Portada » Los regresos innecesarios, no gracias

Los regresos innecesarios, no gracias

El último regreso inesperado

Hace poco comentábamos la noticia de que Expediente X volverá en 2016 como miniserie que aún no sabemos si cerrará su trama o no. Tampoco sabremos nunca si el final de cualquier serie es el definitivo pues ya no hay quien esté a salvo de la resurrección forzada. La última en la lista es digna de mención, Padres Forzosos (Full House), básicamente porque a nadie le importa que vuelva, era una comedia del montón y todos la habríamos olvidado totalmente si no fuera por los escándalos de las tróspidas gemelas Olsen. Sorprende que precisamente haya sido Netflix, una cadena, si se puede llamar así, que nos está mal acostumbrando a base de buenas series.

Me pregunto entonces cuál es el baremo para traer de vuelta a las series. Una buena base de fans parece ser un requisito imprescindible, pero en este caso creo que ni son tantos ni de tanta calidad. Ser una obra de culto debería serlo también por arriesgado que parezca, que se lo digan a David Lynch y su Twin Peaks, pero Padres Forzosos no lo es que yo sepa. Por último, se me ocurre que una buena razón para el regreso de una serie sería pensar que lo que ha generado grandes audiencias hace veinte años, podrá volver a movilizar a millones de personas. En este caso casi puedo llegar a comprenderlo aunque habría que echarle un vistazo al guión, pues la fórmula de las sitcom de los 90 es arcaica y sólo una temática fresca puede hacerla medianamente visible.

Traslademos esta ola de regresos innecesarios a España. ¿Qué serie os gustaría que volviera? Si lo piensas detenidamente, ninguna. Todas y cada una de ellas nos han dejado saciado para siglos. Nuestras cadenas se han encargado de extenuarnos con tanto relleno y alargamientos absurdos que no creo que haya nadie en su sano juicio que pida la vuelta de El Barco, Periodistas o Un Paso Adelanteaunque quizás no le haría ascos a Farmacia de Guardia Los ladrones van a La Oficina si algunas de sus estrellas no hubieran muerto ya. Estaría también interesante ver Médico de Familia en el siglo XXI, pero sus desayunos ya están demasiado desfasados y el personaje de Juani sería reprobado por la audiencia andaluza, pero el doctor Nacho Martín podría ser un antihéroe de los que tanto abundan hoy o el típico padre fracasado que vemos en las dramedias.

Todo esto resulta demasiado loco para una mente equilibrada, algo que no tenemos ni nosotros ni los directivos de las cadenas. Si un hipotético regreso de Médico de Familia nos daría vergüenza ajena, el de Padres Forzosos también. No se va a salvar por venir del otro lado del Atlántico. Que alguien pare esto de una vez.

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.