Portada » La monja guerrera

Etiqueta: La monja guerrera

‘La monja guerrera’, la nueva serie juvenil de Netflix es una sorpresa

'La monja guerrera es la nueva serie juvenil fantástica de Netflix

Hoy día 2 de julio, Netflix estrena su nueva serie de acción sobrenatural de corte más o menos adolescente tras el acierto de The Umbrella Academy y el traspiés de La facción Octubre. La suerte que le depara a La monja guerrera solo podremos saberla en los próximos días, pero habiendo visto la serie casi en su totalidad, vamos a hacer de pitonisos improvisados.

Ante todo quiero ser sincero. Cuando vi que Netflix anunciaba una serie que se llamaba Warrior Nun (La monja guerrera) una parte dentro de mí esperaba una mierda incalificable, pero otra parte gritaba de alegría porque me gustan un poco estas mierdas. Pero el caso está claro, lo que esperaba era un producto de muy bajo nivel solo para rellenar catálogo.

Pues bien, Netflix nos adelanta la serie, veamos si acabo el primer capítulo. Está doblada al castellano pero prefiero verlo en versión original. La serie empieza, coño, esos trajes no se ven mal. Joder, la fotografía está bastante bien. ¡Está ambientada en Málaga! La imagen no es la de una serie barata, tiene un look muy cinematográfico. Hostias, ¿y esos efectos especiales? ¡Pero si están de puta madre! Pues sí, señoras y señores, la serie esta muy bien hecha, no es un producto de tercera división para rellenar catálogo. Aquí hay presupuesto aunque el presupuesto no lo sea todo. Sigamos viendo. Joder, los actores están bien ¿eh? Anda, ¿ese no es Tristán Ulloa? Qué bien habla inglés. Buah, esto se esta poniendo muy interesante. ¿Que? ¿Los créditos? ¿Ya ha pasado una hora? Vamos a ver otro. Y esta es mi crónica viendo el primer capítulo.

Alba Baptista encabeza el reparto de 'La monja guerrera', que también cuenta con Tristán Ulloa al ser rodada en España

Warrior Nun o La monja Guerrera está basada en un cómic de los años 90 escrito y dibujado por Ben Dunn, donde nos mostraba a una orden de monjas vestidas de cuero y muy ligeras de ropa luchando con escopetas y katanas contra demonios en un frenesí de sangre. La serie se aleja un poco de esto a pesar de que Dunn está implicado en ella y suaviza bastante el tono si bien la idea se mantiene. Ahora las monjas son novicias y a pesar de ir de cuero negro, ya no es tan ajustado y tan poco protector como en el cómic. Pero el mayor cambio, es que la serie tiene un aire mucho más adolescente.

En esta La monja guerrera, Ava es una joven adolescente que ha muerto en misteriosas circunstancias, que por azares del destino, obtiene un tremendo poder que le devuelve la vida. Confusa, no sabe de dónde vienen estos poderes o qué hacer con ellos, solo sabe que ahora es capaz de hacer cosas que antes no podía y ver cosas que antes no sabía que estaban ahí. Si bien la serie podría haber ido por el lado de Ava descubriendo sus poderes y sobreviviendo a hordas de demonios que buscan arrebatárselos, ella no quiere saber nada de esto y solo quiere hacer una vida normal de adolescente, irse de fiesta y encontrar el amor. Esto podría haber sido un chasco enorme si no fuera en parte por la actriz que interpreta a Ava, Alba Baptista, una joven actriz portuguesa que a este que os escribe ha encandilado por su frescura y naturalidad, además de por una voz en off con sus pensamientos que puede ser bastante graciosa. Por suerte, esta idílica vida de Ava siendo una adolescente normal no puede durar mucho, y las espadas, la sangre y los demonios llegaran.

En definitiva, La monja guerrera no viene para convertirse en la mejor serie de Netflix, ni siquiera en una de las más aplaudidas, pero sí para ser un excelente divertimento si las historias de fantasía sobrenatural y los adolescentes no te dan urticaria. Por mi parte, estoy deseando saber más de estos personajes y seria muy feliz si hubiera una renovación.

La monja guerrera está disponible completa bajo demanda en Netflix