación del cómic y posterior película de 'Snowpiercer Rompenieves ha llegado a Netflix

La cultura popular sigue empeñada en reflejar mundos alternativos, distópicos y post apocalípticos. En unos ha ocurrido catástrofes naturales, en otros son virus zombies, totalitarismos, guerras, etc. En Snowpiercer: Rompenieves, son los científicos los que provocan una glaciación al intentar bajar la temperatura del planeta para frenar el cambio climático. De esta forma se actualiza con respecto al material original que adapta, la novela gráfica francesa escrita en 1982 por Jacques Lob y Jean-Marc Rochette. En aquel caso, como no, era un desastre natural el que llevaba al ser humano al borde de la extinción.

Para tratar de sobrevivir, un millonario llamado Wilford construyó un tren con mil y un vagones (literal), que funciona como una especie de arca de Noé. No por conservar la fauna y la flora sino por proveer de comida a los viajeros mientras dure el trayecto, o eternamente. El tren está estructurado en diferentes clases según lo que pagaron por entrar en el tren o invirtieron en su construcción, y en la cola encontramos un grupo de personas que entraron como polizones buscando la supervivencia. Éstos, llamados los colistas, viven en condiciones infrahumanas y reprimidas por la policía del tren. Ahí encontramos a Andre Layton, un ex detective de homicidios que es llamado por el Señor Wilford para resolver un asesinato que se ha producido en los primeros vagones. Layton, además, lidera a los colistas, que constantemente están planeando rebeliones con el fin de apoderarse de la máquina del tren y vivir con las comodidades con las que vivían antes de la glaciación.

No hace falta rascar mucho para darse cuenta de que en Snowpiercer se nos muestra una sociedad condensada en mil y un vagones y que conserva todas sus bondades y defectos, sobre todo estos últimos. A diferencia de la película dirigida por Bong Joon Ho, donde se nos contaba una revolución muy concreta, la serie tiene tiempo para dispersarse en varias tramas, ampliando así el interesante universo que nos presenta la historia. Y en el que la película, por falta de tiempo, se queda muy corta. Aunque la lucha de clases sigue siendo el eje que lo fundamenta todo, y no podría ser de otra forma, pues el objetivo principal de los mandos es mantener el equilibrio.

Aún no lo hemos mencionado, pero además del personaje de Layton, interpretado por Daveed Diggs, nos encontramos con el nombre más sobresaliente del reparto, Jennifer Connelly, que interpreta a Melanie Cavill, el brazo ejecutor de Señor Wilford, siendo la única que tiene línea directa con él. También nos encontramos con Alison Wright (nuestra querida Martha en The Americans), otra cruel «azafata». A Layton además le asignarán a una compañera para tratar de encontrar al asesino, intepretada por Mickey Summer. Y por terminar con los personajes principales, Sheila Vand interpreta a Zarah, que tiene una relación previa con Layton.

Jennifer Connelly es el rostro más conocido de esta adaptación de 'Snowpiercer Rompenieves', que se emite en Netflix

La primera impresión que deja el comienzo de Snowpiercer, tras la presentación de la historia en forma de animación, es de ser de un nivel bajo, un nivel muy SyFy, para que nos entendamos. Poco presupuesto y producción justita. Además, cuando se nos presenta la cola del tren y sus ocupantes, parece que estamos en una de esas películas futuristas en las que la gente lleva peinados estrafalarios y viste ropa raída y hortera. A medida que abandonamos a los colistas y vemos el resto del tren, vamos abandonando esa sensación, que no se disipa del todo ni cuando vemos a Jennifer Connelly. Una impresión personal, lógicamente, porque a lo largo de los cinco episodios que he podido ver, sí que hay escenas de un nivel de producción alto.

Hemos comentado que la trama difiere en casi todo con respecto a la película protagonizada por Chris Evans, aunque coinciden en lo básico, que es la lucha de clases. Pero en la serie, más que ser de género de acción, trata de ser un thriller con trasfondo de conciencia de clases. Y es efectiva en eso, pues las tramas se queman relativamente rápido y es muy entretenida porque se centra en resolver los conflictos que va creando y no es para nada contemplativa ni intimista. Es un producto de entretenimiento puro como pudo ser Altered Carbon por ejemplo.

En líneas generales, y rompiendo un poco esos prejuicios iniciales que tenía, Snowpiercer me ha parecido un producto decente, muy entretenido, y que puede gustar a todo tipo de público, en especial al amante de la ciencia ficción. Y la buena noticia para los temerosos es que está renovada para la segunda temporada, por lo que os podéis acercar a ella sin miedo a la cancelación. Aunque los amantes del atracón seriéfilo que propone Netflix tendrán que esperar para dárselo, porque esta serie viene hoy 25 de mayo con dos episodios y cada semana uno nuevo porque siguen el ritmo de emisión de TNT en Estados Unidos.

‘Esta mierda me supera’: problemas de adolescentes con poderes

El creador de 'The End of The Fucking World' nos trae 'Esta mierda me supera', que la podéis ver en Netflix

Después de ver completa Esta mierda me supera (I Am Not Okay With This), que se estrena hoy miércoles 26 a modo completo en Netflix, voy a intentar dar mi opinión de la esperadisíma colaboración entre los responsables de Stranger Things (Shawn Levy) y The End of The Fucking World.. Tiene siete episodios de 20 minutos de duración y en ella se nos cuenta la historia de Sydney, una adolescente marcada por los problemas familiares que desahoga sus frustraciones en un diario que nos sirve de narrador, ya que la historia está contada con voz en off .

La protagonista, interpretada por Sophia Lillis, a la que vimos en Heridas abiertas, tiene los típicos problemas  de adolescente y familiares. A eso hay que sumar una rabia que no sabe de dónde le viene y que no puede expresar a través de su diario. Pronto se dará cuenta de que la rabia incontrolable no es otra cosa que superpoderes, los cuales tendrá que ocultar y aprender a manejarlos.

Basada en la novela gráfica de Charles Forman (The End of The Fucking World), la serie comienza con la protagonista corriendo por una calle está empapada en sangre en un claro homenaje a la película Carrie. Durante la temporada esa voz en off nos guiara y contará que le ha llevado hasta ahí. Esta mierda me supera tiene un toque oscuro pero tarda en arrancar y mostrarnos realmente esa oscuridad. Los cuatro primeros capítulos sirven de introducción y solo se vislumbra un poquito de los anteriomente mencionados superpoderes, casi siempre a modo de clilffhanger final para enganchar al espectador. Además, me costó empatizar con los problemas de esta adolescente, no con los personajes en sí, que están bien escritos, si no con unos traumas que quitando alguno no son lo suficientemente horrendos para pensar que esta mierda nos tiene que superar en exceso.

Sophia Lillis en un plano de 'Esta mierda me supera', que recuerda mucho a 'Carrie'.

A partir del cuarto capítulo, la parte sobrenatural empieza a ganar más protagonismo, lo cual le da más interés y oscuridad a la trama. Los personajes, carismáticos, y lo suficientemente atractivos como para llamar nuestra atención empiezan hacer suya la serie y la llevan a un buen final. Lo mejor en mi opinión son los dos últimos episodios, que se vuelven algo más adultos y abren una buena puerta para la segunda temporada.

Las comparativas de Esta mierda me supera con The End of The Fucking World son lógicas ya que, a parte de compartir parte del equipo y estar basada en una novela gráfica del mismo autor, la estructura de la serie es muy parecida pero para mi bastante por debajo en todos los aspectos. Cuenta con la misma narración de voz en off, un uso de la música parecido, incluso una pareja protagonista adolescente, sólo por mencionar unos pocos ejemplos. Además, no te deja de abandonar la sensación de que está temporada es un capítulo que han cortado en 7 partes y que lo racionan para estirar el producto .

En resumidas cuentas, Esta mierda me supera, una serie de corte adolescente (abstenerse haters de este género), entretenida que debido a su formato corto no supone un gran esfuerzo y vista completa deja una buena sensación  sin llegar a ser lo rompedora que fue The End of The Fucking World. Pero que si te gustan los elementos expuestos te hará pasar un buen rato. Por último, advertir que la versión doblada al castellano deja mucho que desear con lo cual recomiendo verla en versión original.

‘Esta mierda me supera’ ya está disponible completa en Netflix

‘Locke & Key’, consigue el equilibrio que debe tener una serie familiar

El próximo gran éxito de Netflix será 'Locke & Key', la adaptación de la novela gráfica de Joe Hill

Netflix sigue empeñada en sacar partido a las historias de fantasía provenientes de cómics. Ahora le llega el turno a Locke & Key, que se estrena hoy 7 de febrero a nivel global en la plataforma roja. Una serie que ya hemos podido ver completa y, aunque sigue la tendencia de buscar productos de fantasía para toda la familia, mantiene el equilibrio perfecto para que ninguno de sus miembros se aburra.

Como hemos dicho, Locke & Key es una adaptación de una novela gráfica de la editora IDW, que también es dueña de otras dos que han conseguido serie en Netflix, La facción octubre V Wars. En este caso, son Carlton Cuse (Lost) y Meredith Averill (La maldición de Hill House) los showrunners junto con el autor del cómic, Joe Hill, que recordemos es el autor de la novela NOS4A2, que también tuvo serie en AMC. Además, curioso este dato, es el hijo de Stephen King.

Tras la muerte del padre de familia, los Locke se mudan a la mansión familiar pensando en que el cambio les haga superarlo cuanto antes. Pero la casa, llamada Keyhouse, encierra un misterio que se va desvelando a medida que los tres hijos, Tyler, Kinsey y Bode van encontrando llaves que abren puertas mágicas. Gracias a las cuales va conociendo capítulos del pasado de su difunto padre.

Los hermanos Locke deben ir encontrando todas las llaves de la mansión Keyhouse, en 'Locke & Key'

Efectivamente, el argumento de Locke & Key da pie a pensar que estamos antes una serie familiar al uso, con todo lo que ello conlleva. Una parte buena en la que sabemos que se nos contará una historia entretenida que disfrutaremos a poco que nos interese la fantasía. Pero por otro, el espectador adulto corre el riesgo de encontrarse con un producto demasiado «para todos los públicos» como para que pueda contar algo de su interés. En ese sentido, la serie no defrauda porque encuentra un equilibrio que consigue mantener pegados a la televisión a pequeños y mayores. Nos encontramos con clichés y con ciertas concesiones, sobre todo en el personaje de Bode (el niño), que pueden llegar a irritar un poco pero ni él, interpretado por Jackson Roberts Scott, ni sus hermanos mayores, Tyler (Connor Jessup) y Kinsey (Emilia Jones), nos sacan de quicio en ningún momento.

Unos de los espejos más claros en los que sus creadores se han basado es Stranger Things, en cuanto a intentar conseguir llegar a un público amplio, sin perder oscuridad. En este sentido es destacable el mérito que tiene Locke & Key, porque carece de la poderosa arma que tiene la serie de los Duffer, la nostalgia ochentera. Otro de sus referentes, y la presencia de una de sus productoras ejecutivas lo justifica, es La maldición de Hill House. Aunque en este caso, despojada del el drama que la caracterizaba, tiene el mismo sentimiento de duelo pero no ahonda en los traumas de los personajes, porque no es su objetivo. Y después podemos encontrar referentes más evidentes (incluso) como pueden ser Harry Potter o Las Crónicas de Narnia.

La familia Locke también arrastra una tragedia familiar, en Locke & Key

A nivel técnico, Netlfix no ha escatimado en gastos para conseguir unos efectos digitales espectaculares. En ese sentido luce mucho mejor que The Witcher, por nombrar otra de las series que estaban llamadas a ser un éxito de la plataforma. No sólo han invertido dinero, sino también talento. El guión y los personajes están muy bien escritos y todo está muy bien explicado. En la dirección, debemos destacar que los dos últimos episodios han sido dirigidos por Vicenzo Natali, un director con una narrativa visual muy llamativa como ya pudimos ver, por ejemplo, en Hannibal o en la película de culto Cube. Tampoco se queda atrás la banda sonora, una mezcla entre temas pop bastante atractiva y una música original que consigue el efecto que necesita la serie en cada momento.

En líneas generales, y sin ser yo un apasionado de las series de fantasía y aventuras, creo que estamos ante un buen producto de entretenimiento que, si bien no es la gran maravilla, sí puede lograr ser uno de esos éxitos de Netflix que duren más de dos semanas en el candelero y no se consuman rápidamente como suele pasar con otras. Esperamos vuestras opiniones.

Locke & Key se estrena hoy viernes 7 de febrero completa en Netflix.