Portada » ‘Tin Star’, demasiada sangre para la idílica Canadá

‘Tin Star’, demasiada sangre para la idílica Canadá

Tin Star es la nueva serie de Sky Atlantic con Tim Roth y Christina Hendricks

El pasado septiembre se estrenaba Tin Star, la serie de Sky Atlantic que en España ha emitido Movistar+. Normalmente no habría hecho mucho caso a un drama de este tipo pero dos nombres me atrayeron como si fueran imanes: Tim Roth, al que acababa de ver en Twin Peaks y necesitaba un poco más de él, y Christina Hendricks, a la que veré haga lo que haga. Diez episodios después hay que decir que me queda un poco la sensación de haber perdido el tiempo a pesar de que tiene muchas cosas interesantes que pasamos a desgranar.

El jefe de policía de un pequeño pueblo canadiense llamado Little Big Bear, Jim Worth, se topa con las aspiraciones de una multinacional del negocio del gas que empieza a instalar una nueva refinería. Este hecho vendrá a traer gente de fuera y empezarán a subir los niveles de delincuencia. Tras mostrar su disconformidad con el proyecto, su familia y él son víctimas de ataque con consecuencias. De ahí en adelante Jim buscará a los culpables pasando por encima de cualquiera que se le ponga por delante, ya sea la ley, sus compañeros y hasta su propia familia.

Tin Star tiene todos los ingredientes de un thriller británico pero trasvasado a Canadá y la idiosincrasia norteamericana. Más violenta al ser de una cadena de pago, recuerda mucho en su arranque a Banshee aunque salvando las distancias. Mientras la serie de Cinemax era una serie eminentemente de acción, la de Sky Atlantic pretende tirar más hacia el drama de personajes. Y digo pretende porque éstos no consiguen la profundidad que intentan sus guionistas, ni tampoco es que al espectador le importe mucho sus respectivos destinos.

Tim Roth y Genevieve O'Reilly comparten protagonismo en Tin Star

Efectivamente, la serie de Rowan Joffe (28 semanas después, El americano), va de más a menos cuesta abajo y sin frenos tras un primer episodio bastante interesante, contado in media res. Este estilo de narración, que consiste en empezar por en medio para después contar lo que ocurre antes y lo que ocurre después, es lo más destacado de muchos de los episodios porque de esta forma mantiene el interés por saber cómo hemos llegado a la situación que se plantea y cómo van a salir de ella. A medida que vamos llegando al final, el espectador se hace una idea muy clara de lo que pasa en aquel pueblo y de por qué los personajes son como son y están donde están, por lo que sólo queda por saber cómo se resolverá todo sin que haya lugar a mucha sorpresa, y que las que haya tampoco nos importen. La propuesta visual de Tin Star es muy atractiva gracias a los paisajes llenos de árboles tan típico de Canadá junto con una música a medio camino entre el country y la música indígena. No es la primera vez que hemos visto esta misma combinación y ni siquiera crea una atmósfera demasiado particular, pero lo cierto es que funciona bien.

Tanto en la narrativa como la estética han sido cuidadas por la producción de la serie pero le falta puntería a la hora de hacer más atractivo el “qué” nos cuentan. No queda para nada claro la motivación de muchos de los personajes y las acciones que llevan a cabo, que no tienen consecuencias para ellos, rompen el contrato con el espectador. Lo que nos queda es una historia difícilmente creíble y una resolución de la historia decepcionante después de los buenos mimbres que que había en su planteamiento.

La pelirroja de Mad Men hace un buen papel en Tin Star

Así pues, tras sendas propuestas estética y narrativa interesantes, la historia flojea en la segunda mitad de la temporada, importando bien poco su resolución. Ni la excesiva violencia ni las motivaciones de los personajes consiguen hacer el relato creíble, así que si falla en lo más visible para todos los públicos, nos queda bien poco.

Tin Star se puede ver en la plataforma VOD de Movistar+.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *