Portada » Las escalofriantes aventuras de Sabrina

Etiqueta: Las escalofriantes aventuras de Sabrina

Cultura Seriéfila 2×05: ‘Hill House’, ‘Sabrina’ y más…

Octubre es sinónimo de multitud de estrenos de nuevas series. En el quinto episodio de la segunda temporada de Cultura Seriéfila Podcast analizamos todos y cada uno de ellos. Además, tendremos nuestras secciones Detrás de las risas y Diccionario Seriéfilo.

Seguir Leyendo

‘Élite’, la internacionalización y la identidad cultural de nuestras series

'Élite' ha sido el gran bombazo español tras 'La Casa de Papel'.

A estas alturas ya no nos quedan dudas de que Élite ha sido uno de los éxitos más importantes del otoño seriéfilo mundial. Los españoles, cainitas como ningún país en el mundo, siempre lanzamos piedras contra nuestra ficción, pero resulta que nuestras series y películas gustan a nivel global. Netflix se ha dado cuenta de ello, pues los datos que tienen deben revelarlo así, y no creo que sea simplemente algo puntual como La casa de Papel, debe ser algo generalizado. Entonces la pregunta es, ¿hacemos buena ficción o hemos aprendido a internacionalizar nuestros productos audiovisuales para que trasciendan más allá del mundo hispanohablante?

Internacionalización

Sabemos que Netflix suele dar a los creadores mucha libertad a la hora de escribir y rodar sus obras para la plataforma, sobre todo en el caso de grandes showrunners. Pero no me creo que en casos como el de Élite, no revise o supervise nada de lo que se está haciendo. Debe haber alguien encargado de que la serie, en este caso, contenga todos los ingredientes para que sea exportable, de la misma forma que los productos americanos. O puede que los productores ejecutivos hayan aprendido todas esas técnicas, que también es posible, porque son unos creadores de productos para adolescentes de eficacia probada.

Kiernan Shipka protagoniza 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina'.

En el caso de Élite, el tratamiento de temas universales está presente, como la homosexualidad, la opresión de los ricos hacia los pobres, la religión, etc. Algo que parece estar estandarizado en toda ficción producida por Netflix, como ejemplo muy reciente véase Las escalofriantes aventuras de Sabrina, donde también tenemos representación de todos los colectivos. Y eso es bueno, no me quejo. Pero también ganchos como el asesinato, o la narrativa al estilo Big Little Lies (que tampoco la inventó la serie de HBO, pero es el referente más cercano que tenemos). También las taquillas, el conducir a los dieciséis y la sensación de que aunque los pobres sean pobres, no lo son lo suficiente.

Industria vs. identidad cultural

Las manifestaciones artísticas y productos de entretenimiento son hijos de su tiempo y de su contexto, por tanto son cultura. Si un historiador se pone a ver cine clásico español, o americano, tiene una prueba fehaciente del tiempo en que están hechas, un objeto de estudio. Es por eso que si globalizamos las series, podemos perder identidad cultural. Si analizamos un poco Élite, hay pocos rasgos definitorios propiamente españoles, como por ejemplo la corrupción y las constructoras y lo que les rodea. Pero se quedan en pinceladas que dan muy poco trasfondo, podría ocurrir en cualquier país.

En cambio, esta internacionalización de nuestras series no hace sino desarrollar nuestra industria audiovisual en un momento en el que las plataformas y cadenas han aumentado significativamente su inversión en este tipo de productos audiovisuales. Y eso es bueno, maravilloso para la economía del país, para valorar a los guionistas y actores como se merecen, puesto que muchos de ellos estaban en el paro o cobrando salarios muy por debajo de su valía. Y por supuesto no tiene nada de malo que salgamos reforzados de este boom global de ficción.

'La casa de papel', una de las series más exitosas de Netflix

Entonces mi conclusión es que sí, vamos a producir muchas series en los próximos años que bien podría ser holandesas, británicas o americanas, pero eso repercutirá en la industria, además de que nuestros profesionales estarán mejor formados y recibirán mejores ofertas para dirigir o escribir ficciones a nivel internacional. Ya tenemos a alguno por allí pero podremos tener más. Y lo mejor de todo, la identidad cultural seguirá a salvo, porque no todo lo que se produzca será de consumo masivo y rápido, sino que también conseguiremos colar productos más artísticos como los que hace Movistar+ o los que puedan hacer en un futuro Amazon o HBO, que ya tienen series en producción. Y cuya vocación es priorizar la calidad a la cantidad. Por tanto, vaticino que todo esto será positivo y deberíamos estar contentos por ello.

‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’: la bruja adolescente milenial

En esta versión, se nos cuenta la vida de Sabrina Spellman, una niña “mestiza”, mitad mortal, mitad bruja, a punto de cumplir 16 años. Sabrina vive con sus tías Hilda y Zelda y con su primo, que son dueños de una funeraria. Ella va al colegio de Baxter High, en la que tiene una relación con Harvey. Su vida es la de cualquier adolescente, solo que tendrá que lidiar con el mismísimo demonio para proteger a su familia ¿Lo conseguirá?. Ahora, tenemos a una nueva Sabrina, totalmente alejada de la versión anterior, muy cómica y para mí, la verdad, olvidable. En la serie, vemos a una chica con conflictos propios de su edad, que disfruta de una preciosa historia de amor con Harvey Kinkle (Ross Lynch). Esta Sabrina, madura y empoderada, está orgullosa de lo que es, una mujer. En la serie tenemos la vida familiar de Sabrina: Zelda (Miranda Otto), regia y distante, Hilda Spellman (Lucy Davis) amable y un poco ingenua (o eso creemos), por último tenemos a Ambross (Chance Perdomo), el primo, que también vive en la Casa Spellman, trabaja como embalsamador en la funeraria. Ambross, es la persona que siempre ayuda a Sabrina, aunque tiene un lado morboso y travieso. Kiernan Shipka protagoniza 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina'. Entre el elenco adolescente de Baxter High, tenemos a Rosalind Walker (Jaz Sinclair) y Susie Putnam (Lachlan Watson). Rosalind es la chica atrevida y honesta, además de ser la mejor amiga de Sabrina. También tenemos a Susie, chica tímida, que sufre bullying y fundadora del club WICCA. En el lado oscuro, formado por el Padre Blackwood (Richard Coole) Sumo Sacerdote de la Iglesia de la Noche y decano de la Artes Oscuras y las “tres Hermanas Extrañas”, un trío de brujas adolescentes, que odian a Sabrina por ser medio mortal.

Esta nueva serie de Netflix, nos ofrece un muy buen producto para los adolescentes y para la gente que quiera disfrutar de una serie de terror y magia. Las Escalofriantes Aventuras de Sabrina nos muestra lo difícil que resulta compaginar la etapa juvenil con el descubrimiento de las artes mágicas.

Según los primeros episodios vistos, he disfrutado muchísimo y creo que logra el punto terrorífico con una historia de brujas, demonios, espíritus y de tíos buenorros. Lo que más me ha encantado es la familia Spellman y mi parte favorita cuando Sabrina conoce a Salem. Estamos con ganas de ver el resto de la temporada.

Me gustaría destacar la cabecera: escalofriante pero con morbo, con un estilo de novela gráfica, nos presentan a los personajes acompañado de una musica muy inquietante, pero no desagradable. En fin, que nos dan ganas de seguir disfrutando de su “opening”, uno de los grandes aciertos, tan evidente el toque adolescente que le ha otorgado el también creador del éxito de Riverdale.

Las Escalofriantes Aventuras de Sabrina está disponible desde hoy 26 de octubre en Netflix.