Portada » Archivos por Echoplex

Autor: Echoplex

Quibi: pequeños bocados, grandes historias

Quibi es una nueva plataforma de contenido bajo demanda pensada exclusivamente para teléfonos móviles y tablets

Seguramente, si estas leyendo esto, te acordaras -o no- de lo que pasó en el mundo de las Redes Sociales en 2006, ya se, eso queda muy atrás, pero sus consecuencias digitales y sociales aun continúan muy vigentes y activas en la sociedad, pese a que nadie apostaba un duro por ello. ¿De que hablo? Pues del nacimiento de Twitter. En aquella época, Facebook llevaba dos años funcionando viento en popa y tenia una especie de hegemonía digital y vaya que lo era: en ese momento decías: ¿a quién le puede interesar escribir cosas con solo 140 caracteres? ¡imposible estar al día con tantos tuits! ¡Para eso tengo Facebook que me permite hacer eso y mas! … Pueden ser argumentos validos, pero hoy por hoy sabemos la importancia de esa plataforma, su alcance y también por que no decirlo, su valor monetario e impacto; y si no, que le pregunten a Donald Trump (@realdonaldtrump). Pues esto vale perfectamente para Quibi. “El Twitter del streaming/series”. Los argumentos que cualquiera pueda esgrimir se ajustan perfectamente a un criterio similar hoy por hoy al ejemplo anterior, sin embargo, muchos de ellos, eran basados un poco a la ignorancia a lo desconocido y el prejuicio. Pero sea como sea, se rompió ese melón y las cosas cambiaron, afortunadamente para bien.

Si estas leyendo esto, me atrevería a decir que estas abonado ¡al menos! A una plataforma de servicio V.O.D streaming y ya para subir mi apuesta, esa plataforma es Netflix, porque es cierto que, de todas, es la que mayor contenido proporciona a día de hoy. Pero… y aquí mi pregunta trampa ¿es un 90% de calidad/entretenido todo lo que hay o buscas? Si tu respuesta ha sido positiva ¡enhorabuena! Deja de leer y sigue a lo tuyo en Netflix, si no, te aseguro que puede interesar Quibi.

¿Que es Quibi? Pues una plataforma de V.O.D (Video On Demand) donde “solo y únicamente” se puede consumir el contenido en dispositivos móviles: teléfonos móviles o tabletas. Más allá de esto, que para algunos puede ser bueno o malo, el contenido que proporciona es igual o siempre inferior a diez minutos por episodio. Sí, habéis leído bien ¿máximo diez minutos? Sí -y hasta menos- además, y lo que es más importante, engancha y funciona increíblemente bien ¿por qué? Porque el contenido es rápido y directo, no hay largas cabeceras o introducciones donde se ven todos los productores ejecutivos, diseñadores de vestuario o directores de fotografía, aquí todos los segundos son importantes y cuentan.

Quibi ha apostado por grandes nombres como el de Sophie Turner para protagonizar 'Survive'

Entonces aquí me dirás ¿pero cómo se puede ver una serie así? Pues fantásticamente bien y no es tan agobiante como en otras plataformas en las cuales, si bien está claro que puedes ver el contenido en una televisión, también muchos de nosotros lo hacemos en el móvil y tienes que estar viendo la pantalla al menos 45 minutos en exclusiva, cosa que a veces es demasiado para ver una serie larga o más ‘espesa’ argumentalmente hablando.

Las series de Quibi son largas, no os quiero engañar, por ejemplo Survive una de sus series insignias con Sophie Turner de protagonista, tiene una duración de 108 minutos aproximadamente, repartidos en 12 episodios de 9 minutos de duración o menos (hay hasta de 6 minutos). Lo mismo que en The Most Dangerous Game, 135 minutos, o la comedia Flipped, 77 minutos. Pero aquí es donde la magia y la estrategia de Quibi surge efecto, porque ¡aunque estemos recluidos en casa ahora mismo! pregunto ¿en qué momento no tenemos nuestro teléfono con nosotros? Por lo cual, siempre podemos tener algún minuto suelto para ver algo o ¿es que acaso vas al baño sin el móvil? Eso es lo que quiere Quibi, y os aseguro que funciona. Ya sea en casa, si te mueves por el transporte público, alguna sala de espera, mientras haces un break para comer o te hechas un cigarrillo de pie ¿para que ver la última foto de Kim Kardashian en Instagram o la ultima hora del confinamiento – coronavirus en cualquier medio, cuando puedes estar entretenido viendo contenido de calidad?

Otra cosa, el catálogo no solo incluye series de drama, va muchísimo mas allá: comedia de la mano de Comedy Channel, como Reno 911, que si eres de los que te gusta Brooklyn Nine-Nine, esta la deja en pañales por lo bruta y bizarra que es. Concursos: entre ellos uno de de comida con Tituss Burgess, documentales y hasta programas de noticias de la NBC o Telemundo.

Otra cosa, hablo mucho de la calidad de Quibi, ¿pero quienes están detrás de esto? Aquí hay cosas muy interesantes y por el contexto, se ve que no van en broma: para arrancar hay una inversión de por parte de Warner Media, Viacom, Sony o el grupo Alibaba de 2.000.000.000 US$ ¡dos mil millones de dólares! El fundador de esta empresa es Jeffrey Katzenberg el cual es un productor y ex presidente de la división cinematográfica de las empresas Disney desde hace mas de veinte años, además de colaborar con los estudios de Paramount y Dreamworks. En la rama empresarial, tiene a Meg Whitman la cual fue directora tecnológica de HP y eBay, por lo que esa fusión de pesos pesados para Forbes y ‘La industria’ han podido fichar a prácticamente todo lo que han querido: Demi Lovato, Will Smith, Sophie Turner, Christoph Waltz, Steven Spielberg o Vinicio del Toro.

Travis Fimmel protagoniza una de las series de Quibi, '50 States of Fright', dirigida por Sam Raimi

De momento, el contenido que ofrece la plataforma es en inglés subtitulado en español-latino/neutro excepto el contenido especifico de Telemundo que sí está en español. Con respecto al uso de la app, disponible de momento solo para sistemas operativos Android e iOS es muy fluida, dinámica y colorida. La app te proporciona un abanico de recomendaciones en un estilo catarata en el cual, fácilmente, puedes ver lo más reciente. Cosa que por cierto, ellos aseguran que estrenaran nuevo contenido semanal. En la parte inferior de la pantalla tiene cuatro botones: ‘For You’: donde te muestran todo lo nuevo/actual, ‘Browse’: para buscar manualmente contenido. ‘Following’: aquí te muestran aquellas series que sigues o tienes pendientes y ‘Downloads’: puedes acceder al contenido descargado para verlo offline, que por cierto, en el apartado de la opciones, te permite determinar si quieres que el contenido se descargue solo con wifi o también con datos móviles, la calidad del streaming si es ahorrando datos con una calidad básica o alta en el caso que tengas conexión Wifi. La visualización del contenido es una pasada, en HD y se puede ver tanto en vertical como en horizontal, además, cuando cambias la vista, apenas se nota el cambio en el vídeo.

Ahora, ya que todo son cosas buenas… ¿cuál es el fallo y por qué no todo lo que reluce es oro? El precio. Si bien vale mucho la pena el contenido que ofrece, para mí ha sido una pasada, Quibi quiere hacerse un hueco en un mercado ya de por si saturado, arranca con una prueba gratuita de tres meses y que es mas que suficiente para ver mucho, mucho contenido. Después de ese plazo, tendrá dos opciones: la primera opción es de alrededor de  4,99€ euros al mes con publicidad in app, mientras que la segunda será de 8,99€ euros mensuales sin publicidad. Por lo cual, teniendo en cuenta plataformas con más peso en el mercado como Amazon 3,99€ mensual o 36€ anual y un mes de prueba gratis o HBO 8,99€ y dos semanas de prueba gratuitos. Ahora, yo cuando acabe el periodo de prueba me lo tuviera que pensar; en primer lugar porque ya pago varias plataformas que me son mas rentables en cuanto a contenido y que siendo franco, me parece un poco elevado comparándola con otras. Sin embargo y esto quiero dejarlo claro, la relación calidad/precio sí que lo vale.

Ya para terminar, haciendo uso de hemeroteca virtual, os recuerdo que este sistema de series, de formatos de “diez minutos o menos” no es nuevo ni mucho menos, hay muchos ejemplos de como el mercado se ha visto seducido ante este ‘nuevo’ formato y de como ha penetrado sin que nos demos cuenta en nuestro día a día: Netflix con Love, Death + Robots, HBO con State of The Union, Adult Swim con muchísimo de su contenido que podemos ver en HBO ahora, como The Jellies o Mr. Pickles, The Eric Andre Show, etc., y luego un larga lista de programas infantiles que, ya sea porque lo tenemos muy arraigado en la conciencia televisiva (eso de, siempre ha estado ahí) pero que su formato no es mayor a los famosos diez minutos por episodio: Peppa Pig, los cortos animados de Mickey Mouse, etc., por lo que la idea en general no es descabellada ni mucho menos, mas fresca sí, pero como yo lo veo, lo que pasa es que estamos desacostumbrados al consumo rápido y de calidad, por lo que paradójicamente parece que nos hemos vuelto mas costumbristas de productos lentos y pesados frente a la TV u ordenador… vaya locura, ¿eh?

Animación para adultos en tiempos de Netflix

 

Series de animación para adultos en Netflix

Cuando hablamos de “animación para adultos” muchos se llevan las manos a la cabeza y se imaginan a monstruos japoneses teniendo sexo brutal con tentáculos a jovencitas robot en uniforme escolar. Bueno… eso existe no lo voy a negar, pero ¿y si acaso fuese algo mas sincero, real y abundante que solo sexo? ¡La puñetera vida real! Os pongo un ejemplo: Si recordamos aquel día de 1989, aquella época pre Internet, pre memes o Twitter cuando en nuestros televisores aparecieron unos seres amarillos los cuales llegarían -para quedarse- y romper los esquemas de la animación hasta ese momento y que sin saberlo o quererlo (al menos conscientemente) cambiaría y nos acompañaría a todos nosotros durante 30 temporadas; no nos pudiésemos siquiera imaginar que serian los padres u abuelos de una avalancha digital que dejaría al reinado de Disney o Nickelodeon relegado a niños de pañales. En ese momento, había nacido la animación para adultos.

Cuesta imaginar la una conversación donde no incluyamos algo que hayamos visto en Los Simpson o que Homer haya hecho o no, alguna vez, ya que como sabemos, la realidad es mucho mas grotesca que la ficción. Luego de esto han llegado algunos buenas y otras no tanto que han dejado una huella o cicatriz en nuestras conciencias: South Park, Padre de Familia, American Dad o Happy Tree Friends o Ren & Stimpy por poner algunos ejemplos.

Rick y Morty es una de las series de animación para adultos más exitosas de Netflix

Lo que ha pasado con estas series es que se han quedado en un formato ‘obsoleto’ que los ha llevado a alguna de ellas a su autodestrucción y es lo estático de una cadena de TV mainstream en los tiempos que vivimos, nosotros, seres de Internet que vivimos, respiramos, comemos y digerimos de contenido vía streaming y muchas veces en formatos portátiles ofrecidos por HBO, Netflix, Amazon Prime Video, Youtube, etc. Así que ¿por que esperar el miércoles a las 21.00 a que la CBS -o Neox aquí en España- emita el episodio de turno o la repetición cuando lo puedes tener al alcance de un click en tu dispositivo móvil? De allí es que Netflix se ha dado cuanta que aquellos niños o jóvenes que empezamos a ver Los Simpson y que veníamos de Mazinger Z o The Thundercats ¡ya somos mayores! Y mejor aun, ¡con suscripción a la plataforma! Y vaya, que más que ansiosos de contenido animado “de calidad” para adultos.

Netflix mas que ninguna de las otras plataformas de streaming, ha visto este filón y ha estado mas que acertado. Sabemos que ellos quieren ser una ‘churrería de contenido’ es decir, tener todo y de todo. Pero ¿también pudiéramos considerarla como productora o lanzadera al menos de contenido de animación de calidad? ¡Apostaría mi sombrero a que si! Producciones originales como F is for Family, (Des)encanto, Big Mouth, Rick and Morty, Paradise PD, BoJack Horseman o la mas reciente Super Drags nos sugieren que la gente de Los Gatos, California han lanzado un dardo a un target especifico y es que como dije antes, nos hemos vuelto mayores y exigimos contenido de calidad, mas allá que sean animados o no, hay un mercado gigantesco de lo surreal, sarcástico e irreverente. Ademas de que la nostalgia que siempre atrae a los compradores compulsivos de merchandising.

Una de las grandes apuestas en cuanto a animación para adultos de Netflix

No podemos decir que que la animación para adultos esté en su punto mas alto, al menos en Europa, porque aun tenemos el estigma, el tabú de la animación occidental, para público occidental, es destinado para un público infantil o joven [como por ejemplo pongo delante a los cientos de padres/madres que llevaron a sus hijos a ver una película de animación al cine llamada “La Fiesta de Las Salchichas” (2016)] cuando todo lo contrario, nosotros los ‘adultos contemporáneos’, léase mayores de 30, demandamos un abanico de posibilidades para hacer un hueco en nuestro binge watching y que por otro lado, yo, personalmente, lo considero sano y necesario para cambiar de registro. Con esto no quiero decir que tenga que ver como un ratón huye de un gato o un robot destruye casi la mitad de Japón para ‘protegerlo’ de Monstruos Mecánicos… vaya si me he ido lejos, pero ha llovido mucho y producciones dramáticas como BoJack Horseman, científicas y humorísticas/dramáticas como Rick and Morty o sencillamente hilarantes y actuales como Regular Show (Historias Corrientes) así lo demuestran.

Afortunadamente, y lo digo con la cabeza en alto ¡Larga vida a Netflix y su política de a por todo y de todo!