Portada » Las Crónicas de Shannara, un envoltorio de lujo para una serie insuficiente

Las Crónicas de Shannara, un envoltorio de lujo para una serie insuficiente

Póster promocional de Las Crónicas de Shannara

Después de unas navidades tranquilas, 2016 ha arrancado muy fuerte con el estreno de productos muy destacados, más que por su calidad, por sus altas probabilidades de éxito entre un público tan goloso como el adolescente. Una de ellas es Las Crónicas de Shannara, basada en una saga literaria escrita por Terry Brooks con millones de fans en todo el mundo.

Se trata de la gran apuesta de MTV para dar un giro a su ficción y la prueba es la ingente cantidad de dinero que han gastado en la producción de esta serie. Se nota y mucho que han puesto mucho empeño a nivel visual, sus efectos digitales están muy conseguidos y no tienen nada que envidiar a las superproducciones cinematográficas. Para colmo, se han ido a rodar a Nueva Zelanda con un reparto muy destacado e internacional, entre ellos John Rhys Davis, Gimly en El Señor de los Anillos, lo cual no es casual. La (ex)cadena musical ha buscado combinar la épica y las series adolescentes para crear un producto con el que su público habitual pierda la cabeza.

Del trío protagonista de Las Crónicas de Shannara se salvan las dos mujeres, Poppy Drayton e Ivana Baquero, que es la niña de El Laberinto del Fauno, más que por sus cualidades interpretativas, porque realmente están caracterizadas como personajes de fantasía. Su compañero masculino, Austin Butler, parece recién sacado del plató de Una vida inesperada y le han colocado un disfraz barato y unas orejas postizas. Cero carisma. Los secundarios mejoran un poco el panorama aunque ninguno destaque especialmente.

Poppy Drayton, Ivana Baquero y Austin Butler

El principal problema de Las Crónicas de Shannara no es el apartado estético ni el visual, está claro, es el propio contenido. A pesar de que el primer libro de Terry Brooks fue escrito en 1977, los personajes parecen sacado de una serie adolescente vulgar de Disney Channel y ni el maquillaje ni el vestuario pueden convencernos de lo contrario, probablemente porque no quieren desviarse mucho del estereotipo marcado. Sus creadores, Alfred Gough y Miles Millar (Smallville) tampoco son demasiado hábiles escribiendo guiones y diálogos, por lo que en este aspecto la serie parece de segunda fila, pero eso tampoco parece importarles.

MTV ha arriesgado mucho para crear su propia producción épica y en parte lo ha conseguido porque todos los ingredientes para gozar del favor del público teen están presentes: actores guapos, épica, tríos amorosos y lucha entre el bien y mal. Por otro lado, Las Crónicas de Shannara se preocupa más de contentar a su target que de conseguir un producto de calidad para todos, y es que hay veces que las cadenas olvidan que una buena serie es capaz de atraer a una audiencia potencial que seguro que haría mucho bien para su imagen.

Las Crónicas de Shannara se emite en el canal TNT todos los jueves a las 22.30h

El cine y las series de televisión son mi pasión, aunque la Edad de Oro de la pequeña pantalla me tiene conquistado del todo. En Cultura Seriéfila analizo toda ficción que lo merezca con una dosis muy alta de opinión. También me podéis leer en tvspoileralert.com. Y no olvidéis seguirme en las redes sociales.
Compártelo |Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *