Portada » ‘Locke & Key’, consigue el equilibrio que debe tener una serie familiar

‘Locke & Key’, consigue el equilibrio que debe tener una serie familiar

El próximo gran éxito de Netflix será 'Locke & Key', la adaptación de la novela gráfica de Joe Hill

Netflix sigue empeñada en sacar partido a las historias de fantasía provenientes de cómics. Ahora le llega el turno a Locke & Key, que se estrena hoy 7 de febrero a nivel global en la plataforma roja. Una serie que ya hemos podido ver completa y, aunque sigue la tendencia de buscar productos de fantasía para toda la familia, mantiene el equilibrio perfecto para que ninguno de sus miembros se aburra.

Como hemos dicho, Locke & Key es una adaptación de una novela gráfica de la editora IDW, que también es dueña de otras dos que han conseguido serie en Netflix, La facción octubre V Wars. En este caso, son Carlton Cuse (Lost) y Meredith Averill (La maldición de Hill House) los showrunners junto con el autor del cómic, Joe Hill, que recordemos es el autor de la novela NOS4A2, que también tuvo serie en AMC. Además, curioso este dato, es el hijo de Stephen King.

Tras la muerte del padre de familia, los Locke se mudan a la mansión familiar pensando en que el cambio les haga superarlo cuanto antes. Pero la casa, llamada Keyhouse, encierra un misterio que se va desvelando a medida que los tres hijos, Tyler, Kinsey y Bode van encontrando llaves que abren puertas mágicas. Gracias a las cuales va conociendo capítulos del pasado de su difunto padre.

Los hermanos Locke deben ir encontrando todas las llaves de la mansión Keyhouse, en 'Locke & Key'

Efectivamente, el argumento de Locke & Key da pie a pensar que estamos antes una serie familiar al uso, con todo lo que ello conlleva. Una parte buena en la que sabemos que se nos contará una historia entretenida que disfrutaremos a poco que nos interese la fantasía. Pero por otro, el espectador adulto corre el riesgo de encontrarse con un producto demasiado «para todos los públicos» como para que pueda contar algo de su interés. En ese sentido, la serie no defrauda porque encuentra un equilibrio que consigue mantener pegados a la televisión a pequeños y mayores. Nos encontramos con clichés y con ciertas concesiones, sobre todo en el personaje de Bode (el niño), que pueden llegar a irritar un poco pero ni él, interpretado por Jackson Roberts Scott, ni sus hermanos mayores, Tyler (Connor Jessup) y Kinsey (Emilia Jones), nos sacan de quicio en ningún momento.

Unos de los espejos más claros en los que sus creadores se han basado es Stranger Things, en cuanto a intentar conseguir llegar a un público amplio, sin perder oscuridad. En este sentido es destacable el mérito que tiene Locke & Key, porque carece de la poderosa arma que tiene la serie de los Duffer, la nostalgia ochentera. Otro de sus referentes, y la presencia de una de sus productoras ejecutivas lo justifica, es La maldición de Hill House. Aunque en este caso, despojada del el drama que la caracterizaba, tiene el mismo sentimiento de duelo pero no ahonda en los traumas de los personajes, porque no es su objetivo. Y después podemos encontrar referentes más evidentes (incluso) como pueden ser Harry Potter o Las Crónicas de Narnia.

La familia Locke también arrastra una tragedia familiar, en Locke & Key

A nivel técnico, Netlfix no ha escatimado en gastos para conseguir unos efectos digitales espectaculares. En ese sentido luce mucho mejor que The Witcher, por nombrar otra de las series que estaban llamadas a ser un éxito de la plataforma. No sólo han invertido dinero, sino también talento. El guión y los personajes están muy bien escritos y todo está muy bien explicado. En la dirección, debemos destacar que los dos últimos episodios han sido dirigidos por Vicenzo Natali, un director con una narrativa visual muy llamativa como ya pudimos ver, por ejemplo, en Hannibal o en la película de culto Cube. Tampoco se queda atrás la banda sonora, una mezcla entre temas pop bastante atractiva y una música original que consigue el efecto que necesita la serie en cada momento.

En líneas generales, y sin ser yo un apasionado de las series de fantasía y aventuras, creo que estamos ante un buen producto de entretenimiento que, si bien no es la gran maravilla, sí puede lograr ser uno de esos éxitos de Netflix que duren más de dos semanas en el candelero y no se consuman rápidamente como suele pasar con otras. Esperamos vuestras opiniones.

Locke & Key se estrena hoy viernes 7 de febrero completa en Netflix.

Compártelo |Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.