Portada » Showrunners, entre el icono cultural y la herramienta de marketing

Showrunners, entre el icono cultural y la herramienta de marketing

Documental estrenado por Canal+ sobre la figura del showrunner

Vivimos en una sociedad individualista que trata de buscar nuevos iconos constantemente, sobre todo, y he aquí la paradoja, en trabajos eminentemente colectivos. Un líder, un guía, una superestrella sobre la que cargar el peso de una obra cultural o simplemente de todo un equipo de fútbol. En este sentido, me parece muy justo resaltar la figura del showrunner, el director de orquesta de toda maravilla seriéfila que nos siguen fascinando constantemente, un productor ejecutivo de toda la vida, sí, pero si nos fijamos en los títulos de crédito, hay unos cuantos, la diferencia es que controla todo el proceso de creación desde cero hasta el producto final.

El pasado miércoles pudimos ver en Canal+ el documental Showrunners, un proyecto que ha quedado un poco desfasado en el tiempo porque, desde que se rodó, muchos han aprendido de qué trata su figura y muchos de ellos hablan de series que han sido canceladas, han finalizado, o directamente han dimitido de su labor tras haber hablado maravillas en las entrevistas. A pesar de todo, creo que dibuja un escenario lo suficientemente claro como para que cualquier persona de a pie que se interese por las series de televisión, sepa de qué va su oficio y lo difícil que es llevarlo a cabo. Entre los entrevistados, tenemos personajes tan célebres como J.J Abrams, Damon Lindelof, Terence Winter, Kurt Sutter, Joss Whedon y muchos más que desgranan las luces y las sombras de su oficio.

Durante la hora y media que dura el documental, aprendemos muchas cosas sobre estos locos guionistas que acaban al frente de un proyecto y de un presupuesto que jamás pensaron que manejarían. También me llamó la atención la juventud de todos los showrunners, y poco después se apresuraron a aclarar que después de los cincuenta o eres muy rico o no tienes fuerzas para desempeñar un trabajo que te absorbe durante la mayoría de horas del día, algo habitual en los creadores, cuyas vidas personales suelen irse al garete si no se gestiona correctamente el tiempo, pero también todos los problemas de estrés que pueden sufrir por ser también productores, como recortes presupuestarios, imposiciones desde la cadena y, sobre todo, la dictadura de las cifras de audiencias, clave para la continuidad de todo proyecto.

Hart Hanson y su equipo de guionistas y productores

Nos ha quedado bastante claro que el showrunner es la figura esencial de toda serie de televisión, una (o más) persona sobre las que recae toda la responsabilidad del producto final, pero también la que compartirá adoración por parte de los fans y la crítica. Ha nacido una nueva estrella, un nuevo icono cultural que también se ha creado para hacer una ficción más vendible, ahora el típico “una serie de” cobra mucha más importancia quién la crea que según quién la protagoniza. Por tanto también se han convertido en una herramienta de marketing que asegura una cierta cantidad de público de calidad, muy importante hoy en día, y ya de paso meterse en el bolsillo a unos cuantos críticos.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *