Portada » Shadowhunters: otra saga literaria adolescente, más de lo mismo

Shadowhunters: otra saga literaria adolescente, más de lo mismo

La nueva serie de Freeform y Netflix

El año 2016 nos ha traído el cambio de nombre de la cadena ABC Family, la división juvenil de la gigante network, que ahora se llamará Freeform para adaptar su contenido a un público más adolescente que infantil. Su primera serie después del cambio ha sido Shadowhunters, otra serie basada en una saga literaria que además viene precedida de una película que fue un fracaso de taquilla, seguramente por su intención de competir con Crepúsculo, que no ha tenido rival en los últimos años. El resultado ha sido el esperado, ni más ni menos.

El episodio piloto nos presenta a Clary, una joven que descubre el día de su decimoctavo cumpleaños que procede de una estirpe de cazadores de demonios y que tendrá que unir sus fuerzas para encontrar a su madre raptada. Una sinopsis muy convencional que podría valer para la mayoría de las historias fantásticas que han encontrado acogida en la televisión. Adolescente se da cuenta de que posee un gran poder y tiene que superar diversas pruebas para lograr su objetivo, en este caso encontrar a su madre. Sota, caballo y rey.

Que hayamos visto millones de veces esta historia en el cine y en la televisión no es óbice para que no vuelva a triunfar porque su público se va renovando constantemente. Los adolescentes siempre van descubriendo referentes y Shadowhunters puede serlo sin ningún problema. Al igual que comentábamos en el artículo de Las Crónicas de Shannara, todos los ingredientes están presentes para que funcione aunque esta serie salga perdiendo en casi todas las comparaciones con respecto a la de MTV.

Katherine McNamara y compañía

A pesar de que sabemos lo que pretende ser, un producto dirigido a un target que no exige demasiado, creo que Shadowhunters no está bien ejecutada. A su episodio piloto le falta de todo, para empezar una estructura narrativa que enganche al espectador desde el principio, unos personajes que tengan algo especial, Clary, su amigo y compañía son calcados al del 99% de este tipo de series y por si fuera poco su final nos deja fríos y sin interés por saber qué va a ocurrir después, básicamente porque a grandes rasgos ya lo sabemos. Estéticamente tampoco aporta nada, no hay riesgo ni voluntad de querer hacer un producto más presentable.

En definitiva, Freeform ha creado un producto sin ningún tipo de pretensión, esperando que el público habitual de la cadena responda a la llamada simplemente por ser la serie que busca ser. Obviamente, desde un punto de vista adulto, Shadowhunters hace aguas por todas partes y no aporta nada al género, pero es que ni siquiera creo que esté siquiera entre las mejores opciones para los adolescentes, que tienen opciones más entretenidas y mejor ejecutadas. Dicho esto, la serie ha sido el mejor estreno en la historia del canal y la renovación para una segunda temporada está al caer.

Por último, hay que mencionar que Shadowhunters se ha convertido en la primera serie que Netflix España ha adquirido para emitir semana a semana, algo que se puede convertir en habitual en la plataforma, hasta ahora centrada en adquirir un catálogo de temporadas completas. Un movimiento muy importante del que tendremos que estar muy pendientes a partir de ahora.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

Compártelo |Share on Facebook8Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *