Portada » Final de serie

Etiqueta: Final de serie

Final de ‘The Leftovers’, la fe y la mentira

The Leftovers finaliza con un final satisfactorio

El viaje ha terminado. The Leftovers echó el cierre el pasado domingo con un episodio que sirve como epílogo principalmente para sus dos protagonistas, Kevin (Justin Theroux) y Nora (Carrie Coon), quienes cierran sus tramas de forma magistral. El drama filosófico y religioso de Lindelof y Perrotta ya avisó que no iba a dar respuestas sobre la “partida repentina”, pero nos da unas pinceladas que cierran el final más de lo que esperábamos. Sin más dilación, vamos a abordar el episodio El libro de Nora con todo lujo de spoilers.

El 14 de octubre de 2013 Damon Lindelof cerró su cuenta de Twitter, justo el día que se estrenaba The Leftovers. Después de varios años de reproches por parte de los fans de Perdidos, que no le perdonaron la falta de respuestas de su final, esta vez no iba a permitir que ocurriera lo mismo. También avisó de que no buscáramos respuestas a la desaparición del 2% de la población porque la serie no iba sobre eso. A cambio, nos ha regalado un viaje por el duelo, la fe y también la mentira. Uno que nos ha hecho llorar, sufrir y, sobre todo, plantearnos nuestra propia existencia.

Desde el principio, Lindelof y Perrotta han jugado con nosotros presentándonos situaciones inexplicables, milagrosas y viajes espirituales, para después bajarnos a la tierra y hacernos volver a nuestro agnosticismo. Y volvernos hacer creer, y volver a darnos una bofetada de realidad. Y así sucesivamente hasta llegar un final en el que no entendemos nada y lo entendemos todo. Y lo mejor de todo, cada uno cree entenderlo a su modo, así como cada uno llevamos el duelo a nuestra manera.

The Leftovers ha sido un viaje espiritual.

Curiosamente, The Leftovers ha sido una de las series sobre las que menos he teorizado. Simplemente me he puesto delante del televisor y me he dejado llevar por la experiencia. Pero el final sí me ha hecho pensar mucho, tanto por su significado independiente como la serie como conjunto. Si nos ponemos a analizar sucesos particulares, empiezan a salir contradicciones, cuando se analiza entera, todo se ve más claro. No voy a entrar en si Kevin moría cada vez que supone que lo hacía o en si Jarden era un pueblo milagro. Si algunos personajes eran capaces de obrar milagros o si Nora hizo ese viaje o no. Bueno, en eso sí que entraré después.

La fe

El pilar que sostiene toda la serie es la fe. La realidad que presenta The Leftovers me parece muy precisa y no distaría casi nada de lo que pasaría en la realidad si tal cosa sucediera. Imaginaos que todas las familias vivieran un drama como el que viven las familias de las personas desaparecidas. Éstas no consiguen descansar hasta que encuentran el cadáver de su ser querido a pesar de que saben que están muertos. Pero necesitan encontrarlos. Un duelo vivido de forma colectiva debe dar lugar a buscar respuestas globales. Si la Iglesia no las satisface, surgirán nuevos cultos. En definitiva, una nueva fe a la que aferrarse.

En la serie de HBO, Matt Jamison (Christopher Eccleston) es el máximo exponente de la fe, lógico si tenemos en cuenta que es sacerdote. Por eso me resulta tan interesante su viaje. Recordemos que al principio intenta salvar al cristianismo después de que los feligreses le dieran la espalda. En la segunda temporada, viaja a Jarden en busca del milagro divino, y lo encuentra cuando su mujer vuelve del estado en el que se encontraba y se queda embarazada. Pero aparece la historia de Kevin y lo etiqueta como un nuevo mesías que salvará al mundo de la inundación. Hasta el momento en el que conoce a “Dios” en el barco de la orgía, cuando pierde totalmente la fe en su religión. Desde entonces se olvida de Kevin y se centra en ayudar a su hermana, con quien conversa en el último episodio y le confiesa que tiene miedo de sobrevivir para dar sermones en los que ya no cree.

Los hermanos Jamison concluyen su viaje espiritual en The Leftovers

El caso de Kevin fue justamente el contrario. Su familia no perdió a ningún miembro, pero tras el evento, perdió a su mujer, que se dio de alta en los “Culpables Remanentes” y a su hijastro, que se unió a otro culto. Se quedaron él y su hija, con quien compartía el vacío de sus vidas. Sin embargo, sus delirios y sus crisis le van guiando hacia un camino metafísico que él no había buscado, hasta el punto de buscar su propia muerte para librarse de Patti Levin. Aunque al final, su redención fue darse cuenta de que amaba a Nora y que el fin del mundo era una invención de su padre y compañía.

La mentira

El otro gran eje de The Leftovers ha sido la mentira, pero sobre todo en el último episodio. Los personajes se han estado mintiendo durante buena parte de la serie a sí mismos. Han buscado consuelo donde no lo había y han despreciado a quienes tenían alrededor, cuando tenían que encontrarse a ellos mismos. Eso le pasa a Kevin en El hombre más poderoso del mundo (y su hermano gemelo idéntico), cuando se da cuenta de que sus metas grandilocuentes no eran lo importante, era hallar la felicidad que tenía con Nora y no lo sabía.

Nora es sin duda el personaje que más ha sufrido a lo largo de las tres temporadas de The Leftovers, desde que pagaba a gente para que le disparase hasta que el actor de Primos Lejanos le dice que se puede pasar al otro lado, donde estaban sus hijos. Al principio del episodio Nora le habla a cámara y le hacen repetir su declaración porque, según las científicas, está mintiendo. Después, Kevin se acerca a ella y finge haber perdido los recuerdos de ambos para empezar de cero con ella, lo cual me pareció muy romántico. Pero la necesidad de ser literal de Nora le hace confesar. Ella también le ha estado mintiendo durante al menos veinte años ocultándose en Australia.

Carrie Coon (Nora) es la protagonista absoluta del final de The Leftovers

Por último, Nora le cuenta que sí consiguió pasar a donde estaban sus hijos, pero decidió pasar página porque ellos lo habían hecho. Aquí es donde está la clave del final: ¿miente Nora o dice la verdad? Me encantaría creer que dice la verdad pero no lo creo. Primero porque nos deja claro al espectador que se arrepiente en el último instante, y segundo porque nadie en su sano juicio volvería después de haber vuelto a ver a sus hijos a pesar de que supiera que son felices sin ella. Nora oculta su cobardía y decide vivir toda su vida como una ermitaña.

Pero hay un dato importante en todo esto, Nora ha aceptado el hecho de que no volverá a estar con sus hijos. Tanto si su historia es cierta como si no, ha conseguido pasar página, sobre todo ahora que Kevin ha vuelto a su vida. Por tanto, si Nora miente o dice la verdad no importa en absoluto porque el resultado es el mismo. Los creadores han encontrado una “explicación” muy coherente y lógica del paradero del 2% de la población, como es una realidad alternativa. Si es que dice la verdad, claro.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

El final de The Good Wife fue agridulce e insuficiente

Final de The Good Wife

El pasado domingo finalizó en Estados Unidos (anoche en FoxLife) una de las mejores series de los últimos años, The Good Wife. Como ocurre con la mayoría de finales, éste ha decepcionado a muchos y ha gustado a otros tantos. El drama legal de CBS ha sido un referente del feminismo en televisión pero también una lección magistral de guión, por eso este final nos deja un sabor agridulce.

A partir de aquí hay detalles del último episodio de The Good Wife.

Empecemos por las cosas buenas que nos ha dejado el final de The Good Wife, que han sido pocas pero muy importantes. Lo mejor ha sido el regreso de Will Gardner en forma de subconsciente de Alicia, a quien parece recurrir para obtener las respuestas que necesita para ganar el juicio o para elegir con quién quedarse. La secuencia del beso en la cocina es la más emotiva del episodio y una merecida despedida para el personaje de Josh Charles, que murió de forma abrupta en la quinta temporada. La escena final también me ha parecido correcta de forma visual y dramática, es decir, me ha gustado el qué y el cómo pero no me ha convencido el por qué hemos llegado a ella. Ambas secuencias resumen y empaquetan la serie de forma correcta, pero un recorrido de siete temporadas merecía una episodio completo de cierre y no sólo pinceladas.

Josh Charles volvió en el final de The Good Wife

Empecemos a desgranar por qué pienso que el final de The Good Wife ha sido insuficiente. La última temporada, y en especial esta segunda parte, se ha dedicado a intentar emparejar a Alicia, un personaje que tras la muerte de Will había enterrado su romanticismo y había aprendido a no necesitar amar y ser amada, y a tener relaciones esporádicas sin expectativas como con Finn Polmar o Johnny Elfman. Siempre ha planeado la posibilidad de emparejarse y divorciarse de Peter, pero siempre como catalizador para una mayor independencia de la protagonista. Por tanto, no me parece correcto que la trama de Jason haya llegado a ser prácticamente central en la recta final de la temporada y la serie, por consiguiente.

Y no me parece correcto porque The Good Wife ha marcado un hito creando personajes femeninos poderosos, capaces de ser el motor de un drama legal, tradicionalmente gobernadas por los hombres. La independencia económica y sentimental, el poder, la inteligencia, e incluso la mala leche ha estado en posesión de las mujeres. La ambición de Alicia ha sido el motor de la serie, su evolución de ama de casa a socia de bufete y, quién sabe, si una política importante; por eso la escena final se desvirtúa cuando la bofetada no es más que la versión pija de los tirones de pelos de las adolescentes cuando se pelean por los hombres. En mi opinión, es Diane la que sale peor parada del conflicto porque da prioridad a la reputación de su marido a pesar de que está retirado y no debe importarle lo más mínimo, a la libertad de un cliente, aunque es cierto que Alicia, a sabiendas de que necesitaba la absolución de Peter para librarse de él para siempre, utiliza la carta de la aventura de Kurt con su alumna para desacreditarlo. Una decisión moralmente reprobable tomada para beneficiar a un cliente, pero movida por razones sentimentales.

El juicio al marido de Alicia marcó el final de The Good Wife

Desde el punto de vista narrativo, el último episodio no me ha parecido digno de ser el final de The Good Wife, principalmente porque desde siempre ha sabido dar giros asombrosos a los casos y resoluciones dramáticas muy poderosas. La resolución del caso de Peter me parece muy pobre, con giros y revelaciones superfluas que no han hecho más que perder el tiempo. De hecho, ni siquiera parece un cierre de un drama, no hay apenas sentimientos, no hay tensión y a muchos personajes no se les da un cierre digno, algunos ni aparecen. El tratamiento que se le ha dado a Cary o Diane ha sido indigno de ellos, la primera reducida a la bofetada y la aportación de Cary, convertido en profesor, ha sido introducida sólo para que apareciera Matt Czuchry. El juicio en el penúltimo capítulo, así como el anterior con la fiesta en casa de los Florrick me parecen interesantes para dar carpetazo a muchos personajes y acabar con la materia judicial, pero el último se merecía algo más.

La conclusión tras el final de The Good Wife es la de siempre, lo que importa es el camino y el camino de esta serie ha sido brillante, nos ha dado televisión de altísima calidad durante al menos cinco temporadas y destellos en las dos últimas, nos tenemos que quedar con eso. Pero también es verdad que hasta el último segundo todo es serie y los creadores Robert y Michelle King, que han hecho un trabajo impresionante, debieron esforzarse un poco más en esta recta final para redondear esta maravilla (in my opinion).

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Los 20 mejores personajes de The Good Wife

Los personajes de The Good Wife

Aprovechando el final de The Good Wife, cuyo balance haremos en unos días, vamos a repasar cuáles han sido los mejores personajes, uno de los mayores tesoros de este drama de CBS. Algunos fueron protagonistas absolutos, otros secundarios o episódicos de lujo que dejaron una tremenda huella más allá de los casos o de la trama principal. Éstos han sido los 20 mejores personajes, in my opinion:

20. Neil Gross (John Benjamin Hickey)

El fundador de Chunhum es el reflejo en la serie del estereotipo de joven genio tecnológico. Todos los casos en los que ha litigado han estado muy ligados a la realidad, como los coches autónomos, protección de datos, derecho al olvido, etc. Gross era arrogante, muy rico y un interesante creador de dilemas en el espectador.

19. Nancy Crozier (Mamie Gummer)

Al principio de la serie Nancy nos la coló a todos haciéndose pasar como una torpe abogada novata que no intentaba más que manipular a jurados y jueces. Más tarde, cuando ya no engañaba a nadie, se convirtió en una voraz defensora de grandes corporaciones. Su presencia en el episodio era un aliciente porque era difícil saber por dónde podía sorprendernos.

18. Patty Nyholm (Martha Plimpton)

La durísima abogada Patty no dudaba en utilizar cualquier artimaña para ganarse el favor de los jueces, incluso presentarse a los juicios con sus hijos. Pero también es un ejemplo de una mujer con éxito profesional que no piensa renunciar a su derecho a ser madre y lucha para conciliar trabajo y familia. También en este aspecto, los personajes de The Good Wife reflejaban la realidad social.

17. Ruth Eastman (Margo Martindale)

Personajes The Good Wife

Su presencia ha sido efímera y quizás esperábamos algo más de su personaje, pero cada vez que la señora Margo Martindale aparece en pantalla algo bueno hay que esperar. La directora de la última campaña de Peter Florrick demostró su valía a pesar de las emboscadas de Eli Gold y del resultado final. Me hubiera gustado verlos trabajar codo con codo porque hubieran sido un equipo indestructible.

16. Lemond Bishop (Mike Colter)

Como todo bufete de abogados, Lockhart & Gardner también tenía delincuentes en su cartera de clientes. Bishop era un mafioso que había conseguido tejer una telaraña de negocios legales que mejoraban su imagen de cara a la galería. Pero cuando las cosas se pusieron feas, y Kalinda lo sabe mejor que nadie, salía el asesino que había en su interior.

15. Jason Crouse (Jeffrey Dean Morgan)

El carisma de Jeffrey Dean Morgan le ha valido ser el interés amoroso más sólido de Alicia tras la muerte de Will Gardner. Muchos lo han intentado, pero ninguno ha tenido el encanto ni la presencia física como para enamorar a la protagonista de The Good Wife. No sabemos lo que nos deparará el último episodio pero tiene mérito haber llegado hasta el final en esa posición, aunque nos sigue pareciendo extraño que Negan en The Walking Dead pueda llegar a ser tan encantador.

Personajes The Good Wife

14. Howard Lyman (Jerry Adler)

El tiro les salió por la culata a los socios del bufete cuando decidieron darle poder al viejo Howard, casi retirado de la abogacía. Su desidia pone un contrapunto cómico a la solemnidad de los letrados que termina de explotar cuando se enamora de la suegra de Alicia Florrick.

13. Kurt McVeigh (Gary Cole)

El experto en balística al que solían recurrir los abogados de Lockhart & Gardner siempre llamó la atención del espectador por sus habilidades y rigurosidad, pero más aún cuando se casó con Diane, que lo aceptó a pesar de estar en sus antípodas ideológicas.

12. David Lee (Zach Grenier)

Si hay un personaje despiadado en The Good Wife, ése es David Lee, un estratega abogado matrimonial capaz de sacar dinero de debajo de las piedras. Un gran aliado cuando estaba del lado de los protagonistas y el peor de los villanos cuando los tenía enfrente.

11. Charles Abernathy (Denis O’Hare)

Es el único juez que está en la lista a pesar de que había algunos que podrían estar. Lo que hace especial a Abernathy es su concepción de la vida. Su progresismo y activismo era un plus para todos los casos en los que estaba envuelto aunque su imparcialidad siempre se imponía. La última vez que apareció, en el episodio del dron, dio una lección de legalidad mezclada con ideología.

10. Kalinda Sharma (Archie Panjabi)

Uno de los mejores personajes de The Good Wife

Lo siento por los seguidores de este personaje, sin duda ellos la habrán valorado mejor que yo. La mejor investigadora de la historia de Lockhart & Gardner no se llevaba bien con Julianna Margulies y desde muy pronto sus tramas quedaron totalmente separadas, momento a partir del cual la caída en picado de Kalinda es más que evidente hasta que al final no pintaba absolutamente nada. Me ponía muy nervioso sus intentos de seducción, no engañaba a nadie.

9. Cary Agos (Matt Czuchry)

Cary AgosEl más fiel compañero de Alicia, a veces fue su peor enemigo, ha sido un personaje muy importante en The Good Wife, pero da la sensación de que podría haber sido mejor. Cary nos ha enseñado el prototipo de abogado joven y ambicioso que acaba intoxicado por el sistema. Su marcha del bufete casi al final de la serie demuestra lo absorbente que puede ser esta profesión.

8. Lucca Quinn (Cush Jumbo)

Lucca QuinnLucca recoge el testigo de lo que debió ser Kalinda para Alicia durante toda la serie, su fiel amiga y un activo muy importante en los juicios, aunque ella era abogada. Sólo ha estado una temporada pero se ha ganado a los socios del bufete y también a los espectadores.

7. Colin Sweeney (Dylan Baker)

THE GOOD WIFEEl asesino más interesante de los últimos tiempos se ha comido la serie en los episodios que ha aparecido, que parecen muchos pero sólo han sido ocho. Su presencia siempre aportó mucho a The Good Wife, gracias a su catadura moral, su sarcasmo, inteligencia y su obsesión por Alicia.

6. Elsbeth Tascioni (Carrie Preston)

Elsbeth TascioniLa excéntrica Elsbeth Tascioni pone el contrapunto al mundo de la abogacía y, a pesar de su desorganización y la aparente despreocupación en sus casos, ha sido una de las mejores letradas de la serie. Debió ser la defensora de Peter al final, pero imagino que por problemas de agenda de Preston, recogió su testigo el señor Tascioni. Excéntrico también, pero no era lo mismo.

5. Louis Canning (Michael J. Fox)

Louis CanningComo es habitual, Michael J. Fox lo borda cuando aparece en una serie de televisión. Su enfermedad no le permite hacer todo tipo de papeles y en The Good Wife los guionistas han sabido explotarlo a las mil maravillas. El abogado Louis Canning no dudaba en usarla para generar compasión en el jurado y los jueces, siendo un lobo con piel de cordero, un papel que llevaba al extremo hasta el punto de tomar el pelo al espectador.

4. Will Gardner (Josh Charles)

Estaba destinado a ser el co protagonista de The Good Wife y uno de los mejores personajes pero al actorTHE GOOD WIFE Josh Charles le pudo el ritmo de trabajo de 22 episodios por temporada y Will acabó asesinado en el estrado. Su muerte fue una gran catarsis que hizo evolucionar a los protagonistas pero ejercía un contrapeso que no pudo ser compensado del todo desde entonces.

3. Diane Lockhart (Christine Baranski)

Uno de los personajes televisivos que más ha hecho por la imagen de la mujer en los últimos años. Feminista convencida, progresista y ambiciosa, ha sido la única que no ha visto su nombre borrado de la entrada del bufete. La mujer poderosa nunca ha estado mejor representada como en The Good Wife.

Mujeres poderosas en The Good Wife

2. Eli Gold (Alan Cumming)

Eli GoldMuchos de vosotros lo esperabais en el primer lugar. En efecto, Eli ha sido una de las grandes sorpresas que nos deja The Good Wife y digno merecedor de un spin off que no sabemos si saldrá adelante. El personaje de Alan Cumming ha ofrecido multitud de aristas y matices. Ha sido cómico, ambicioso, tramposo, tierno pero sobre todo, ha sido importante.

1. Alicia Florrick (Julianna Margulies)

Es la protagonista. Por ella pasaba todo el drama de la serie, era el epicentro de todas las tramas. Un personaje que ha ofrecido muchísimos matices y cuya evolución ha sido el mayor atractivo de The Good Wife. Su paso de la buena esposa del título hasta una abogada poderosa, ambiciosa y en ocasiones cínica nos ha tenido pegados al asiento durante siete años, y podrían haber sido más si la hubieran cuidado un poco más.

Alicia y Peter Florrick The Good Wife

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

El anuncio del final de The Good Wife nos provoca sentimientos encontrados

The Good Wife finalizará este año

El sentido del espectáculo de los americanos no tiene límites, ni siquiera a la hora de anunciar el final de una serie. La Superbowl fue el momento elegido por la CBS para emitir un spot en el que pone fecha de caducidad a una de las mejores ficciones de la televisión actual, The Good Wife, algo que todos esperábamos después de que el matrimonio King, y después Julianna Margulies, anunciaran que no estarían en una hipotética octava temporada. Una cancelación no suele ser una buena noticia pero en este caso, creo que todos sabemos que es mejor así.

Los creadores de The Good Wife, Michelle y Robert King, dijeron tiempo atrás que la historia de Alicia Florrick y compañía no daba para más de siete temporadas, un tiempo que se habían fijado como tope para un trabajo en el que han estado volcados durante muchos años. Eso, y que ya tienen otro proyecto desarrollado para CBS, Braindead, radicalmente opuesta, que verá la luz este mismo verano. En una entrevista, el matrimonio desveló que la decisión de la cadena honraba a la serie porque podría acabar como ellos tenían pensado.

En cuanto al regreso de personajes que salieron, como el de Kalinda (Archie Panjabi), los guionistas la descartan por completo, sin embargo sí veremos a otros como Robyn (Jess Weixler) o Kurt McVeigh (Gary Cole). Sobre el final han comentado que será inevitable y sorprendente al mismo tiempo, buscando uno de esos finales relevantes que son finales felices y tristes al mismo tiempo.

Mujeres poderosas en The Good Wife

Personalmente, la decisión de poner fin a The Good Wife por parte de la cadena y sus productores ejecutivos me parece muy acertada. Por un lado, la serie estaba dando síntomas de agotamiento desde la sexta temporada y nunca se ha llegado a reponer del todo de la salida de uno de sus personajes más importantes. Pero también es cierto que incluso en sus momentos más bajos, sus episodios brillan por encima de la media de sus competidores, y eso no es fácil. Por eso siempre digo que The Good Wife podría durar para siempre, porque no sólo es la trama de Alicia Florrick sino la cantidad de temas que puede tratar, sus ramificaciones políticas, judiciales, empresariales, raciales, sociales o el feminismo son un máster en funcionamiento del mundo en general y de Estados Unidos en particular.

Los guionistas nos sorprenden con casos y episodios que van tan de la mano con la actualidad que incluso parecen premonitorios, y lo hacen creando debate en boca de los personajes sin posicionarse de uno u otro lado y poniendo al espectador ante una disyuntiva que puede hacerle cambiar su perspectiva sobre el tema, haciéndonos sentir inteligentes. The Good Wife también nos ha demostrado que en una televisión generalista como CBS se pueden hacer productos de la misma (o mayor) calidad que en las cadenas de cable. En esta serie, la sutilidad y la inteligencia han sido las armas más importantes de sus guionistas, que nos han contado de todo sin desnudos ni tacos, y en veintitantos capítulos por temporada el desgaste ha sido mínimo. Por eso tenemos sentimientos encontrados, porque por un lado sabemos que las series deben tener un final digno, pero por otro sabemos que en realidad The Good Wife podría ser eterna. 

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

El final de Mad Men, Don Draper siempre vuelve

Don Draper medita para volver

Este artículo contiene spoilers sobre el final de Mad Men, si no lo has visto aún y sigues leyendo será bajo tu responsabilidad.

Los finales nunca dejan a todo el mundo satisfecho, creo que es una verdad asumida desde hace algún tiempo. Durante la semana pasada, ante el inminente final de Mad Men, se debatió mucho sobre el tema. Todos hemos teorizado un poco sobre cómo sería el cierre que Matthew Weiner nos tenía preparado pero los que veíamos la serie desde una perspectiva realista sabíamos que no sería catárquico ni sorprendente, pero sí coherente con su filosofía y la historia que quería contar.

Weiner nos ha engañado a todos haciéndonos pensar que Mad Men nos contaba la caída de Don Draper como hombre y como concepto, y que el final, redenciones aparte, nos los mostraría en su punto más bajo. pero esa última sonrisa nos recuerda todo lo que se ha dicho sobre él era cierto y que Don siempre vuelve. En ese momento recordamos que todas sus crisis existenciales han acabado de la misma forma, volviendo a ser quien era, un publicista, un mujeriego y un alcohólico. Don Draper nunca cambia, y eso es muy coherente con la idiosincrasia de la serie.

Esa sonrisa, ese anuncio de Coca Cola nos indica también que las despedidas que hemos visto previamente no son tales, pues Don volverá a Nueva York a trabajar junto a Peggy, verá a su hija o, al menos, hablará con ella por teléfono como siempre hace y, seguramente, despedirá a Betty como se merece. La conversación con su ex mujer es la más emotiva por razones obvias, sobre todo cuando deja de luchar y accede a respetar sus últimos deseos. Quien no está dispuesta es Sally, que vuelve a casa para cuidar de sus hermanos como su madre hizo cuando era pequeña. Otra vez se cierra el círculo. Personalmente me entristece que Sally no vuele más alto, la chica se merecía mucho más, quizás el viaje a Madrid hubiera sido un buen final para ella. Sólo espero que acabe casándose con Glenn cuando vuelva de la guerra.

Buen final para las mujeres de Mad Men

Dejando de lado a los Draper es hora de hablar de uno de los mejores personajes de Mad Men, Peggy Olson. Su final me resulta un poco inconsistente, pero lo acepto. Me había planteado un final en el que al fin encontrara a su media naranja, pero de la forma en que ocurre, aunque fue emotiva, es atropellada. A pesar de lo que digan por ahí, la tensión sexual y la química entre ella y Stan sí que ha existido pero empezó a ser tan obvia que parecía que este momento no llegaría nunca y su relación se convirtió en fraternal. Quizás debieron empezar a mostrarlo algunos capítulos antes. También es muy tierna su despedida de Pete Campbell, que parece haber encontrado la felicidad lejos de Manhattan y junto a Trudy.

Celebro, en contraposición, la ambición de Joan al renunciar a la cómoda vida que estaba dispuesta a emprender a cambio de un nuevo negocio. Está claro que mujeres como ella fueron las que empezaron a cambiar las cosas y a mí particularmente me emociona que haya acabado eligiendo su propio destino. También me pareció un magnífico cierre el que tuvo con Roger Sterling, que le dejó la herencia a su hijo, cerrando la brillante evolución de esta pareja a lo largo de toda la serie. Él, por su parte, acaba casado con una mujer madura, quién lo diría, cerrando la historia de un personaje genial.

Mad Men no termina con este Person to Person, termina la historia que Weiner nos ha querido contar. Los personajes seguirán viviendo sus vidas. Don volverá a irse algún día a reencontrarse a sí mismo, engañará a su próxima esposa, beberá, fumará y creará exitosas campañas publicitarias. Peggy volverá a obsesionarse con el trabajo y puede que lo suyo con Stan no salga bien. O puede que Sally sí consiga venir a España después de todo. Hay gente que no concibe una serie sin un final cerrado con sus personajes viviendo felices para siempre, pero esto es lo que hay, la mayoría de las veces las historias de ficción nos cuentan una parte de sus vidas. Recordemos que el cómo y el por qué son mucho más importantes que el qué. Y el final de Mad Men es casi perfecto.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.