Portada » Segunda Temporada

Etiqueta: Segunda Temporada

(Podcast) Cultura Seriéfila Especial: ‘Castle Rock’

Nueva entrega de Cultura Seriéfila Podcast, que dedicamos a la serie 'Castle Rock'

Bienvenidos a una nueva edición de Cultura Seriéfila Podcast, un poco antes de lo habitual. Y eso es así porque presentamos nuestro primer especial monográfico sobre una serie, Castle Rock. Para empezar con esta costumbre, Stakado, Alberto Wikiseries y Miguel Romero dan un repaso a la serie de Hulu que en España hemos podido ver en Movistar+. Esta vez nos acompañan nuestras invitadas especiales, Sandra y Swanilda.

Castle Rock es una serie creada por Sam Shaw y Dustin Thomason, que ya trabajaron como escritores y productores ejecutivos en Manhattan, un drama de 2014 y dos temporadas sobre la creación de la bomba atómica. En la producción ejecutiva también figuran dos nombres claves en esta ficción, JJ Abrams y el mismísimo Stephen King. Fue emitida por Hulu en Estados Unidos el pasado verano, y en España llegó a Movistar+ el pasado 13 de octubre. Ya está renovada para una segunda temporada y de ella se espera que sea una serie de temporadas antológicas, aunque es posible que la conexión entre ellas sea mayor que en otras series de este tipo.

El programa está estructurado en dos bloques principales, en los que en uno no hablamos con spoilers y un segundo bloque en el que hablamos sin restricciones. Por tanto, si no has visto nada de la serie os invitamos a escuchar el primer bloque, y esperamos que nos hagáis caso y volváis al podcast una vez la hayáis disfrutado. Así, podréis contrastar vuestras teorías con las nuestras. A continuación detallamos los tiempos de cada sección:

Parte 1: Sin ‘spoilers’ (3:14)

1. Ficha técnica (3:39)

2. Reparto (4:25)

3. Opinión general (11:38)

Parte 2. ‘Spoilers’

4. Referencias (30:27)

5. Teorías y análisis del final (43:58)

Espero que disfrutéis del programa y esperamos vuestro feedback, como es habitual. Podéis mandarnos vuestra opinión sobre la serie, o vuestras teorías, a los comentarios de Ivoox, a nuestras redes sociales, Twitter (@CSeriefila) o Instagram (@cultura_seriefila). Y por supuesto, justo debajo de este post, en la parte de comentarios. Como es habitual, os dejamos el reproductor por si queréis escuchar o descargar el podcast desde aquí.

 

‘Timeless’, de cancelación en cancelación

Wyatt y Lucy en la segunda temporada de Timeless

El mundo seriéfilo nunca deja de sorprendernos, un claro ejemplo son las inexplicables resurrecciones de Timeless. La serie ha dado muchas vueltas desde su estreno en 2016 de la mano de la cadena NBC, creada por Eric Kripke, conocido también por ser el creador de una serie de ciencia ficción llamada Supernatural. La serie cuenta hasta el momento con dos temporadas, dos cancelaciones a sus espaldas, una resurrección, un mas que posible regreso y hasta una demanda por plagio. (PUEDE CONTENER SPOILERS)

La trama principal de Timeless se centra en un grupo de personas que viajan a través del tiempo para detener a un despiadado asesino, que ha robado una maquina del tiempo para hacer y deshacer los eventos temporales a su antojo. El equipo está formado por un brillante programador y piloto de la nave temporal llamado Rufus Carlin e interpretado por el actor Malcolm Barret (Preacher), Mat Lanter (90210) interpretando a un ex marine de los Estados Unidos llamado Wyatt Logan, que ha perdido a su mujer y una profesora de universidad llamada Lucy Preston que está interpretada por Abigail Spencer (Rectify). Todos ellos forman un grupo que viaja a través del tiempo en una nave apodada Bote Salvavidas.

El equipo de Timeless en los años 50

Temporada 1

Esta temporada de Timeless comienza viajando al pasado, al año 1937, instantes antes del desastre de Hindenburg, en el que murieron originalmente 35 personas. El equipo viaja hasta ese momento para detener a García Flynn interpretado por Goran Višnjić (Extant), un criminal que busca venganza sobre una organización secreta que controla los hilos del mundo, pero que acaba entre rejas al final de la temporada, dejando entrever que el autentico villano no es el, sino que es un aliado en su lucha personal sobre RittenHouse, que a su vez secuestra a Lucy.

Temporada 2

Con García Flynn en fuera de juego y Lucy en manos de RittenHouse, el resto del equipo de Timeless se aventura en un viaje hacia la Francia de la Primera Guerra Mundial para rescatar a Lucy. Tras el rescate el equipo vive aventuras tan dispares como las 500 millas de Darlington o los juicios de las brujas de Salem, todo en pos de salvar al mundo de los planes de RittenHouse, aventuras en las cuales se termina embarcando García Flynn tras la reaparición en la linea temporal de la mujer de Wyatt, que provoca que este deje el equipo durante un algunos capitulos.

Tras un tira y afloja entre RittenHouse y el equipo temporal, la malvada organización se ve obligada a golpear al equipo donde mas les duele, secuestrando a un miembro importante del entorno de Rufus, lo que provoca que el equipo viaje a San Francisco en el 1988 para recuperarlo.

El equipo Timeless en una de sus aventuras

¿Porque el cancelar y recuperar la serie tantas veces?

Tras la primera temporada de Timeless, nos quedó claro que esta serie era de clase b, lo que no quiere decir que sea mala, pero tiene algunos detalles que no la hacen especialmente agradable de ver, un ejemplo pueden ser los diálogos entre los personajes, ya que estos están muy poco trabajados y rozan en algunos momentos lo absurdo, pero no solo esto, la dirección deja mucho que desear y algunas escenas son hasta incomprensibles. Por ello tras la primera temporada Timeless fue cancelada.

A nadie le gusta que cancelen series sin un final medianamente decente, por lo que NBC, tras un giro brusco de los acontecimientos, decide darle una segunda temporada a la serie. Al parecer no fue buena idea ya que la segunda temporada fue un calco de la primera, lo que la audiencia no perdonó, NBC canceló el titulo por segunda vez.

Aquí se abre una puerta, ya que el creador de la serie, Eric Kripke, dejo caer la posibilidad de darle un final digno a la serie, rodando una película de 2 horas. Es un buen método para finalizar series, esto ya lo pudimos ver en su día con Sense8 y la verdad, les quedó muy bien, esperemos que NBC decida darle la oportunidad para que Timeless se quede completamente cerrada.

<

p style=”text-align: justify”>

23 años, aspirante a contable y con un amor muy fuerte por las series, soy un apasionado de la ciencia ficción, de los videojuegos y de la música rock alemana. FREI UND WILD!

Análisis de la primera temporada de ‘Iron Fist’ y trailer de la segunda

No queda nada para el regreso de la segunda temporada de Iron Fist a la pequeña pantalla, una de las 5 grandes colaboraciones de Marvel y Netflix junto con Daredevil, Jessica Jones, Luck Cage y The Punisher. En su primera temporada pudimos ver como un Danny Rand, hijo de un poderoso multimillonario, llega a Nueva York a recuperar lo que le pertenece quince años después de un fatídico accidente de avión donde él fue el único superviviente.
La primera temporada está dividida en dos tramas principales, por una parte el intento de recuperar lo que por derecho de herencia le pertenece y por otra parte su lucha con una organización criminal llamada ‘La Mano’, haciendo de este su principal objetivo.

Los primeros 5 o 6 episodios de la primera temporada son cómo un quiero y no puedo, ya que se centra mas en como puede Danny recuperar su herencia por lo que nadie sabía por donde iba a tirar la trama ya que los episodios están algo mal estructurados y los finales algo incongruentes, eso quizás fue lo que nos hizo decantarnos un poco por un sentimiento de profunda decepción. A partir del episodio 7/8 la cosa empieza a mejorar, empezamos a ver mas acción y unos episodios algo mas trabajados, aunque como bien nos explicó en su día nuestro compañero Miguel Romero en otro articulo, la serie en su primera temporada deja mucho que desear por lo que un aprobado raspado es lo máximo que se merece.

La idea fue buena pero no terminaron de llevarla bien a cabo, ni la música, ni la actuación de Finn Jones como Danny Rand/Iron Fist estuvieron acordes a lo que los fans de los cómics esperábamos y el villano principal tampoco estuvo a la altura de las expectativas, cabe destacar eso si la actuación que a mi parecer fue notable de la actriz Jessica Henwick que interpretó a Colleen Wing y de Wai Ching Ho interpretando a Madame Gao. Creo que todos nos esperábamos un poco mas de acción, ya sabemos que Netflix se toma las series con calma y que tardan mas de lo necesario en plantear la trama principal, cosa que para algunas series está muy bien pero no para esta.

 

En otro orden de cosas, una vez visto el trailer oficial de la segunda temporada podemos dilucidar que tendremos un nuevo villano a la altura de Danny Rand, un hermanastro criado con él en K’un Lun, cuyo objetivo es hacerle ver mediante métodos poco ortodoxos que que su puño de hierro está para usarlo y no esconderlo.

Podemos ver también la consolidación de la relación amorosa entre Danny y Colleen que tanto estábamos esperando. Personalmente y una vez visto el trailer de la próxima temporada creo que vamos a ver a un Iron fist mucho más suelto (como el Iron Fist que vimos en algún episodio de la segunda temporada de Luke Cage) y a un Danny Rand mas seguro de si mismo. Viendo cómo fue la primera temporada, la cosa solo puede ir a mejor y esperemos que por el bien de la serie y por su continuidad, sea así.

23 años, aspirante a contable y con un amor muy fuerte por las series, soy un apasionado de la ciencia ficción, de los videojuegos y de la música rock alemana. FREI UND WILD!

(Podcast) Cultura Seriéfila 2×01: Las series del verano 2018

Heridas abiertas es una de las series del verano 2018, las cuales repasamos concienzudamente en el primer programa de la segunda temporada de Cultura Seriéfila Podcast

Tras los dos meses de descanso por antonomasia, volvemos prestando merecida atención a las series del verano 2018. Por tanto, la sección de estrenos está dedicada a las series que han ido saliendo durante julio y agosto (08:53).

  • El bosque (Netflix, 1-7) (ALBERTO) Serie francesa de 6 episodios en la que una adolescente de 16 años desaparece. Todos creen que volverá pero pronto descubrirán que algo grave ha pasado. Para investigar el caso, una pareja de policías recibirá la ayuda de una misteriosa mujer llamada Eva.
  • Kim Kong ( Sundance TV, 1-7)(ALBERTO). Mini serie francesa de 3 episodios. Un director de cine de acción francés es secuestrado mientras se encuentra trabajando en Asia. Un dictador claramente inspirado en Kim Jong Um le obliga a grabar una película propagandística para el país. Así que tendrá que sacar adelante un proyecto en el que no cree, con un equipo obsoleto y un personal torpe pues su vida depende de ello.
  • Good Girls (Netflix, 3-7) Tres madres tienen problemas económicos y deciden tomar la decisión que cambiará sus vidas, atracar un supermercado con una pistola de juguete. Luego descubren que el botín no era ni mucho menos el que esperaban, complicando mucho más sus existencias. Protagonizada por Mae Whitman, Ruby Hill (Parks and Recreation) y la gran Christina Hendricks.
  • Juegos Sagrados (Sacred Games) (Netflix, 6-7) Serie india original de Netflix que consta de 8 episodios, que explora el mundo del crimen organizado y la corrupción política en Bombay. Se trata de un thriller de acción.
  • Heridas abiertas (Sharp Objects)(HBO, 9-8) Miniserie de HBO de 8 episodios, creada por Marti Noxon, una de las showrunners más reconocidas de la industria, dirigida por Jean Marc Vallée y protagonizada por Amy Adams. También podemos ver a Patricia Clarkson, Chris Messina y muchos más. Una periodista alcohólica y deprimida viaja a su pueblo natal donde han asesinado a una niña y otra está desaparecida. Allí rememora sus traumas infantiles.
  • Heathers (HBO, 11-7) Es una serie antológica descrita como una comedia negra que no ha llegado a ver la luz en Estados Unidos por tratar temas muy sensibles allí ahora mismo, como es el de los tiroteos en las escuelas. Razón por la cual ha sido cancelada. Verónica es una chica acosada por un grupo de chicas populares llamadas Heathers, harta de sufrir humillaciones decide plantarles cara con la ayuda del chico nuevo del instituto.
  • Striking Out ( Sundance TV, 22-7) Serie irlandesa que consta de una primera temporada de 3 episodios y una segunda de 7. Cuando Tara descubre que su prometido le es infiel con una compañera, decide abandonar la prestigioso bufete de abogados y ejercer por su cuenta como abogada de familia. Con la ayuda de su equipo, Tara se enfrentará a familias poderosas, habrá conflictos personales, morales, etc.
  • Sideswiped (YouTube Premium, 25-7) Soltera a los 35, Olivia se propone salir con los 252 hombres con los que coincide en Tinder. Protagonizada y creada por Carly Craig, cuenta en su elenco con Rossana Arquette entre otros. Consta de 8 episodios.
  • I am a Killer (Netflix, 3-8) Serie documental de 10 capítulos de Netflix que sigue la senda del true crime. Esta vez, son entrevistas a varios reclusos condenados por asesinato.
  • Mr. Sunshine (Netflix, 3-8) Es un dorama coreano de 14 capítulos ambientado entre 1900 y 1905 que cuenta la historia de un soldado que se enamora de la hija de un aristócrata cuando vuelve a su Corea natal tras muchos años después de enrolarse en el ejército americano.
  • All about The Washingtons (Netflix, 10-8) Sitcom musical en la que la mujer de un rapero quiere lanzar su propia carrera. Protagonizada por Joseph Simmons y su mujer Justine, consta de 10 episodios de 25 minutos.
  • Insatiable (Netflix, 10-8) Insaciable nos cuenta la historia de una chica gorda que pierde peso a raíz de un puñetazo de un indigente. Entonces, con la ayuda de su abogado se prepara para ser reina de belleza mientras se venga de los que le hicieron daño en el instituto. Protagonizada por Debbie Ryan (Jessie) y Dallas Roberts (The Good Wife).12 episodios de 45 minutos.
  • La casa de las flores ( Netflix, 10-8) Protagonizada por Verónica Castro, se trata de una comedia que bebe del culebrón y que nos cuentan la historia de los de la Mora, una familia de alta sociedad llena de secretos que empezarán cuando la amante del padre se suicide en la floristería familiar.
  • All or Nothing (Amazon, 17-8) Documental de Amazon que hace un seguimiento al Manchester City durante la temporada pasada, al estilo de Six Dreams. 8 capítulos de 50 minutos de duración.
  • Desencanto (Netflix, 17-8) Es la nueva serie de Matt Groening, ahora para Netflix, que ha generado una gran expectación. Cuenta las aventuras de una princesa medieval que huye de su reino para no casarse por conveniencia, junto a ella viajarán un elfo que ha huido de su reino excesivamente feliz, y un demonio que viene a maldecirla.
  • Gul (Netflix, 24-8) Primera serie de la productora Blumhouse, creadora de éxitos del terror como Déjame Salir o Paranormal Activity. La sorpresa es que aunque es de Netflix, es una serie india de 3 episodios. La sinopsis es la siguiente, un prisionero es trasladado a un centro especializado en interrogatorios, una vez allí le da la vuelta a la tortilla, sacando a la luz sus secretos más vergonzosos.
  • The Innocents (Netflix, 24-8) Serie juvenil sobrenatural en la que una pareja de adolescentes huyen de sus padres represivos y que pronto se les irán desvelando grandes secretos, como que ella es una cambiaformas. 8 episodios de una hora de duración

Inauguramos sección con Stakado, Orient Express, en la que nos lleva de la mano a Asia para enseñarnos las pequeñas joyas que se producen allí, en este caso nos trae el reality ‘Terrace House’ y el anime Ataque a los titanes (1:15:53).

Para terminar, también abrimos las puertas de nuestra sección contenedor, El Bar, para que Alberto, Stakado y Miguel repasen las series que han visto este verano, las que han puesto al día, etc. (1:28:19).

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

‘Stranger Things’, el entretenimiento supera a la nostalgia

La segunda temporada de Stranger Things, en Netflix

En este artículo hay spoilers, cuidado con lo que lees.

Sin duda, esta ha sido la semana de Stranger Things. La serie de Netflix ha vuelto a arrasar en todos los campos: conversaciones entre amigos, redes sociales, artículos en blogs, podcasts y suponemos que también en audiencias, que la plataforma se guarda para sí misma hasta que quiera. La gallina de los huevos de oro ha regresado con fuerza, más si cabe que con la que debutó el año pasado. Por cierto, ya está renovada para una tercera y cuarta temporada, así que queda serie para rato.

La segunda temporada de Stranger Things nos sitúa un año después de los acontecimientos de la primera, cuando Eleven derrotó al monstruo y desapareció. La vuelta a la normalidad ha costado para los chavales, sobre todo para Will, que tiene ataques en los que ve Del Revés de vez en cuando y Mike, que no pierde la esperanza de contactar con ella. Mientras, en Hawkins está ocurriendo algo que provoca la vuelta del mal al pueblo. También ha traído novedades que han aportado mucho a la temporada. La incorporación de Bob (Sean Astin), que hace de novio de Joyce Byers, Billy (Dacre Montgomery) y su hermana Max (Sadie Sink), que aportan frescura a las tramas adolescentes e infantiles y el Dr. Owens (Paul Reiser), una cara amigable que deja de ser un obstáculo para que los protagonistas se muevan por las instalaciones con total libertad.

El juego de las referencias continúa

Empezando por Sean Astin, que junto con Winona Ryder, son una referencia por sí misma por sus participaciones en las películas de aventuras juveniles de los 80. También Paul Reiser, que participó en la saga de Alien, otra de las claros guiños de la segunda temporada de Stranger Things. Los Cazafantasmas y Mad Max son invocadas directamente con los disfraces de Halloween en el caso de la primera y con el apodo de Max y los atracadores punkies del cold opening del primer episodio la segunda. Incluso me ha parecido ver algo parecido a Aventuras en la Gran Ciudad en el viaje de Eleven a Chicago. La posesión de Will recuerda al El Exorcista, siguen las menciones a La Guerra de las Galaxias, E.T, Encuentros en la tercera fase Los Goonies, como en la pasada temporada.

Dos actores muy conocidos por sus papeles de niños en películas de los 80, en Stranger Things

Una fórmula perfecta

Me imagino a los hermanos Duffer frente a una pizarra gigante llena de raíces cuadradas, derivadas, integrales y demás, para intentar dar con la fórmula del entretenimiento perfecto, que lo equilibre con la nostalgia y que a la vez se nutra de mil referencias para crear algo que, a pesar de no ser nuevo, actualiza todo lo anterior. Y lo consiguen a pesar de que todo estaba a priori contado en la primera temporada, que su final podría haber servido como cerrado. Lo hacen agregando personajes nuevos que congenian a la perfección con los antiguos, dando más protagonismo a secundarios como el sheriff Hopper o Steve, que se sale en estos nueve episodios. Y lo más importante, lo hacen restando protagonismo a la gran protagonista, Eleven, que no ha interactuado con sus amigos hasta prácticamente el último capítulo, pero sin que su trama perdiera nada de interés.

En su segunda temporada, Stranger Things sigue en su línea en cuanto a la estética, muy parecida a aquellas películas de los 80, aunque esta vez quizás se abuse de los colores azul y rojo, como ya anticipaba el cartel promocional. Sí me gustaría destacar el uso de la música, con mayor número de temas musicales de grupos de la época, explorando la electrónica, el glam rock, el heavy e incluso las canciones más comerciales que han quedado en la memoria de todos.

Los auténticos protagonistas de Stranger Things son los niños

No hay duda de que Stranger Things es un producto redondo, milimétricamente pensado para entretener al 100%, sin reservas, por lo que funciona perfectamente. Se le pueden buscar defectos, que los tiene pero nadie puede decir que no es una buenísima serie. Hay dos formas de entrar en la historia: una creando una obra de arte, única, novedosa y estéticamente rompedora; o creando un producto tan entretenido que lo vea tanta gente como para que consiga ser un icono de una época. Strangers Things no será tan única como para hacer historia en la televisión pero sí proclive a quedarse en el imaginario colectivo como hicieron todos sus referentes, precisamente.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

‘El fin de la comedia’, Ignatius Farray y los límites de sí mismo

El Fin de la Comedia, producida por Comedy Central y Movistar+

Qué bien me lo he pasado con la segunda temporada de El fin de la Comedia. La serie protagonizada por Ignatius Farray y producida por Comedy Central han encontrado el apoyo de Movistar+. Tres años han pasado desde la primera y la espera ha merecido la pena. Saben a poco estos seis capítulos llenos de referencias, situaciones absurdas, colaboraciones y la particular visión de la vida de su protagonista. Necesitamos más series como estas en nuestro país.

En esta segunda temporada, Ignatius ha salido a flote y sus colaboraciones en televisión y radio son más habituales que sus actuaciones en bares. El diagnóstico de una enfermedad cardíaca le hace cambiar sus hábitos y su forma afrontar la vida, sin perder su cuota de egocentrismo ni su capacidad para crear situaciones incómodas por no callar a tiempo. Aquel tipo del “grito sordo” sin sentido del ridículo se ha convertido en Nacho, ya le conocemos, sabemos cuáles son sus gustos, aficiones, adicciones, etc. Se ha colado en nuestras vidas. En estos seis episodios conocemos a su madre, vuelve a su Canarias natal, busca nuevas vocaciones y él también se va descubriendo a sí mismo. Y nosotros le acompañamos en su viaje mientras nos desternillamos.

Ya lo hacía en la primera entrega, pero El fin de la comedia no hace ascos a ningún tema y si son controvertidos, menos aún. Ignatius explora los límites del humor constantemente, ya sea acompañando en la muerte a un anciano o sufriendo las consecuencias de un desafortunado comentario en la radio. El protagonista sigue haciendo hincapié en la masturbación, el porno y Richard Pryor como su figura divina a la que rezar cuando todo le sale mal. Un humor que puede incomodar a cierto tipo de público aunque no sea excesivamente subversivo ni escatológico, pero sí da que pensar al espectador.

Actores invitados

Ignatius está muy bien relacionado y lo demuestra la amplia nómina de cameos que consigue El fin de la comedia. La colaboración más importante es la de Joaquín Reyes en el segundo episodio, que goza de una trama propia divertidísima e inquietante a partes iguales. También hay que destacar los gags de Iñaki Gabilondo, Verónica Forqué y la aparición de una egocéntrica Natalia de Molina, que está brillante. Junto a ellos, también podemos ver a Buenafuente, David Broncano, Quequé, David Sainz, Ernesto Sevilla, Arkano o Juan Cavestany (quien prepara la serie Vergüenza en Movistar+) entre muchos otros.

El fin de la comedia, segunda temporada, en Movistar+ y Comedy Central

Referencias

El fin de la comedia se vuelve meta cuando se empieza a gestar El fin de la comedia dentro de la propia serie. Es muy divertido ver el rodaje de secuencias que vimos en la primera temporada sin saber que están rodando hasta que alguien dice ‘¡Corten!’. Además, como es habitual, son frecuentes las referencias a su alter ego “El loco de las coles” o a la canción “Hijo de puta”, que interpretaba Ernesto Sevilla en La Hora Chanante. No sabemos hasta qué punto el Ignatius de la ficción se parece al real, pero si son la mitad de parecidos debe ser todo un personaje.

El fin de la comedia es una de las mejores series españolas en la actualidad. Su duración, temática o género la sitúan en un escalón superior a lo que se hace en nuestro país, tan acostumbrado a un prime time demencial y a intentar contentar a todos los públicos a la vez. El único punto negativo para la serie es que no es del todo original y es prácticamente un remake de Louie, pero lo subsana porque está muy bien hecha, algo que tampoco es fácil en absoluto. Mi recomendación está hecha: no os podéis perder esta serie.

El fin de la comedia está disponible bajo demanda en Movistar+, tanto la primera como la segunda temporada.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Wayward Pines: el regreso innecesario de una serie muy adictiva

Wayward Pines regresa desde donde lo dejó

Esta noche a las 21.30h se estrena en FOX la segunda temporada de Wayward Pines, producida por M. Night Shymalan pensada para tener una sola temporada y que fue salvada de la quema meses después de haber sido cancelada oficialmente. Aunque su final fue satisfactorio, dentro de lo cabe, la cadena ha decidido continuar con ella a pesar de que parece del todo agotada.

La primera generación ha tomado el control de Wayward Pines tras el sacrificio de Ethan Burke (Matt Dillon), que salvó al pueblo in extremis de ser totalmente arrasado por los abbies. Su hijo Ben (Charlie Tahan) encabeza una sublevación que intenta democratizar en cierto modo el sistema de gobierno del pueblo, que se ha convertido en una dictadura. Con este caldo de cultivo, el Doctor Theodore Yedlin (Jason Patric, Jóvenes Ocultos) ha sido despertado para salvar la vida de Kate Hewson (Carla Gugino) y para recoger el testigo de Burke como protagonista de la serie. El médico será esencial para el pueblo pero no se quedará con los brazos cruzados y luchará por cambiar las cosas.

La segunda temporada de Wayward Pines nos presenta una continuación de la historia por donde se quedó, aunque pronto empieza a romper los lazos que la ataban con la anterior entrega, principalmente matando personajes a diestro y siniestro. Está bien hecho, porque ofrece una especie de epílogo mientras vamos conociendo a todos los nuevos, aunque también es cierto que da la sensación de estar cambiando piezas por otras exactamente iguales, lo que provoca que la trama permanezca inmóvil. Tenemos al héroe recién llegado que tendrá que descubrirlo todo y luchar contra las injusticias de un poder que entiende la supervivencia de un modo diferente al que tenemos en la actualidad.

Nuevo protagonista para la segunda temporada de Wayward Pines

En esta nueva entrega, sin embargo, vamos conociendo mejor a la llamada primera generación y a su autoproclamado líder Jason (Tom Stevens, Cedar Cove). Son los primeros que han crecido en Wayward Pines y en esta ocasión sí consiguen que empaticemos en cierto modo con ellos. Los chicos no conocen nada parecido a la democracia ni a la civilización sino que han sido educados con la doctrina del fundador Pilcher, quien cree que mantener el orden de forma coercitiva es lo mejor para la supervivencia. Explotar esa encrucijada entre entender que el mundo ha cambiado e intentar recuperar los valores que hicieron desaparecer la especie sería el movimiento más inteligente para la serie pero apuesto a que no profundizará en el tema. Por el contrario, esperamos muchos giros en el guión y una gran cantidad de muertes que importarán muy poco para acabar con un clímax similar al del año pasado.

En efecto, la segunda temporada de Wayward Pines era totalmente innecesaria y debería haberse quedado en miniserie ya que, sin gran parte de su notable reparto y despojados de todo el misterio que rodeó los primeros episodios, se convierte en algo prescindible. Para FOX puede ser un producto rentable porque incluso en verano consigue mantener unos índices de audiencia más que aceptables. Y para el espectador, una serie sin fundamento pero muy adictiva para las noches estivales. 

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Nos quitamos el sombrero ante la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo

Segunda temporada de El Ministerio del Tempo

Ahora sí que podemos dar por finalizada la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo, después de aquel caos que montó Televisión Española por no avisar con suficiente antelación del parón que estaba previamente planificado. Quedó dividida en dos partes claramente diferenciadas y ambas siguen manteniendo la misma esencia y entidad, lo que demuestra que ni siquiera un hecho tan crucial como el cambio de actor protagonista le afecta lo más mínimo. Y eso sólo es posible si estamos ante un producto especial.

Hugo Silva y su Pacino

El rodaje de Mar de Plástico se ha cruzado en medio de los planes de Javier Olivares y compañía, que han tenido que hacer malabares para que Rodolfo Sancho pudiera compaginar los dos trabajos. Y como los malabares, el resultado ha sido espectacular para el público pues se confió la difícil tarea de suplirle a Hugo Silva, un actor más conocido por gozar del favor del público (femenino) que por su talento. Sin embargo, él y su personaje Pacino han cerrado muchas bocas, las mismas que después pedían su continuidad. El actor ha aportado mucho humor a El Ministerio del Tiempo y varios de los episodios en los que apareció quedarán en nuestra retina para siempre.

La marcha (y regreso) de Rodolfo Sancho marcó la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo

Más humor, más emociones

La sensación que me queda después de haber visto la segunda temporada completa es que me lo he pasado mejor que la pasada, seguramente no sea así y sólo sea la percepción de lo que he tenido más cercano. Pero no recuerdo que la primera entrega me hiciera reír ni me emocionara tanto en momentos concretos (salvo la finale con Federico García Lorca, quizás lo más emotivo que haya hecho la serie hasta la fecha). Su vocación multigénero se ha agudizado, provocando muchos sentimientos en cada episodio. Los homenajes a personajes históricos como Cervantes, El Cid, Los Últimos de Filipinas, Houdini o La Vampira del Raval, por citar algunos han sido momentos mágicos y exquisitos.

Estructura dinámica

El Ministerio del Tiempo podría haberse acomodado en una estructura casi procedimental y ser prácticamente igual de buena, pero sus creadores han decidido hacer un producto más especial. Al igual que es una serie multigénero, sus episodios son diferentes entre sí y el espectador, que no sabe qué esperar, siempre sale sorprendido. Otra prueba más de que trabajando mucho se consiguen resultados aún mejores. Así, episodios como Un Virus de Otro Tiempo, Tiempo de Valientes o Hasta que el tiempo nos separe son claros ejemplos de episodios que cambian las reglas sin que la trama principal ni los personajes se resientan lo más mínimo, yo diría que todo lo contrario, los enriquece.

Secundarios e invitados

Los lunes se han convertido de alguna manera en el día en el que conocemos a un nuevo actor que no teníamos fichado o en el que alguno que ya conocíamos nos sorprende en un registro que no conocíamos. Un mérito, no sólo de casting, que hacen un trabajo encomiable, sino también de la dirección de actores, responsables de que algunos que creíamos malos en El Ministerio del Tiempo nos parezcan enormes. La serie de TVE es la mejor de nuestro país en esta faceta. Es injusto destacar unos nombres sobre otros, pero lo de Carlos Hipólito en el último episodio es un espectáculo. También han estado geniales Sergio Peris Mencheta, Pedro Alonso, Gary Piquer, María Rodríguez, Roberto Drago, María Álvarez y un largo etcétera. Muchos de ellos, se van sumando a la larga lista de secundarios de lujo que tan bien funcionan cuando se les necesita.

Uno de los episodios más divertidos de la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo

Factura técnica

Una de las grandes mejoras que ha implementado El Ministerio del Tiempo han sido los impresionantes efectos digitales, más si cabe cuando es conocido que el presupuesto de la serie es muy reducido. La optimización de recursos está claro que existe. Por otro lado, mientras toda la temporada pasada estuvo dirigida íntegramente por Marc Vigil, lo cual le dio una identidad innegable, en la segunda se ha optado por incluir varios directores, algunos de ellos de renombre, que han aportado su impronta personal y su ambición artística, razón principal por la que se ha dado este paso, mención aparte para Paco Plaza o Javier Ruiz Caldera. Como no sólo lo que se ve en pantalla es técnica y arte, sino también lo que hay detrás, Javier Olivares ha tenido apoyo externo en los guiones, como por ejemplo los célebres escritores de Ocho Apellidos Vascos, Borja Cobeaga y Diego San José, algo que refresca la serie indudablemente.

En líneas generales, la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo ha estado un peldaño por encima de la primera pues todo el complejo engranaje que nos presentaron en año pasado ha empezado a funcionar a toda velocidad y con total fiabilidad. Su trama temporal a veces hace aguas pero, ¿a quién le importa eso cuando nos están dando entretenimiento puro y duro al mismo tiempo que estamos aprendiendo y disfrutando con una obra de arte?

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

El Ministerio del Tiempo se gusta más en su segunda temporada

Hugo Silva en la Segunda Temporada de El Ministerio del Tiempo

La primera temporada de El Ministerio del Tiempo fascinó a todos los seriéfilos al mismo tiempo que se reencontraba con un público que ya no creía en la ficción española, o que nunca ha creído, como un público joven que nunca ha tenido unos referentes patrios tan poderosos como los que ofrece la serie de Javier Olivares y compañía. La segunda entrega confirma todo lo que vimos el año pasado pero, quizás siendo conscientes de su éxito, ahora se gusta más, se atreve más y nos hace disfrutar de lo lindo.

Los dos episodios emitidos hasta el momento han sido muy diferentes entre sí pero totalmente coherentes con el tono de El Ministerio del Tiempo. El primero se preocupó de contarnos lo que pasó después de la season finale, sobre todo con Julián e Irene, que quedaron en una situación muy delicada. También se centró en explicar la salida de Rodolfo Sancho (esperemos que momentánea) y lo hizo con una trama fantástica que nos regaló el cameo de David Sainz, que sirvió como catalizador para su personaje. El Cid fue el protagonista histórico del episodio, muy bien interpretado por Sergio Peris Mencheta, junto con el gran Ramón Langa, que volvía como Spínola. De él nacieron la mayoría de guiños y referencias a la cultura popular. Un gozo que nos mantuvo a todos a la caza del huevo de pascua.

El Cid El Ministerio del Tiempo

El segundo, sin embargo, ha cambiado de tercio para presentarnos a Pacino, el personaje que viene a cubrir el lugar Julián en el equipo, interpretado por Hugo Silva. Se trata de un policía de los años 80 que se salta las reglas siempre que lo considera oportuno si con ello consigue impartir justicia. La trama histórica nos introduce a un asesino de mujeres a lo largo de la historia y la comedia que presidió el primer capítulo se torna en oscuridad en el segundo gracias al personaje interpretado por Andrés Gertrúdix, un tipo frío que sufrió un grave trauma infantil que le ha convertido en lo que es.

La mezcla de géneros es una constante en El Ministerio del Tiempo, la responsable de tenernos siempre a flor de piel. Se nota que la serie está muy bien trabajada desde el principio, desde el esqueleto del guión y la definición de unos personajes que ofrecen una gran cantidad de matices, pero no sólo los principales, sino los secundarios y los episódicos, muy importante para una ficción que es prácticamente procedimental. Éstos secundarios y episódicos son los grandes atractivos semana a semana porque nos descubre a buenos actores, olvidados algunos y desconocidos otros. Siempre han estado ahí pero ahora están bien dirigidos, otra prueba fehaciente de que se hacen muy bien las cosas en todas las fases de la producción.

Foto de El Ministerio del Tiempo

El contenido transmedia que genera El Ministerio del Tiempo sigue siendo espectacular. Las apariciones de Javier Olivares, Marc Vigil o los protagonistas no han bajado el ritmo de la primera temporada y siguen dejándose ver en programas de televisión y en las redes sociales. Por otro lado, la sólida base de fans siguen alimentando a ese monstruo que es la ministeria mediante dibujos, animaciones y demás creaciones que jamás pensábamos que veríamos en España. Además, la audiencia está respondiendo y en las dos semanas que lleva en emisión la segunda temporada ha sido líder en el prime time con una media de 2.600.000 espectadores, algo que se le resistió el año pasado, pero aún así los visionados en streaming subirán muchos sus datos. Y lo mejor de todo es que nos queda la sensación de que estamos presenciando un producto cultural de primer nivel. Puro servicio público en Televisión Española.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Les Revenants volvió tres años después para buscar respuestas

Segunda temporada de la gran serie francesa

Tres largos años han tenido que pasar para que veamos la continuación de Les Revenants, una de las series más enigmáticas, cautivadoras y personales de los últimos años. La ficción de Canal+ Francia no ha perdido un ápice de su esencia y además de ser hipnótica también ha buscado respuestas a la trama que nos presentó en su primera temporada.

Aquella primera entrega nos sorprendió con un relato muy personal aderezado con una música crucial para transmitir la vocación existencialista de su creador Fabrice Gobert. Entonces lo más importante no era el porqué del retorno de los fallecidos al pueblo, sino analizar el impacto del acontecimiento en sus familiares que, para bien o para mal, ya habían pasado página. La atmósfera de Les Revenants es su punto fuerte, sin ella la serie francesa sería menos original, como su remake norteamericano The Returned.

En la segunda temporada, su creador ha seguido la misma línea pero además, se ha decidido a dar respuesta sobre el acontecimiento que ocurrió seis meses antes. Los resucitados no se fueron muy lejos, simplemente se refugiaron en el lado inaccesible del pueblo a la espera de saber qué hacer. La narración se ve apoyada por la presentación de nuevos personajes, que estuvieron presentes en la inundación que ocurrió 35 años antes, algo muy esclarecedor para conocer el pasado de muchos ellos.

El drama de Canal+ Series busca respuestas

La desventaja de concentrarse en el “qué” más que en el “cómo” es la pérdida de su fuerza filosófica en favor de las explicaciones que han llevado a los muertos a volver a la vida, por supuesto siempre a la manera de su creador, un tanto críptica pero siempre terriblemente bella. Por supuesto, la evolución lógica de Les Revenants tenía que ser ésta porque no podía entrar en un bucle existencialista del que no podría reponerse porque ya necesitábamos algunas respuestas.

Desde que aparece el logo de Canal+ Francia la piel se nos pone de gallina y eso es algo que Les Revenants y Fabrice Gobert se han ganado a pulso y no podemos decir que nos haya decepcionado tras tres largos años de espera. La segunda temporada nos ha abierto un camino nuevo y ha sentado las bases para una tercera con un final abierto pero que funciona perfectamente como final de serie.

Las dos temporadas de Les Revenants están disponibles en el catálogo de Movistar+.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.