Portada » Élite

Etiqueta: Élite

‘Élite’, la internacionalización y la identidad cultural de nuestras series

'Élite' ha sido el gran bombazo español tras 'La Casa de Papel'.

A estas alturas ya no nos quedan dudas de que Élite ha sido uno de los éxitos más importantes del otoño seriéfilo mundial. Los españoles, cainitas como ningún país en el mundo, siempre lanzamos piedras contra nuestra ficción, pero resulta que nuestras series y películas gustan a nivel global. Netflix se ha dado cuenta de ello, pues los datos que tienen deben revelarlo así, y no creo que sea simplemente algo puntual como La casa de Papel, debe ser algo generalizado. Entonces la pregunta es, ¿hacemos buena ficción o hemos aprendido a internacionalizar nuestros productos audiovisuales para que trasciendan más allá del mundo hispanohablante?

Internacionalización

Sabemos que Netflix suele dar a los creadores mucha libertad a la hora de escribir y rodar sus obras para la plataforma, sobre todo en el caso de grandes showrunners. Pero no me creo que en casos como el de Élite, no revise o supervise nada de lo que se está haciendo. Debe haber alguien encargado de que la serie, en este caso, contenga todos los ingredientes para que sea exportable, de la misma forma que los productos americanos. O puede que los productores ejecutivos hayan aprendido todas esas técnicas, que también es posible, porque son unos creadores de productos para adolescentes de eficacia probada.

Kiernan Shipka protagoniza 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina'.

En el caso de Élite, el tratamiento de temas universales está presente, como la homosexualidad, la opresión de los ricos hacia los pobres, la religión, etc. Algo que parece estar estandarizado en toda ficción producida por Netflix, como ejemplo muy reciente véase Las escalofriantes aventuras de Sabrina, donde también tenemos representación de todos los colectivos. Y eso es bueno, no me quejo. Pero también ganchos como el asesinato, o la narrativa al estilo Big Little Lies (que tampoco la inventó la serie de HBO, pero es el referente más cercano que tenemos). También las taquillas, el conducir a los dieciséis y la sensación de que aunque los pobres sean pobres, no lo son lo suficiente.

Industria vs. identidad cultural

Las manifestaciones artísticas y productos de entretenimiento son hijos de su tiempo y de su contexto, por tanto son cultura. Si un historiador se pone a ver cine clásico español, o americano, tiene una prueba fehaciente del tiempo en que están hechas, un objeto de estudio. Es por eso que si globalizamos las series, podemos perder identidad cultural. Si analizamos un poco Élite, hay pocos rasgos definitorios propiamente españoles, como por ejemplo la corrupción y las constructoras y lo que les rodea. Pero se quedan en pinceladas que dan muy poco trasfondo, podría ocurrir en cualquier país.

En cambio, esta internacionalización de nuestras series no hace sino desarrollar nuestra industria audiovisual en un momento en el que las plataformas y cadenas han aumentado significativamente su inversión en este tipo de productos audiovisuales. Y eso es bueno, maravilloso para la economía del país, para valorar a los guionistas y actores como se merecen, puesto que muchos de ellos estaban en el paro o cobrando salarios muy por debajo de su valía. Y por supuesto no tiene nada de malo que salgamos reforzados de este boom global de ficción.

'La casa de papel', una de las series más exitosas de Netflix

Entonces mi conclusión es que sí, vamos a producir muchas series en los próximos años que bien podría ser holandesas, británicas o americanas, pero eso repercutirá en la industria, además de que nuestros profesionales estarán mejor formados y recibirán mejores ofertas para dirigir o escribir ficciones a nivel internacional. Ya tenemos a alguno por allí pero podremos tener más. Y lo mejor de todo, la identidad cultural seguirá a salvo, porque no todo lo que se produzca será de consumo masivo y rápido, sino que también conseguiremos colar productos más artísticos como los que hace Movistar+ o los que puedan hacer en un futuro Amazon o HBO, que ya tienen series en producción. Y cuya vocación es priorizar la calidad a la cantidad. Por tanto, vaticino que todo esto será positivo y deberíamos estar contentos por ello.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

‘Élite’: el precio de ser joven sin límites

Élite es la segunda serie original española de Netflix

Netflix ha decidido ampliar su nicho de mercado para ofrecer productos para el segmento juvenil, ya lo ha intentado con películas y ahora con un nuevo producto: una serie en español. ¿Y cuál es la fórmula? Jóvenes que disfrutan con las juergas, el sexo y el cachondeo, en una comunidad rodeada de lujo y de dinero. Por lo que la plataforma ha decidido doblar la apuesta y estrenar Élite.

Esta serie, escrita y dirigida por Carlos Moreno y Dario Madrona y co dirigido por Ramón Salazar, (escritor de éxitos como A Tres Metros Sobre El Cielo y su secuela Tengo Ganas De Ti) y Dani de la Torre (creador del taquillazo El Mejor Verano De Mi Vida). Entre el plantel de actores, podemos destacar a: Jaime Lorente, Miguel Herrán y Maria Pedraza, que les pudimos ver en La Casa de Papel. Ahora vamos a centrarnos en esta serie, en la que los excesos y el lujo, aderezados con un asesinato, van cogidos de la mano.

La primera temporada, de ocho episodios, nos cuenta lo que sucede en un exclusivo colegio, Las Encinas, con la llegada de tres nuevos estudiantes de clase socioeconómica baja. Entre el variopinto alumnado, por supuesto veremos todos los estereotipos y clichés conocidos. Al inicio, ocurre un incidente y a partir de ese momento, tendremos que que averiguar qué ha sucedido realmente, acompañado de sorprendentes giros de los hechos, en cada episodio. En la serie vemos que se tocan temas relacionados con la xenofobia y religión, la diferencia de clases, la manipulación social y la falta de aceptación de uno mismo.

El elenco de 'Élite' será una de las claves de su éxito

Entre los personajes, tenemos a: Carla (Ester Espósito), una chica manipuladora que mantiene un triángulo amoroso con Polo (Álvaro Rico), un chico sin personalidad y muy maleable, cuyas madres llevan una empresa bodeguera y es influencer, y con Christian (Miguel Herrán), chico guaperas de barrio humilde, que utiliza su labia para tener lo que quiere.

Por otro lado, Omar (Omar Ayuso) y Nadia (Mina El Hammani), dos hermanos de religión musulmana. Omar es traficante de hachís, que oculta su homosexualidad, para no deshonrar a su familia. Está enamorado de Ander (Arón Piper), un chico que su padre quiere que sea “el mejor tenista del mundo”, aunque él no desea serlo. Además, Ander, también oculta su homosexualidad, por temor a que sus padres no lo acepten Nadia, por el contrario, es una chica inteligente que quiere ser una mujer independiente, a pesar de no querer tener ninguna relación con los pijos del colegio, se enamora de Gúzman (Miguel Bernadeu).

Y no dejemos atrás al personaje central de la historia, estamos hablando de Marina (María Pedraza), cuyo padre trabaja en una empresa constructora, que se enamora de Samuel (Itzan Escamilla). Marina es una chica incomprendida por su familia, un poco díscola y que oculta un secreto. Ella es la hermana pequeña de Guzmán (Miguel Bernadeu), el niño rico que castiga a los nuevos alumnos, porque un chico destrozó la vida de su hermana. Guzmán, al principio de la temporada está saliendo con Lucrecia (Danna Paola), una chica procedente de Venezuela, que quiere ser la mejor de la  clase y que humilla sistemáticamente a Nadia (Mina El Hammani).

La segunda serie española original de Netflix es 'Élite'

Samuel (Itzan Escamilla), el chico humilde, trabaja de camarero y vive con su madre Pilar, pero con la llegada de su hermano Nano, su vida se desequilibra. Nano (Jaime Lorente), que acaba de salir de la cárcel, quiere proteger a toda costa a su familia y no dejar que nada la destruya. Samuel se enamora perdidamente de Marina, queriendo conquistarla a toda costa. A primera vista, Élite puede pasar como otra serie más de instituto, con sus personajes estereotipados, pero aquí no es así, ya que le han dado a cada personaje unos atributos, que a lo largo de la temporada, entenderemos la toma de decisiones y el porqué de las consecuencias de sus acciones.

La nueva serie de Netflix nos ofrece una producto de rápido consumo y seguramente para muchos, fácilmente olvidable. La serie, es una mezcla entre las recordadas: Física y Química, por la relación entre los adolescentes y El Internado. Si buscáis cosas más profundas, es el sitio equivocado, pero sí queréis disfrutar de algo ligero, en la que ver fiestas adolescentes, sexo, lujo y desenfreno, ésta es vuestra serie.

Élite se estrena el próximo 5 de octubre en Netflix

Soy una persona inquieta con muchos sueños. presento los podcasts de Monográficos Mockingbird, El Desván de doc y sus critidoc, Eventos Mockingbird, Series Mockingbird y sus reviews  y  soy corresponsal en series reality.